Cómo decorar una pared blanca

Si quieres que luzca distinta pero no quieres ponerte a pintar, aquí te contamos cómo decorar una pared blanca. Seis ideas fáciles para inspirarte. ¡Y manos a la obra!

Cómo decorar una pared blanca

1. Pon un toque de color

Los cuadros son los aliados más apañados para decorar una pared blanca. Elige un tono que se repita en el mobiliario o en los textiles para que tenga más fuerza y para dar unidad al conjunto.

El color puede estar en la lámina o en el marco, como tú quieras. Incluso puedes crear tus propios collages con fotos, hojas secas o recuerdos, como la entrada a tu primer concierto de rock. ¡O enmarcar las obras de arte de los más pequeños de la casa!

Cómo decorar una pared blanca

2. Juega con los reflejos

Los espejos multiplican la luz y hacen que los espacios parezcan más grandes. Combina varios de distintas formas y verás cómo cambia la habitación. Los grandes puedes apoyarlos directamente en el suelo. Ten en cuenta los marcos: son los que imprimen el estilo y pueden añadir un toque de color.

Cómo decorar una pared blanca

¿Quieres una dosis de color pero sin tocar tu pared blanca? ¡Pinta un mueble de un tono vivo! El contraste resultará muy decorativo.

3. Decora con adhesivos

Hay todo tipo de vinilos decorativos y stickers. Desde piezas gigantes, como una antigua cabina telefónica, hasta pequeñas figuras. En colores o en blanco y negro. Algunos constan de varias piezas: puedes colocar algunas en un mueble y continuar en la pared. Crearás un efecto divertido.

Cómo decorar una pared blanca

¿Quieres decorar las paredes blancas de la habitación de los peques? No te pierdas estas ideas.

Y aprende más sobre el mundo de los stickers.

4. Escribe tu propio mensaje

Las palabras también decoran. Puedes echar mano de stickers, colgar letras de madera u otro material, escribir una palabra con una tira led o pintarlas haciendo tu propia plantilla. ¡Hay un montón de posibilidades!

Cómo decorar una pared blanca

5. Enciende tus paredes blancas

Si quieres conservar las paredes blancas, pero que se tiñan al atardecer, coloca tiras leds de colores en lugares estratégicos: rodeando algún mueble, en la cornisa o en el rodapié. Hay tiras led que funcionan con mando a distancia y son muy sencillas de instalar. Incluso las hay con pilas.

Cómo decorar una pared blanca

También puedes colgar farolillos o guirnaldas led de los que vienen para exterior. Romperán la monotonía y crearán espacios mágicos de noche.

6. Dale relieve

Las molduras son perfectas para dar relieve a tus paredes aunque quieras conservarlas totalmente blancas. Puedes utilizar las que vienen para techos: son blancas y muy livianas, hechas de poliestireno o poliuretano. Se fijan fácilmente con adhesivo. Puedes combinarlas con hermosos rosetones del mismo material. Incluso los hay autoadhesivos. Tienen una ventaja: si te cansas del blanco, puedes pintarlos del color que quieras, con un pincel y pintura acrílica. Otra opción: las molduras de melamina o MDF, también en blanco.

Cómo decorar una pared blanca