Ideas para decorar un salón en verde 

Según la psicología del color, el verde es relajante y refrescante. Está relacionado con todo lo natural y cuando lo observamos y nos rodeamos de él produce serenidad y armonía. Con esta carta de presentación es normal que los salones verdes sean deseados en decoración. En 2017 el Greenery, un verde vivo, fue precisamente color del año y aún se mantiene la tendencia presente en interiorismo. En este artículo nos centramos en cómo decorar un salón en color verde, en cualquier tonalidad para que veas cómo varía el efecto según sea más o menos brillante o intenso.

Cómo decorar un salón verde

Recuerda que para lograr un equilibrio en decoración debes pensar en tres colores como máximo para decorar un espacio y mezclarlos en diferentes intensidades entre ellos. Debe haber un color predominante. Por ejemplo, la regla del 60/30/10 implica que el 60% de la estancia debe ocuparlo el color predominante o principal, el 30% el color secundario y el 10% un color de acento que se usa en pequeños detalles. Con esta idea puedes llevar el verde a tu salón en el porcentaje que desees y siempre será un salón verde.

Cómo decorar un salón verde

Salón verde: qué tono de color usar y cómo combinarlo

Verde pino, hierba, oliva, lima, menta, botella, aguamarina… Emplear el color verde en decoración puede crear diferentes opciones y matices decorativos, siempre con esa sensación de frescura. Los verdes vivos son aún más refrescantes, dinámicos, alegres, divertidos… perfectos para un salón de juegos infantiles o para el salón del día a día si quieres que se sienta positivo y vivo. Combinan con cualquier color: con los más fuertes también en un efecto de locura y contraste y con los neutros para cederle protagonismo y rebajar el impacto de toda la estancia.

Cómo decorar un salón verde

Los más oscuros son extra elegantes, mucho más sobrios, pero también sofisticados. Si es el efecto que quieres lograr para tu salón verde, opta por uno de ellos. Éstos combinan perfectamente con tonos metalizados que aportan brillo. Usados en mayor medida, cuando predominan en la estancia, los metalizados y tonos arenas, aportarán luz sin restar elegancia. Si solo son pinceladas de verde intenso, la base puede ser neutra o gris y lograrás un efecto más tradicional o contemporáneo.

Los tonos medios, suaves, verde pastel, por ejemplo, son relajantes y aportan el matiz del color casi de manera discreta. Se nota su presencia sin destacar en exceso. Son tonos que encajan en todos los estilos porque en función de la línea del mobiliario y de otros colores que elijas conseguirás marcar un estilo u otro.

Cómo decorar un salón verde

¿Dónde incorporo el color verde en mi salón?

Los salones verdes tienen la posibilidad de incorporar el color en diferentes elementos, todos con éxito, en mayor o menor medida. Recuerda que en cuanto a pinturas, en LEROY MERLIN tienes una amplia gama de colores hechos entre los que elegir. 

En textiles. Siempre es un buen recurso. Son pinceladas de color que te ayudan a decorar un salón verde sin modificar apenas muebles o tonos de paredes que ya tengas. Escoge cortinas, cojines o una alfombra (en LEROY MERLIN las tienes de diferentes materiales que aportarán color verde).

Cómo decorar un salón verde

Pintura en las paredes de un salón verde. Puedes incorporar el color en un único frente o en varios. También es una buena opción usarlo para delimitar espacios como salón y comedor.

Cómo decorar un salón verde

Papel pintado. Aquí encontrarás un buen filón para decorar un salón verde. Con motivos más o menos marcados, pero en muchas tonalidades que te permitirán introducir el color de manera predominante o más integrado con otros tonos. El efecto cambia de más luminoso y vivo a sosegado según la intensidad del verde. ¡Mira!

Cómo decorar un salón verde

En complementos decorativos, como una lámpara, jarrones, láminas que pongan color…

¡No te olvides de las plantas! Son otro buen recurso decorativo para decorar un salón verde. Combina su color natural con alguna otra nota en una alfombra o cojín y lograrás el efecto verde con pinceladas.

Un mueble o varios. Según tu grado de atrevimiento puedes decorar con muebles en color verde, pintados o en laca. Combinan genial con madera y con muebles en color blanco. De hecho, cederás todo el protagonismo a un mueble si lo destacas con color y resultará muy personal. Harás el salón verde único. Pero también con una butaca o sofá tapizado en verde.

Cómo decorar un salón verde

Combinaciones de colores que funcionan en un salón verde

El verde es un color que tiene muchos “amigos” cromáticos: con rosa se lleva bien, pero también con gris, arena, marrón, amarillo, azul… Evita la mezcla verde y rojo, aunque sí encaja en una combinación más equilibrada para decorar con tonos anaranjados y calderas. Y los morados también son una opción. ¡Blanco, por supuesto! Como ves… no te deben preocupar demasiado los colores con los que combinar en un salón verde.

Cómo decorar un salón verde

Verde y tonos neutros. Estos últimos le dan luminosidad. Ceden el protagonismo al verde y equilibran todo el conjunto. Este salón verde usa el color en una pared, en las láminas que la decoran y en alguna pincelada más discreta que aporta el estampado de las cortinas y de algunos cojines. Las plantas no faltan. Combinado con madera y blanco, este salón verde de estilo actual, con cierta inspiración nórdica, invita a disfrutar con calma del tiempo en él.

Cómo decorar un salón verde

Verde aguamarina y amarillo. El amarillo pone dinamismo y luminosidad. Con un verde azulado y un amarillo mostaza la decoración será más elegante. Con un verde aguamarina y un amarillo limón, ¡pura vitalidad!

Cómo decorar un salón verde

Con gris y en pequeñas dosis. Este salón usa el verde de manera muy discreta, algunas pinceladas en los cojines, láminas y plantas. Una buena manera de incorporarlo manteniendo una base neutra. Así cuando te canses, solo tendrás que renovar algunos accesorios y estrenar imagen.

Cómo decorar un salón verde

Verde ácido y blanco. Para los salones más actuales es una mezcla que no pasa inadvertida.

Cómo decorar un salón verde

Verde y rosa. Es una combinación que funciona, una de esas parejas de colores que encajan. En cualquier tonalidad e intensidad tanto del verde como del rosa.

Cómo decorar un salón verde

Fíjate sino en cómo cambia el estilo del salón verde anterior con un papel en este color, una mesa auxiliar en verde botella y un sofá en azul verdoso a este otro donde el sofá es el protagonista con una tapicería en verde botella combinado con rosa más intenso. Los detalles en dorado no pueden quedar mejor.

Cómo decorar un salón verde

Verde y madera natural. Con muchos tonos neutros (beis y arenas suaves). ¿Sabes lo que es la slow deco? Esa que invita a dejar las prisas al entrar a casa y rodearte de calma y espacios naturales, vinculados a la naturaleza. Pues este salón verde es de esos. Madera natural, en tonos claros, beis, verde y fibras naturales.

Cómo decorar un salón verde

Verde y naranja. Otra mezcla repleta de fuerza. Este salón mezcla verde botella con un cálido tono caldera sobre una base de neutros.

Cómo decorar un salón verde

Verdes y marrones. Dos colores muy relacionados con la naturaleza, con los bosques y campos. Pero también, al mismo tiempo, en tonalidades medias e intensas, elegantes y sobrios.

Cómo decorar un salón verde