Todas las claves para decorar el salón con plantas y acertar de pleno

Incluir algunas plantas en la decoración del salón te ayuda a darle al espacio un aire muy natural y auténtico. Es una idea perfecta para refrescar el ambiente, de una forma sencilla y sin apenas esfuerzo. Descubre cómo conseguirlo.

¿Conoces las ventajas de decorar con plantas? Es increíble la cantidad de beneficios interesantes que pueden traer a tu vida. Purifican el aire de tu casa y transmiten sensación de frescor y naturalidad. Y aunque son geniales en toda la casa, incluso en el cuarto de baño y el dormitorio (no hagas caso a las afirmaciones que dicen que no deben tenerse plantas allí porque te roban el oxígeno; es un mito), el salón es el lugar perfecto para exhibirlas: además de alegrar tu día a día te ayudarán a darle un punto muy atractivo al interiorismo.

En cuanto a tu propio bienestar, los expertos aseguran que las plantas son capaces de crear un ambiente relajante que te ayudará a calmar el estrés, si es que lo sufres. Y que, además, tienen un efecto muy positivo en nuestro estado de ánimo, puesto que son un reflejo auténtico de pura vida. ¡Un gran regalo para cuerpo y mente!

Crear ambiente decorando el salón con plantas sin flores

Hay una gran variedad de formas de incluir las plantas en el interiorismo del salón. El espacio gana muchísimo gracias a su toque vegetal, pero hay que hacerlo con coherencia. Puedes optar por colocar variedades de diferentes tamaños para crear un rincón natural de lo más atractivo. 

En cuanto al color resulta especialmente sugerente elegir especies sin flores. No hace falta que tus plantas derrochen colores para ser espectaculares. De hecho, colocar ejemplares de hoja verde junto a muebles de madera clara o blancos es una combinación muy especial que nos encanta.

Cómo decorar el salón con plantas

Elige el lugar perfecto para tus plantas

¿Sabías que la ubicación de tus plantas es un factor importante a tener en cuenta? Y no solo para lograr un efecto más decorativo, sino también para que su desarrollo sea óptimo. Recuerda que las especies naturales necesitan fundamentalmente agua y sol para sobrevivir, por lo que un buen lugar para ponerlas es cerca de un ventanal, donde reciban la mayor cantidad posible de luz diurna. En cualquier caso, trata a cada planta como se merece e intenta darle los cuidados específicos que necesita. No todas son iguales ni les gustan las mismas cosas.

Lo mejor es que optes por variedades que no sean demasiado delicadas ni requieran muchos cuidados. Quizás no puedas dárselos siempre y al final estarán pobres, poco o nada esplendorosas. Es mucho más recomendable elegir plantas todoterreno, que tengan un mantenimiento sencillo y que puedan crecer con fuerza en cualquier entorno.

Cómo decorar el salón con plantas

Crear una composición natural con plantas en el salón

Cuando ya sepas qué tipo de plantas son las mejores para tu casa y cuántas quieres tener, habrá llegado el momento de crear un rincón especial con ellas. Resulta muy interesante ponerlas en diferentes alturas, colocando algunas en el suelo y otras en taburetes u otro tipo de soportes. La clave está en jugar con las alturas, creando una composición escalonada con los ejemplares más grandes detrás y los pequeños delante. 

También quedan genial repartidas en los estantes de una librería, colocadas en baldas voladas, o en la parte superior de una vitrina. Incluso colgarlas del techo puede ser una buena idea. Como ves, son muchas las formas que tenemos para exhibir las plantas y lograr un efecto de lo más decorativo.

Cómo decorar el salón con plantas

Deja que la esencia vegetal domine la decoración de tu salón

Si el mundo vegetal es uno de tus universos favoritos y el verde es tu color, seguro que te encantará decorar el salón con una de las tendencias más frescas y actuales: la de incluir una nota verde en distintos soportes y en diferentes versiones para lograr un espacio de lo más bucólico y especial. Para empezar puedes elegir para una de las paredes un papel pintado con motivos vegetales, y combinarlo con pintura verde en el resto de las superficies. Apuesta por los estampados florales para los textiles, o por motivos con hojas. Cuelga en las paredes algunas láminas enmarcadas de botánica o de motivos tropicales, y completa el conjunto con las plantas que más te gusten. ¡Te encantará el resultado!

Cómo decorar el salón con plantas