Cómo mejorar el aislamiento de tu piso

Muy a menudo nos fijamos y dedicamos mucho tiempo en la puesta a punto estética y la decoración de una vivienda, pero no podemos olvidar ni pasar desapercibido que el aislamiento térmico es uno de los aspectos más trascendentales a tener en cuenta en un piso. Es lo que permitirá disfrutar del verdadero confort dentro de casa, así como alcanzar y mantener una temperatura agradable sin hacer grandes gastos en calefacción ni climatización.

Si bien necesitas el acuerdo de la comunidad de vecinos para aislar la vivienda por el exterior, puedes hacer varias mejoras desde el interior.

Si vives en un piso, hay zonas que no puedes tocar, como las fachadas exteriores o cubiertas, sin el acuerdo de toda la comunidad de vecinos, pero siempre vas a tener recursos y soluciones para mejorar térmicamente desde el interior de tu casa. Intenta convencer al resto de propietarios de aislar la cubierta y las fachadas del edificio por el exterior, con el argumento de que se puede lograr un ahorro global de hasta el 50%. Si no les convences, debes saber que, desde 2006, por ley, es obligatorio aumentar el aislamiento de los edificios cuando se vaya a hacer alguna modificación o reforma que afecte a más del 25% de la superficie.

Cómo mejorar el aislamiento de tu piso

SATE es la abreviatura de Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior y se trata del conjunto de soluciones constructivas para crear una envolvente térmica en el exterior del edificio, mejorando su aislamiento. El SATE pretende acabar con los puentes térmicos, creando una continuidad en el aislamiento, salvando todas las posibles irregularidades y particularidades de fachadas y cubiertas. Es la rehabilitación ideal para una comunidad de vecinos, que recuperará la inversión en ahorro energético en 5 años.

Cómo mejorar el aislamiento de tu piso

Si necesitas aislar la cubierta desde el interior, quizás puedas instalar un falso techo y rellenar el hueco con celulosa insuflada o con lana de roca en cualquiera de sus formas. Si no puedes permitirte perder espacio, recurre a las planchas de poliestireno expandido.

Cómo mejorar el aislamiento de tu piso

Tienes varias opciones para mejorar el aislamiento térmico de la fachada desde el interior. Un aislamiento con placa de corcho o poliestireno extruido, pegado directamente sobre las paredes no te restará mucho espacio. Si tienes que colocar trasdosado, perfilería para placas de cartón-yeso con aislante, perderás entre 8 y 10 cm. El aislamiento, en este caso, se coloca entre la perfilería.

Si hay cámara de aire en los muros de la fachada, puedes recurrir al inyectado de espuma o de partículas a través de pequeños orificios que se hacen en el muro. Puede hacerse desde el interior o desde el exterior. La ventaja de este método es que no pierdes espacio dentro de tu casa.

Cómo mejorar el aislamiento de tu piso

Si no puedes –porque la comunidad de vecinos no da el consentimiento- o no quieres emprender los trabajos necesarios para realizar un aislamiento exterior o quieres complementar esos trabajos, puedes también llevar a cabo un aislamiento en las paredes interiores de tu vivienda. Para ello necesitas lana minera o de vidrio y placas de cartón yeso para recubrirlo. Descubre cómo hacerlo con este vídeo:

Siempre sujeto a la normativa de la comunidad y guardando la estética, podrás sustituir tus ventanas por otras más eficientes. El acristalamiento es importante, pero también el cerco y el sistema de cierre. Las más eficientes pueden ser unas ventanas practicables u oscilobatientes de PVC con doble cristal.

Para aislar la puerta de entrada, puedes colocar burletes y tiras bajo puerta. En todos los casos rellena bien los cercos de ventanas y puertas con espuma de poliuretano para evitar que queden huecos por donde se pierda el calor.

Cómo mejorar el aislamiento de tu piso

Ganarás en confort con un suelo de baja transmisión térmica, como la madera. Aprovecha para colocar bajo el entarimado una buena capa aislante y antihumedad. A la hora de hacer estas reformas, ten en cuenta que subirás los suelos unos centímetros, por lo que tendrás que ajustar la altura de las puertas.

Cómo mejorar el aislamiento de tu piso