Cocinas alargadas a la última en tendencias

La cocina es hoy en día el corazón del hogar, ese espacio de la casa donde compartes tantos momentos con los tuyos. Si te apetece renovar su decoración y transformar sus metros en un lugar contemporáneo donde hacer más vida, hay infinidad de ideas que te permitirán triunfar sin que su forma alargada importe.

Cocinas pequeñas alargadas llenas de encanto

Está claro que la forma o planta de una cocina importa y determina lo que mejor le va y lo que no desde el punto de vista decorativo, el tipo de mobiliario y su paleta cromática. Si la tuya entra en la categoría de las cocinas pequeñas y alargadas, atrévete a transformarla en un espacio integrado; una de las soluciones de interiorismo doméstico actuales que cada vez tiene más adeptos. Sobre todo si la habitación contigua es el salón o una zona de comedor bañada por una luz natural envidiable que varía de intensidad según el momento del día. Totalmente abierta a la estancia contigua, sin tabique de por medio, ya no parecerá la misma, se volverá mucho más personal y sentirás una agradable sensación de libertad visual. Busca un hilo conductor entre los espacios comunicados y todo será armonía: los mismos materiales, acabados que convivan bien… y un telón de fondo  a base de colores claros y luminosos. 

Cómo decorar cocinas alargadas y triunfar

Para optimizar los metros de las cocinas pequeñas que además son alargadas, nada como disponer los muebles exclusivamente en una de sus paredes. ¿Es el retrato de la tuya? Plantéate redistribuir el mobiliario y concentrar la zona de trabajo y de lavado en el tabique más libre de elementos arquitectónicos. Parecerá más despejada, podrás moverte mejor de un extremo a otro y es una ocasión fantástica para aprovechar toda la altura vertical como rincones de almacenaje. De este modo podrás dar un toque decó muy actual a la pared desnuda. Ahora lo que lleva es crear superficies ricas en texturas y matices y hay numerosas opciones para lograrlo, desde una pintura decorativa con efectos a los revestimientos que imitan el aspecto de materiales naturales y van acabados con pequeños relieve. Verás que sensación tan agradable al tocarla y al mirarla.

Cómo decorar cocinas alargadas y triunfar

El secreto de las cocinas alargadas con isla

Siempre has querido tener un mueble exento en tu cocina, pero no te atreves a dar el paso por su forma especialmente rectangular. Como esos modelos que ves en tus revistas especializadas y en los blogs donde te pones al día. Son un plus indudable para hacer más vida en la estancia e incluso valen para desayunar y hacer comidas rápidas si las equipas adecuadamente. O cocinar y fregar si decides instalar en la isla el fregadero y la zona de cocción. Estéticamente estos elementos cautivan a la primera: compactos, ligeros con tableros de maderas de aire rústico o con revestimientos cerámicos, más minimalistas en su diseño. Aunque lo normal es ubicarlos en el centro de la  habitación, existen alternativas igual de funcionales y bonitas para no renunciar a esta solución tan tentadora. La clave en las cocinas alargadas con isla es optar por una colocación discreta, alineada en una pared y de  tamaño mediano. Así tu pieza no ocupará demasiado, ni física ni visualmente. 

Cómo decorar cocinas alargadas y triunfar

Convierte la isla en un punto de reunión imprescindible con una zona de barra si tienes espacio suficiente, bastará con prolongar su encimera unos 25 cm y elevar su altura a 110 cm para sentarte cómodamente. Unos taburetes altos y a tu gusto y listo para estrenar este aliado que hará de tu cocina un lugar más vivido y muy de hoy.

Cocinas alargadas modernas para enamorarse

Las cocinas alargadas también pueden ser espacios súper actuales, con un concepto doméstico contemporáneo: estancias versátiles y con un gran sentido de la funcionalidad, pensadas para compartir y realizar diferentes actividades a lo largo del día. Consultar recetas en internet antes de ponerte a cocinar, leer el periódico mientras desayunas, organizar una reunión informal con los amigos, mirar tus redes sociales, etc.

Cómo decorar cocinas alargadas y triunfar

Su forma rectangular permite crear diseños bien equipados en las paredes más grandes y a la vez desplegar un estilo muy definido. Marcadamente urbanas, inspiradas en el campo, con un look minimalista o un inconfundible sello industrial. Son muchos los estilos que se pueden elegir para la mayoría de las cocinas alargadas modernas. Imagínate en una de ellas y a continuación apuesta por esos muebles, materiales y colores apropiados para hacerla realidad. Lo ideal es que pienses en un mobiliario de líneas rectas, a base de armarios altos y bajos de frentes limpios y diseños ergonómicos. Hay versiones que pueden quedar suspendidas en el aire y muebles bajos de mayor altura a la convencional si buscas ganar en capacidad de almacenaje. En madera maciza, laminada, o de suaves lacados que aportará un toque exclusivo al ambiente, dan un gran juego para crear originales composiciones. Además, las cocinas alargadas modernas pueden tener una innegable personalidad solo con acentuar sus detalles, plantear distribuciones innovadoras, hacer apuestas cromáticas de plena actualidad y dotarlas de soluciones de iluminación con tecnología LED puntera. Un buen inicio es colocar frentes que la darán un cierto aire de cocina profesional, a base de hornos en altura, o teñir sus paredes con mezclas que alternan colores fríos con otros más terrenales. Adiós definitivamente a la uniformidad decorativa. Hay muchos dúos sugerentes: diseños en blanco y tonos arcilla, negros acompañados de gris piedra, marrones intensos con marfiles… Todos logran dar mayor identidad al espacio.

Cocinas alargadas blancas: todo armonía

El blanco es un imprescindible en decoración, un valioso aliado para ganar amplitud visualmente y generar en las estancias una envidiable armonía. Así son las cocinas alargadas blancas, estancias que destacan por sus atmósferas resplandecientes y una fantástica sensación de luminosidad gracias a este tono protagonista, el rey del mobiliario y puede que de suelos, techos y paredes. Anímate a tener la tuya propia si es tu color decorativo por excelencia. No solo parecerá más amplia, alegre y despejada a pesar de ser rectangular, también podrá tener un encanto especial si introduces algunos acabados y efectos que contrarresten esa cierta frialdad. Una encimera de madera maciza, o laminada con aspecto piedra, mármol o granito será tu gran aliada para bañar tu ambiente de naturalidad y calidez.  O si prefieres de colores refrescantes, como el coral. Y por último, no olvides esos detalles actuales que enriquecerán su imagen con facilidad, como unos tiradores en acero mate, algún frente de armario de cristal y una grifería muy muy evocadora, ¿Qué tal las de caño alto en cobre mate?

Cómo decorar cocinas alargadas y triunfar