Construye un rincón de juegos en forma de casita

¿Y si inventas un espacio favorito y único para los peques de la casa? Reserva el rincón donde los benjamines puedan dar rienda suelta a sus hobbies. Coge unas piezas de DM y, con ellas, monta una casita en la pared. Después, añade un tablero de pino para hacer las labores de encimera. Ahora ya solo queda decidir qué pasatiempo disfrutar en ella: ¿te decantas por dibujar y ser el próximo Dalí o prefieres que sea una cocina-casita para ayudar a los papis a preparar postres y comidas ricas? Si es así, ¡bon appetit pequeños chefs!