Salón de estilo nórdico: consejos para decorar y escoger bien los muebles

Te gusta el estilo nórdico. Su calidez, sencillez y sensación de hogar. Si quieres que tu salón transmita lo mismo, no necesitas más que seguir estos consejos para decorarlo según el estilo nórdico. Un aspecto importante para lograr el resultado decorativo que quieres es la elección de los muebles. En LEROY MERLIN queremos ayudarte con los consejos para que esta estancia de la casa refleje lo que quieres. Empezamos por los muebles y terminamos por otros detalles como colores, estampados y cortinas que harán que tengas un salón muy nórdico. ¡Empezamos!

Nórdico, un estilo decorativo que llegó para quedarse

El estilo nórdico irrumpió en nuestras vidas ya hace unos años pero, tiempo después, podemos asegurar que no se trató de una tendencia pasajera sino que ha permanecido en el panorama decorativo. De la mano de los países del norte de Europa, como Finlandia, Noruega, Suecia y Dinamarca, las casas nórdicas se caracterizan por su sencillez y atemporalidad. Son capaces de conseguir ambientes relajados y cálidos al mismo tiempo. Cada muebles se pone al servicio de la comodidad, es decir, las casas se decoran para vivirlas y disfrutarlas.

LA CLAVE

Usa la decoración para crear un ambiente confortable con armonía y orden

Ver productos decorativos

Además, no solo son importantes los muebles o elementos decorativos, sino que los suelos y las paredes, se convierten en una parte más de la decoración nórdica y elegir los elementos adecuados (predominando los colores claros) será clave para conseguir el resultado esperado.

Paredes y suelos, protagonistas

Pinturas o papeles pintados de líneas suaves y suelos de madera te ayudarán a crear un estilo nórdico en tu salón. 

Muebles e iluminación para el salón estilo nórdico

Un consejo para escoger los muebles que quieres que decoren tu salón estilo nórdico es que predominen las líneas sencillas, pero debes combinar piezas de diseño más recto con otras curvilíneas. Es decir, rompe la linealidad con alguna mesa auxiliar de sobre redondo, con jarrones o con una lámpara de pantalla circular.  También como regla general que puedes aplicar a tu salón está el hecho de que no debes sobrecargar de muebles ni de accesorios. 

A la hora de elegir los muebles para el salón estilo nórdico, combina materiales. La madera en color blanco y en un tono madera natural suave (haya o abedul) son los más usados junto a los muebles lacados, pero también puedes incorporar una mesa auxiliar en metal en color negro e incluso, ahora que está tan de moda, alguna superficie o detalle en mármol (recuerda que en LEROY MERLIN encontrarás mini rollos autoadhesivos perfectos para decorar cualquier superficie y tienes modelos que imitan mármol). Cobre y dorado son los acabados metalizados que más encajan con los muebles nórdicos.

Salón de estilo nórdico: consejos para decorar bien

Los muebles del salón estilo nórdico en su mayoría, como hemos visto, son sencillos; pero acertarás en la decoración si combinas con alguna pieza de diseño vintage o más industrial. No falta en este salón un sofá de líneas rectas y color neutro (la mayoría de los salones nórdicos tienen uno en color blanco o gris, más sufrido al roce y las manchas). 

Otro de los muebles que debes escoger para decorar un salón de estilo nórdico es un aparador midcentury con ese aire retro, acabado en madera y con patas cónicas inclinadas. Las mesas de centro pueden ser cuadradas, rectangulares o redondas -según el tamaño que tenga la estancia. y la de comedor, de igual manera, cuadrada o rectangular o bien redonda con un pie central. Aquí también las mesas en blanco y en madera son las más demandadas. 

Salón de estilo nórdico: consejos para decorar bien

Además, las lámparas te aportarán también un efecto decorativo  muy especial. Poner el acento en la iluminación es fundamental para que cualquier estilo sea mucho más confortable y cálido.

