Convierte una balda en zapatero

¿Y si complementas tu recibidor con un zapatero móvil? Seguramente, al llegar a casa, lo primero que hagas sea quitarte la chaqueta y descalzarte. Por eso, esta idea te permitirá cambiarte el calzado de la calle por uno más cómodo, conservando el orden en el recibidor. Escoge una balda de la medida adecuada para poner los pares de zapatos que necesites. Conviértela en móvil fijando cuatro ruedas en las esquinas y decórala. Puedes pintarla o forrarla con papel pintado; en cualquiera de los casos, elige productos que sean lavables para que limpiar fácilmente las rozaduras de la suela. ¡Sácale partido a esta solución práctica y asequible!