Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

Con un spa en casa puedes disfrutar de un relajante baño de burbujas en pareja o con tus amigos. Descubre en este consejo cómo funcionan los jacuzzis. Los hay de interior y de exterior. Y también cuentas con modelos hinchables: una opción más básica y económica. 

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

Qué es un jacuzzi (o spa)

Un jacuzzi es una gran bañera (o pequeña piscina) que tiene la capacidad de mantener el agua caliente. También se lo conoce como spa. Están provistos de boquillas por las que salen chorros de agua y/o burbujas de aire que masajean el cuerpo: es la hidroterapia. La cantidad, ubicación y tipo de boquillas varía según el modelo. 

Los jacuzzis suelen ofrecer más prestaciones para aumentar el bienestar de la hidroterapia:

  • Leds sumergidos que emiten luces de colores. Así puedes disfrutar de los beneficiones de la cromoterapia.
  • Difusores de aceites esenciales. Para completar las sesiones con aromatoterapia.
  • Radio o conexión bluetooth. Para acompañar con tu música favorita.

¿La esencia del jacuzzi? Compartir con otros las virtudes de la hidroterapia. Varias personas pueden acomodarse en su interior y tomar el baño. La cubeta dispone de huecos termoformados para sentarse o recostarse con comodidad. Y apoyacabezas. La capacidad varía según el modelo. 

Además del tamaño, los jacuzzis se diferencian de las bañeras de hidromasaje porque hay modelos para instalar en el exterior. ¡Imagina la cantidad de atardeceres y veladas al aire libre que puedes compartir con tu pareja, familia o amigos!

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

Cómo funciona un jacuzzi

Los jacuzzis necesitan instalarse sobre una superficie nivelada y que soporte el peso del agua. Además, requieren de conexión eléctrica, una toma de agua y un desagüe. 

Los jacuzzis propulsan agua y/o aire por unas boquillas, mantienen el agua caliente y la filtran constantemente. Para su funcionamiento intervienen distintos componentes:

  • Bomba (o booster). Impulsa el agua provocando chorros de intensidad regulable.
  • Soplador (o blower). Produce las burbujas de aire que salen por las boquillas.  Algunos modelos integran un sistema de calefacción de aire para evitar que las burbujas enfríen el agua.
  • Calentador. Calienta y mantiene el agua a la temperatura elegida por el usuario.
  • Sistema de filtrado. Aspira el agua, la filtra y la vuelve a expulsar. Así se puede conservar el agua varias semanas, como en una piscina. Está compuesto por filtros y una bomba. Puede incluir un skimmer
  • Sistema antical. Evita la acumulación de cal en las tuberías y protege el sistema. No todos los modelos lo incluyen.

Desde un panel de control, escoges la temperatura, la intensidad o el tipo de hidromasaje. Además, puedes programar cuándo quieres que el agua esté caliente o a qué hora iniciar el ciclo de filtrado. Y también seleccionar secuencias de masajes terapéuticos: con relajantes burbujas o estimulantes chorros de agua.

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

Cómo funciona un jacuzzi hinchable

Los jacuzzis o spas hinchables son una alternativa económica. Son aptos para instalar en el exterior. Incluyen cubierta para protegerlos de la suciedad, los insectos o las hojas secas cuando no los uses. Puedes colocarlos cerca de la piscina y completar el balneario en casa. Así puedes tomar un baño burbujeante cuando termina la jornada o cuando el agua de tu piscina te resulta muy fría. Tienen un funcionamiento similar a los demás jacuzzis y también los hay con distinta capacidad. Sin embargo, ofrecen prestaciones básicas: desde un panel de control puedes regular la temperatura del agua y la intensidad de los chorros de hidromasaje. 

Eso sí, además del precio, tienen una ventaja única: puedes desmontarlos fácilmente cada temporada o cambiarlos de sitio. Requieren también una toma de agua, un desagüe y conexión eléctrica para el funcionamiento de la bomba, el calentador y el sistema de filtrado.

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

El mantenimiento del agua

Una vez que llenas el jacuzzi el agua se mantendrá limpia varias semanas, gracias al sistema de filtrado. Pero, al igual que en una piscina, debes vigilar el pH y también el índice de bromo residual. Para ello necesitas un kit de análisis. Y, si fuera necesario, añadir productos químicos. También hay que mantener los filtros de residuos y el skimmer limpios. 

Algunos spa integran un equipo de desinfección con ozono. Se pone en marcha durante el ciclo de filtración. El ozono elimina la mayoría de las bacterias y además reduce el riesgo de alergias.

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

Tipos de jacuzzis

- Según la forma: pueden ser cuadrados, rectangulares y redondos. De este modo se puede elegir el modelo más beneficioso para el espacio disponible donde lo vamos a instalar.

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

- Según el número de personas que pueden utilizarlo a la vez: existen diferentes jacuzzis para dar capacidad simultáneamente a un número comprendido entre 2 y 6 personas. En función del número de asientos, el jacuzzi tendrá unas medidas y, por lo tanto, determinará su dimensiones.

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen

- Según su estructura: pueden ser fijos o desmontables. Los spas de tipo desmontables son los hinchables y se suelen usar en el exterior de la casa. Su gran ventaja es su facilidad de montaje lo que conlleva poder trasladarlo de ubicación de un año a otro siempre que se disponga de toma de corriente y acceso a agua para su llenado. Además, al poder desmontarse se puede reutilizar el espacio en las épocas de frío. 

Jacuzzis: cómo funcionan y qué tipos existen