¿Cómo mejorar la calidad del agua?

Poder disfrutar de un agua de calidad en tu hogar es primordial. Existen diferentes tipos de tratamientos de agua para que sus propiedades de consumo sean las óptimas y prácticas cotidianas que puedes realizar de forma cotidiana para mejorar sus condiciones.

Hábitos en el baño

  • No utilices el inodoro como una papelera. Así evitarás la contaminación del agua y la sobrecarga de las depuradoras.
  • Utiliza rejillas en el lavabo, el bidé, la ducha y el fregadero.
Cómo mejorar la calidad del agua en tu hogar

Hábitos en la cocina

  • Para eliminar el sabor a cloro del agua del grifo rellena una botella de agua y déjala en la nevera durante una noche para que desaparezca el cloro, que es muy volátil.
  • Tira los posos del café de la cafetera a la basura: aunque tienen fama de limpiar los desagües, en realidad, dificultan el trabajo de las depuradoras y añaden contaminación a los ríos.
  • Utiliza las dosis justas de detergente de lavadora y lavavajillas, geles y champús y busca que sean menos agresivos para el medio ambiente.
  • Para evitar la formación de cal en los electrodomésticos utiliza programas de temperaturas bajas. Si el agua de tu casa es muy dura, conviene instalar filtros antical o descalcificadores.
Cómo mejorar la calidad del agua en tu hogar

Filtra el agua del grifo con jarras filtrantes, sistemas de filtración, equipos de ósmosis inversa…

  • Los centros de filtrado instalados en el inicio de la red de distribución suministran agua filtrada en toda la casa. Son una solución completa que elimina olores, sabores, gases y sustancias solubles del agua. El agua es de alta calidad, ya que conserva sus minerales (calcio, magnesio, etc.). Los sistemas de ósmosis inversa eliminan más del 95% de las impurezas del agua. Se instalan debajo del fregadero y se conectan a un grifo auxiliar.
  • Jarras con filtro: el agua del grifo se filtra directamente en la jarra, proporcionando un agua más pura. 

¿Cuáles son sus principales ventajas? En solo cinco minutos, las jarras pueden proporcionar agua más clara, con un sabor neutro; reducen el cloro, la cal, algunos metales pesados ​​y pesticidas en el agua; los olores y malos sabores desaparecen del agua.

  • Filtros para los grifos: conectados a la llave de paso del fregadero o instalados en el grifo, estos aparatos filtrantes retienen los distintos contaminantes y eliminan los malos olores y sabores. Los filtros de grifo permiten obtener agua pura con sabor neutro al instante. Los filtros que se instalan bajo el fregadero reducen el cloro en el agua utilizando un filtro de 10 segundos. Algunos tienen una acción doble, es decir, eliminan las impurezas y previenen las incrustaciones de cal.
  • Depuradoras: con el uso de purificadores de aguas residuales es posible recuperar y reciclar el agua que ha sido utilizada en casa y el agua de lluvia para regar el jardín. Son la alternativa más efectiva al precario funcionamiento de los tanques o pozos sépticos, que acarrean problemas como olores, contaminación, mantenimiento costoso... Se trata de un sistema de depósitos encadenados con filtros que decantan y oxigenan el agua. Se utilizan en zonas no urbanizadas no conectadas al alcantarillado y en viviendas unifamiliares para reutilizar el agua usada como agua de riego y ahorrar.

¿Cuáles son sus principales ventajas? Funcionan de un modo automático y muy económico; ahorro en el consumo general de agua; el agua purificada se puede utilizar para el riego por goteo o se puede infiltrar directamente en el suelo o en una acequia, una vez purificada; contribuye a proteger el medio ambiente.

Y, en líneas generales, asegúrate de que los productos que utilizas para el mantenimiento del hogar y de higiene personal no contienen elementos contaminantes. Se trata de elegir productos de limpieza basados en activos biodegradables, que limitan el impacto en el medio ambiente. Se diferencian por incluir la etiqueta Ecolabel, un reconocimiento europeo que garantiza un alto índice de protección medioambiental.

Por último, para tener un hogar sano también te recomendamos usar cubos de basuras con diferentes compartimentos para cada tipo de residuo (papel, plástico, vidrio, basura orgánica…) contribuyen al reciclaje ya que facilitan la tarea de separar la basura.

Cómo mejorar la calidad del agua en tu hogar