Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas

¿Dos niños o adolescentes en casa? ¿Una única habitación que deben compartir para dormir? ¡Sin problema! Te contamos cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas para lograr un ambiente cómodo y bien aprovechado. Puede que solo contéis en casa con una habitación para dos, tanto para dormir como para estudiar, o que hayáis decidido decorar una habitación como zona de estudio y trabajo y reservar otra para el descanso. Sea como sea, si sabes cómo distribuir el espacio en una habitación compartida, acertarás.

¿Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas?

Por partida doble. Puede que se trate de una habitación compartida por dos personas o una habitación individual en la que es necesario colocar dos camas por si tenéis invitados en casa. Veamos las opciones para distribuir el espacio en habitaciones con dos camas.

1. Dos camas en paralelo

Adosadas cada una a la pared con un espacio central o separadas de la pared. Para distribuir el espacio en la habitación de esta manera conviene que la habitación sea ancha. Cuanto mayor sea la medida de ancho, es más probable situar las camas separadas de las paredes para coloca ahí los escritorios, por ejemplo, o los armarios.

Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas

Si es más estrecha, las camas se adosan a la pared con una mesita de noche en medio y el escritorio o armarios pueden ir en la pared enfrentada al cabecero.

Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas

2. Dos camas en forma de L

Las habitaciones cuadradas pueden distribuir el espacio con dos camas de esta manera. Las dos camas pueden ser de  altura convencional o incorporar una estructura con almacenaje en la parte inferior. El espacio que queda en la esquina donde se encuentran las dos camas es un lugar perfecto para hacer una mesita auxiliar que sirva de apoyo para una lámpara y el despertador. La ventaja de este tipo de distribución es que deja despejada la zona central y dos paredes para crear un rincón de juegos o lectura y ubicar los escritorios y zonas de almacenaje.

3. En línea

¿Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas cuando son muy estrechas y largas? En línea, es decir, una cama a continuación de la otra, ambas adosadas a la pared. Para que no se molesten las cabezas o pies al dormir, puedes colocar entre las camas un tablero o mesita a modo de cabecero. Al tratarse de una planta alargada, la pared contraria se puede aprovechar con una mesa abatible y estantes de poco fondo. 

4. Literas

Aprovecha la altura para colocar las dos camas que necesitas en una habitación compartida. Para que sea cómodo el uso de la cama superior, debe quedar una distancia entre el colchón y el techo de al menos 60  cm para que quepa un niño sentado. Entre el colchón inferior y el somier de la cama superior deben quedar 75 cm.

Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas

Cuando la cama está en altura, la parte inferior también es aprovechable con una cuna hasta que el pequeño crezca y pueda dormir en un colchón.

Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas

5. En altura y en tren

Es una manera de distribuir el espacio en habitaciones para dos: dos camas, una más elevada que otra. Es lo que se llama litera o camas tipo tren. Se pueden colocar en el mismo frente y entonces la inferior se mete ligeramente debajo de la superior, separada 60 cm al menos; o en forma de L pero jugando con la altura. La cama alta se suele separar del suelo con una estructura que incorpora almacenaje, ya sean armarios o estantes.

Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas

6. Cama nido

Esta forma de distribuir las camas en una habitación para dos es práctica pero no es la más aconsejable cuando las camas se van a usar a diario ya que implica tener que sacar la cama inferior, la más pegada al suelo, que se integra en la  estructura en la que se apoya el colchón visto. Siempre ha de quedar el espacio que ocupa la cama inferior despejado para que pueda sacarse cómodamente. Es una manera de ganar una cama para ser usada en ocasiones puntuales cuando se queda algún invitado a dormir.

Cómo distribuir el espacio en habitaciones con dos camas