Cómo ahorrar dinero en casa

Reduce tus facturas energéticas de forma fácil. A fin de año dispondrás de unos cuantos euros extra para hacer lo que quieras. Aquí te damos un montón de ideas para que tengas claro cómo ahorrar dinero en casa.

Cómo ahorrar dinero en casa

1. Ahorra en iluminación

Reducir al máximo el gasto eléctrico para iluminar es una forma sencilla de ahorrar dinero en casa. Lo primero es hacerse con bombillas leds o soluciones con leds integrados. Esta tecnología ha revolucionado el mundo de la iluminación: apenas consume y es muy duradera. Además, hay muchas opciones regulables en intensidad y color. Tienes lámparas muy decorativas, paneles grandes extraplanos con mando a distancia, regletas para la cocina… Lo que busques en iluminación, lo encuentras con esta tecnología ahorradora.

Para evitar dejarse las luces encendidas y malgastar la energía, tienes unos aliados muy interesantes:

  • Sensores de presencia. Hacen que la luz se encienda al detectar un cuerpo en movimiento y luego se apagan. Hay focos que lo llevan incorporado. Son muy útiles, por ejemplo en los lugares de paso o donde sueles transitar con las manos ocupadas: como pasillos, cocinas, garajes…
  • Temporizadores. Cuando pulsas el interruptor la luz permanece encendida durante un tiempo determinado y después de apaga automáticamente. Útiles en pasillos, escaleras, aseos…

Y un detalle: mantén limpias bombillas y focos. Si están sucias iluminan menos. Hazlo con un paño y un poco de alcohol.

Cómo ahorrar dinero en casa

2. Aprovecha la energía del sol en el jardín

Escoge soluciones solares para ahorrar en iluminación del jardín y alrededor de la casa: accesos, fachada, piscina… Hay luminarias solares de todo tipo, desde simples balizas que señalan un camino hasta potentes proyectores. Además, tienen una ventaja extra: la instalación es muy sencilla porque no necesitan conexión a la red eléctrica. Incluyen pequeños paneles fotovoltaicos que transforman la energía solar en electricidad. ¡Y gasto cero en tu factura eléctrica!

Además, muchas integran sensores de presencia o crepusculares. Los sensores crepusculares hacen que la luz se encienda automáticamente cuando oscurece y se apague cuando amanece.

Cómo ahorrar dinero en casa

3. Apúntate a la domótica para gastar menos

Una casa inteligente es la que incorpora la domótica para aumentar el confort, la seguridad y el ahorro. ¿En qué consiste? En la automatización de la iluminación, la calefacción y otros dispositivos. Tú los programas para que hagan lo que quieras cuando lo necesites. Y puedes controlarlos a distancia desde tu teléfono móvil. Por ejemplo: las persianas bajan automáticamente al anochecer y así se conserva mejor el calor en invierno, la cafetera se pone en marcha para que el café esté listo para el desayuno o el riego se activa justo cuando le hace falta a las plantas.

Si te preguntas cómo ahorrar dinero en casa, tener un hogar conectado es una de las mejores estrategias. La inversión inicial se amortiza con el tiempo porque permite ajustar al máximo en consumo. Se calcula, por ejemplo, que puedes ahorrar hasta un 30% de energía destinada a la calefacción y un 15% en la iluminación.

Tú decides qué sistemas quieres automatizar. Puedes comenzar con un enchufe inteligente, la iluminación del salón o las persianas. Vienen prácticos kits y soluciones que instalas y pones en marcha tú mismo. Y, cuando quieras, añades más dispositivos: así tu casa es cada vez más inteligente y más ahorradora.

Descubre en este vídeo cómo ahorrar dinero en casa con la domótica.

Aprende aquí cómo iniciarte en la domótica y hacer que tu casa se preocupe por ti.

Cómo ahorrar dinero en casa

4. Ahorra agua cada día

¿Sabías que un solo grifo que gotea puede perder más de 30 litros al día y aumentar la factura anual en un 5%? Para evitarlo revisa fugas en grifos e inodoros y repáralas. ¡Merece la pena!

