Cómo colgar ventiladores en diferentes tipos de techo

A la hora de colgar un ventilador hay que tener en cuenta siempre el tipo de techo en el que se va a fijar. Ocurre lo mismo cuando se quieren colgar lámparas de techo, por ejemplo.

Cómo colgar ventiladores en diferentes techos

Qué tipos de techo podemos encontrar

Los forjados son los elementos planos sobre los que se fijan los suelos. Por lo tanto, por una parte conformará el suelo y por la otra el techo, si es una planta alta o en edificio de varias plantas. Hay varios tipos de forjado, según la manera en la que se haya construido la casa.

Forjado de hormigón. Está construido con pilares de hormigón y acero o de ladrillo macizo a los que se fija el forjado de diferente grosor hecho en hormigón armado. El techo puede también estar sujeto entre muros de carga. En estos techos hay que utilizar tacos de expansión, que pueden ser de plástico o fibras, habitualmente nailon, pero lo más recomendable es emplear tacos metálicos de expansión. Constan de dos partes, del taco metálico que se expande en sí y de un tornillo con cabeza generalmente en forma hexagonal, que se enrosca al taco al mismo tiempo que sujeta el soporte del ventilador. O de una lámpara, si fuera el caso.

Cómo colgar ventiladores en diferentes techos

Si quieres saber más sobre cómo colgar ventiladores y otros objetos en techo de hormigón pincha aquí.

Forjado con bovedillas. Las bovedillas son piezas cerámicas o de hormigón en forma de pequeña bóveda por la parte superior y plana por la inferior. Los forjados con estas piezas están fijadas a los pilares o a los muros de carga, entre las que se encajan las diferentes bovedillas hasta completar el suelo. Por la parte superior, la que sería el suelo, las bovedillas se cubren de una capa de hormigón o de morteros y aislamientos. Y por la parte inferior, la equivalente al techo, se reviste de mortero y yeso. O se fijan a ellas falsos techos. Al ser un elemento hueco lo más apropiado para colgar ventiladores en este forjado es emplear tacos de vuelco de balancín de acero galvanizado.

Cómo colgar ventiladores en diferentes techos

Si tienes un techo de bovedilla cerámica y quieres colgar un ventilador, te recomendamos este artículo.

Falso techo. Se habla de falso techo cuando no es el techo en sí formado por el forjado. El falso techo está más bajo que el forjado y separado de él a una distancia indeterminada, según la altura de la estancia y cada construcción. El hueco del falso techo se aprovecha para ocultar tuberías de agua o tubos de iluminación. O para colocar aislamiento. El falso techo se forma con planchas de escayola, con paneles de cartón yeso o de fibra yeso. La escayola se fija al techo con pasta de escayola y esparto. Los paneles de fibra yeso y de cartón-yeso se fijan con perfiles metálicos que se colocan atornillados en el perímetro de las paredes y atornillados mediante varillas al forjado. En los falsos techos, al formar una estructura hueca, lo más recomendable es emplear tacos de vuelco de balancín de acero galvanizado o varilla roscada.

Cómo colgar ventiladores en diferentes techos

No te pierdas este paso a paso en el que te detallamos cómo instalar un ventilador en un falso techo.

Consejo: Antes de fijar un ventilador a un techo hay que asegurarse qué tipo de forjado tiene y su estado. Ha de estar en perfectas condiciones para el anclaje de los tacos y tornillos. En casos en que el estado del forjado no esté en condiciones óptimas, una solución puede ser la utilización de tacos químicos para atornillar sobre ellos el soporte de los ventiladores.

Cómo colgar ventiladores en diferentes techos