ILUMINA CON ESTILO

Usa lámparas de techo o de suelo de líneas sencillas para jugar con la luz

Ver iluminación

Además, la funcionalidad también es importante. Apuesta siempre por modelos que te permitan incluir bombillas de bajo consumo. Ahorro sin renunciar al cuidado del medio ambiente (y de tu bolsillo).

Salón de estilo nórdico: consejos para decorar bien

Patas de madera y asientos claros -preferiblemente blancos, beiges o grises- son la seña de identidad de las sillas de estilo nórdico. La madera les aporta calidez y los tonos claros la sensación de claridad y serenidad. Las más características son las de formas sencillas y redondeadas o con el respaldo compuesto por barrotes. ¡Tú escoges!

Salón de estilo nórdico: consejos para decorar bien

Los colores que decoran un salón de estilo nórdico

El color que predomina es el blanco. En los países nórdicos la falta de luz hace que los salones, y otras estancias de la casa, recurran al color blanco para potenciar la luz natural durante las horas en las que disfrutan de ella. Se usa incluso en el suelo con pavimentos de madera blanqueada u otros materiales en tonos muy claros, blancos, beis o grises suaves. ¿Por qué no darle un aire nórdico a tu salón en un fin de semana instalando un suelo vinílico imitación madera grisácea sobre el que tienes? 

Salón de estilo nórdico: consejos para decorar bien

El negro aparece en pinceladas en complementos y algún mueble. La mezcla blanco-negro para decorar el salón se basa en el contraste y, además de ser característica del estilo nórdico, resulta contemporánea y actual. Otro de los neutros que no faltan es el gris en cualquiera de sus intensidades.

Cojines, cortinas, mantas, alfombras y otros textiles y pequeños accesorios son los encargados de aportar la nota de color necesaria, generalmente en tonos pastel. Rosa palo, verde agua, azul aguamarina… y si prefieres un color más vibrante, no lo dudes, el amarillo mostaza es la mejor elección para no romper la estética nórdica.

Salón de estilo nórdico: consejos para decorar bien

Un consejo sobre el uso de los colores y la combinación de los mismos: elige un color de base que predomine y que ocupe el 60% aproximadamente. Combina con otro color que será el secundario y que llenará el 30% y deja el 10% restante para otras tonalidades en lo que se llama color de acento, el que contrasta o destaca. 

Lisos y geométricos, clave en el estilo nórdico

Ya hemos visto cómo deben ser los muebles que decoran un salón de estilo nórdico y también los colores que predominan, pero otra de las características de esta tendencia es que la mayoría de los tonos se combinan en liso y solo puntualmente aparece algún estampado que suele ser muy geométrico. Líneas, rayas, puntos… predominan entre los motivos más habituales del estilo nórdico y se dejan ver tanto en algunos textiles (cortinas, cojines y alfombras) como en láminas que decoran las paredes. Si bien los motivos geométricos están relacionados con el estilo nórdico más puro, las flores y hojas, incluso, los animales, están permitidos.

ALFOMBRAS

Apuesta por las líneas geométricas en tonos blancos o grises: confort y diseño

Ver alfombras

Los textiles: cojines y cortinas para un salón estilo nórdico

Los textiles son importantes a la hora de decorar un salón estilo nórdico. Si el peso decorativo de las telas siempre es relevante (con ellas es posible marcar una tendencia u otra), en el nórdico son las encargadas de poner calidez y confort en los ambientes. Para el salón nórdico no pueden faltar los tejidos naturales como el algodón, el lino o la lana.

Salón de estilo nórdico: consejos para decorar bien

Además, úsalos para aportar texturas y tramas. Ya que los colores son básicos, recurre a los textiles para enriquecer el ambiente. Así, a los cojines en algodón, fieltro o lana y cortinas para un salón estilo nórdico en algodón o lino, suma una alfombra en lana o fibra.

Un consejo útil para decorar es que las cortinas del salón estilo nórdico sean lo más ligeras posibles, caídas o visillos en telas livianas y en colores suaves, que tamicen la luz, creando interiores luminosos y acogedores.