Además, casi sin notarlo puedes ahorrar agua en casa. Así cuidas de este bien escaso y, de paso, gastas menos en tu factura. Asegúrate de tener:

  • Cisterna de doble descarga. Tienen dos pulsadores: uno de descarga parcial (aproximadamente 3 litros) y el otro de descarga total (unos 10 litros). Así solo utilizas el agua que necesitas. Otra opción son los pulsadores interrumpibles: detienes la salida de agua manualmente.
  • Grifos con aireadores. Mezclan el agua con aire: la sensación de cantidad es la misma pero, en realidad, gastas la mitad.
  • Grifos monomando. Controlas la temperatura (mezcla de agua caliente y fría) y la apertura con un mismo gesto. Así ahorras agua cada vez que abres el grifo.

Además, los grifos termostáticos de ducha también te permiten ahorrar. El agua sale directamente a la temperatura elegida, sin desperdiciar los primeros litros hasta que se calienta.

Cómo ahorrar dinero en casa

5. Gasta menos agua en el jardín

Puedes disfrutar al máximo de tu jardín o huerto y, a la vez, economizar:

  • Aprovecha el agua de lluvia. Hazte con un depósito para recoger el agua que cae por los canalones. Podrás utilizarla para regar, limpiar, llenar la cisterna del váter, etc. ¿Quieres instalarlo tú mismo? Sigue este paso a paso.
  • Instala un sistema de riego gota a gota. Es el método más eficiente porque suministra a cada planta el agua que necesita. Sin desperdiciar ni una gota. Además, favorece el desarrollo de la planta. Hay soluciones para grandes jardines, huertos o macetas. Puedes programarlo e irte de vacaciones tranquilamente. ¿Quieres saber más? Mira este consejo.

¿Más ideas para ahorrar agua en el jardín? No te pierdas este consejo. 

Cómo ahorrar dinero en casa

6. Incorpora pequeñas soluciones de aislamiento

Sencillas mejoras en el aislamiento pueden traducirse en ahorros económicos y energéticos de hasta un 30% en calefacción y aire acondicionado. Por eso una de las claves para ahorrar dinero en casa es contar con un buen aislamiento térmico. Un importante porcentaje de las pérdidas de calor o frío se produce a través de las ventanas. Instalar unas buenas ventanas es una de las mejores inversiones que puedes hacer: verás cómo se reduce la factura energética destinada a climatizar tu hogar.

Además, hay soluciones muy sencillas y económicas que dan excelentes resultados. Y puedes colocarlas tú mismo. Primero dedica un tiempo a detectar las corrientes de aire. Escoge un día de viento, enciende una vela y acércala a puertas, ventanas, conductos… Así sabrás por dónde se cuela el aire. A continuación, ponte manos a la obra:

  • Tapa las rendijas de puertas y ventanas con burletes.
  • Coloca bajopuertas para evitar que el aire entre por la rendija entre la puerta y el suelo.
  • Revisa los cajones de las persianas: tapa rendijas y coloca material aislante si no lo tienen. Vienen kits especiales, listos para instalar.
  • Tapa grietas, juntas u orificios con espuma de poliuretano. Tiene propiedades aislantes.

¿Quieres saber más? Aquí te contamos cómo elegir pequeñas soluciones de aislamiento.

¿Otra forma súper sencilla de mejorar el aislamiento? Coloca alfombras: son muy decorativas, hacen los ambientes más acogedores… ¡y te ayudan a ahorrar!

Cómo ahorrar dinero en casa

7. Regula tu sistema de calefacción

En invierno, un termostato es fundamental para regular la temperatura de tu sistema de calefacción, sea de gas o eléctrico. Esto es muy importante porque la calefacción supone casi el 50% del gasto energético total de una casa. Lo ideal es poder regular la calefacción en cada habitación según las necesidades.

Hay termostatos de distintos tipos: desde válvulas que se acoplan a cada radiador, hasta soluciones inteligentes que te permiten programar y controlar la temperatura a distancia, desde tu teléfono móvil. Y en tiempo real: si, por ejemplo, un día tienes previsto llegar más tarde del trabajo, puedes retrasar la subida de temperatura programada. Además, incluyen funciones muy prácticas, como el registro del gasto energético, la capacidad de aprender de tus hábitos para autoprogramarse o el sensor de apertura de ventanas (así no se desperdicia calor mientras se ventila la habitación).

