Cómo funciona una bañera de hidromasaje

Sus tamaños y formas son similares a las bañeras convencionales, pero te dan masajes terapéuticos. ¿Quieres saber cómo funcionan las bañeras de hidromasaje? En este consejo te lo explicamos. Te animarás a disfrutar de todos los beneficios de la hidroterapia en tu cuarto de baño.

Cómo funciona una bañera de hidromasaje

Las boquillas de hidromasaje

Una bañera de hidromasaje es una bañera provista con boquillas (jets o inyectores) de las que sale aire, agua o agua mezclada con aire.

Una vez que llenas la bañera, puedes comenzar tu sesión de hidromasaje. Es tan sencillo como seleccionar el masaje que quieres presionando un pulsador o seleccionando el botón correspondiente en el panel de mandos. Algunos son digitales. Allí puedes elegir todas las funcionalidades que te ofrece tu bañera y que varían según el modelo. Incluso algunos disponen de un mando a distancia. ¡Más cómodo, imposible!

Si tu bañera tiene jets regulables, puedes orientarlos a tu gusto antes de comenzar la sesión.

Cómo funciona una bañera de hidromasaje

Los tipos de masaje

Las bañeras de hidromasaje más básicas suelen disponer de un solo tipo de masaje y un número limitado de boquillas. Las de alta gama te ofrecen muchas más posibilidades: distintos tipos de masaje a través de numerosas boquillas, distribuidas estratégicamente. 

¿Cómo funcionan las bañeras de hidromasaje? Estos son los dos sistemas de hidromasaje:

  • De aire. Las boquillas expulsan solamente aire y así se forman burbujas en el agua. El efecto es un suave masaje que activa la circulación sanguínea. Los jets impulsores suelen estar ubicados en el fondo de la bañera.
  • De agua-aire. Por las boquillas salen chorros de agua, que puede estar mezclada con aire. El masaje de agua es más profundo y tonificante, perfecto, por ejemplo para las sobrecargas musculares. La mezcla con aire suaviza el efecto.
  • Por eso, siquieres disponer de los dos tipos de masajes, hazte con una bañera que disponga de ambos sistemas: aire y agua-aire.

El funcionamiento de los programas

Las bañeras de hidromasaje más básicas se accionan y regulan manualmente. Las más sofisticadas ofrecen varios programas que, además, pueden integrar otras funciones, como la cromoterapia. Se trata de unos leds integrados que cambian de color según el programa: rojo para estimular, azul para relajar,  verde para tranquilizar… Así sumas los beneficios de la hidroterapia con los de la cromoterapia. 

Lee las opciones disponibles en el manual de instrucciones y escoge el programa presionando los botones correspondientes en el panel de mandos. Aquí tienes un ejemplo práctico de lo que puedes conseguir con solo presionar un botón. 

  • Programa relajante. Se activan los jets de aire: las burbujas te masajean suavemente. Mientras, se encienden leds de colores que ayudan a la relajación. Con una duración de 15 minutos basta para olvidarte del estrés.
  • Programa estimulante. Se ponen en marcha sucesivamente los jets de aire y los de agua. Los cambios son rápidos y van acompañados por una selección especial de colores en las luces leds. El ritmo y la intensidad variable del masaje provoca un efecto estimulante en solo 5 minutos.
  • Programa tonificante. Priman sobre todo los chorros de agua que producen un masaje profundo y vigorizante. Todo acompañado de colores energizantes. Con unos pocos minutos tus músculos recuperan fuerza y vitalidad.
Cómo funciona una bañera de hidromasaje

Algunos modelos te permiten configurar tus propios programas para masajes secuenciales: tú defines el tipo de masaje y la duración de cada ciclo. Y decides las zonas que quieres activar. Puedes, por ejemplo, comenzar por la nuca y terminar por los pies.

Los componentes de una bañera hidromasaje

Pero, ¿cómo funciona una bañera de hidromasaje por dentro? El secreto está en el sistema que queda oculto y que funciona con electricidad. Por ello, para la instalación de una bañera de hidromasaje se necesita conexión eléctrica.

Además de las boquillas que están a la vista, los componentes de una bañera de hidromasaje varían según los modelos y las prestaciones que ofrecen. Estos son los más habituales:

  • Electrobomba (booster). Impulsa el agua por los inyectores. Eso sí: para que funcione, la bañera tiene que tener el nivel correcto de agua. Debe sobrepasar en unos centímetros a los inyectores. Pero no hace falta que te preocupes de esto: las bañeras incluyen un detector de nivel para evitar rebasamientos.
  • Soplador de aire (blower). Genera las burbujas que salen por las boquillas. Puede completarse con un regulador electrónico de aire.
  • Sistema de filtrado. Permite succionar el agua de la bañera y volverla a inyectar ya filtrada.
  • Calentador eléctrico. Mantiene la temperatura del agua durante el masaje. Trabaja como una sonda de temperatura.
  • Sistema de secado de tuberías. Sirve para desalojar los restos de agua del circuito después de un baño. Algunos modelos incluyen un equipo de desinfección por ozono. Es un potente limpiador natural que  elimina gérmenes y bacterias.
  • Temporizador. Permite predeterminar la duración de un masaje.