En general, un termostato te permite ahorrar un 30% en el consumo energético destinado a la calefacción.

En cuanto a la temperatura, unos 20ºC de día (cuando estamos en casa) son suficientes para mantener el confort.

¿Quieres aprender más sobre termostatos y cronotermostatos? Mira este consejo.

Cómo ahorrar dinero en casa

8. Utiliza tus electrodomésticos de forma eficiente

A la hora de reemplazar tus electrodomésticos, busca los más eficientes. Fíjate en la etiqueta energética y elige los que sean clase A, A+ o superior. Además, escoge los de tamaño y prestaciones adecuados a tus necesidades. No compres más de lo que vayas a usar.

Además, hay una serie de trucos para ahorrar dinero al utilizar los electrodomésticos. Estos son algunos:

  • Horno. La mayoría de las veces, no hace falta precalentarlo. Ten en cuenta además el calor residual: apágalo antes de terminar el tiempo total de cocción. Y evita abrirlo innecesariamente: cada vez que lo haces se pierde un 20% del calor acumulado.
  • Nevera. Descongela el congelador antes de que la capa de hielo tenga 3 mm de espesor: ¡podrás ahorrar hasta el 30% de electricidad! Y un detalle importante: comprueba que las gomas de las puertas están en buenas condiciones, así cierran bien y no se escapa el frío.
  • Lavadora. Elige siempre que puedas programas Eco o de baja temperatura: un 80% de la energía que consumen se utiliza para calentar el agua. Si tienes una toma para agua caliente, hazte con una lavadora bitérmica y conéctala a esa toma. Para ahorrar agua y electricidad, ponla en marcha con cargas completas.
  • Lavavajillas. Prefiere los programas económicos que reaprovechan el calor de la fase de lavado para el aclarado o el secado. Esto es muy importante porque el 90% del consumo de estos electrodomésticos es para calentar el agua. Al igual que la lavadora, ponlo a funcionar cuando esté lleno. Y si tienes toma de agua caliente, escoge un lavavajillas bitérmico: puedes ahorrar un 25% de tiempo en el lavado y así disminuir el consumo energético.
Cómo ahorrar dinero en casa

9. Apaga lo que no uses

Televisores, impresoras, aires acondicionados… Muchos aparatos electrónicos y electrodomésticos tienen unas pequeñas lucecitas que quedan encendidas en stand-by (modo espera) cuando los apagas. Es decir: en realidad no los apagas completamente.

Para ahorrar hasta un 10% de tu consumo eléctrico, apágalos del todo. Si el enchufe queda a trasmano, hazte con una regleta con interruptor. Otra solución: un enchufe inteligente que puedes controlar con un mando a distancia.

Cómo ahorrar dinero en casa

10. Crea tu propio compost gratis

Recicla los restos del jardín y la cocina y fabrica un abono de calidad. Hojas secas, serrín de madera, cáscaras de huevo… Convierte estos desechos en ricos nutrientes para tus plantas. Así crecerán vigorosas y ahorrarás dinero en fertilizantes.

Para facilitarte la labor, puedes hacerte con compostador. Si tienes abundantes restos de poda, un triturador es un excelente complemento.

Aprende aquí como realizar tu propio compostaje.

Cómo ahorrar dinero en casa

11. Pásate a las renovables

Lleva las energías renovables a casa y consigue grandes ahorros. Además, contribuyes al cuidado del medio ambiente. Y pones tu granito de arena en la lucha contra el cambio climático.

  • Paneles fotovoltaicos. Genera tu propia electricidad con la energía solar. Puedes ahorrar hasta un 70% en tu factura de la luz. Recuerda que el impuesto al sol es cosa del pasado.
  • Paneles térmicos. Produce agua caliente para tu piscina o como apoyo a tu sistema de calefacción con la energía gratuita del sol. Y ahorra un 50% en tus facturas.
  • Equipos de aerotermia. Es lo último en renovables. Aprovechas la energía contenida en el aire exterior para producir agua caliente, calefacción y refrigeración para toda la casa. Ahorras hasta un 75% en tu consumo energético.
Cómo ahorrar dinero en casa