Crea armonía en los suelos de tu casa 

La nueva colección HARMONY, exclusiva de LEROY MERLIN, propone cerámicos, vinílicos y laminados con el mismo acabado. Podrás elegir el material más adecuado para cada estancia sin romper la uniformidad. 

Cerámico, laminado, vinílico... Con tantos suelos distintos, a veces resulta difícil lograr esa armonía que tanto nos gusta en la decoración de nuestras casas. ¿La solución? La nueva colección de suelos HARMONY, que ofrecen un solo acabado en distintos materiales: vinílicos, cerámicos y laminados.

Crea armonía en los suelos de tu casa

Hace años para vestir las casas solo existían tres tipos de  suelos: madera, piedra y cerámica. Con el tiempo llegaron materiales sintéticos como el linóleo, que en los años 70 y 80 inundó muchas viviendas. Y ya en los 90, innovadoras soluciones como los suelos laminados y vinílicos abrieron un gran campo de posibilidades al alcance de todos los presupuestos. En lo que respecta al suelo, cada habitación del hogar tiene unas necesidades especiales; si sabemos cubrirlas nuestra casa será acogedora y cómoda. Pero si utilizamos un material para cada espacio corremos el riesgo de romper la uniformidad de la vivienda, imprescindible para crear un entorno armonioso y envolvente. Para conseguir el equilibrio, hoy tienes a tu alcance una innovadora colección de suelos con acabados en madera que incluyen tres materiales: laminado, cerámico porcelánico y vinílico. Te contamos cómo combinarlos bien para conseguir una casa con estilo, funcional y de tendencia. Existen diferentes opciones y podrás elegir entre 5 tonos.

Salones acogedores. El secreto: suelos laminados 

El salón es un espacio de relax, diversión, entretenimiento... El lugar donde te recoges en el sofá con tu libro favorito, pero también donde las tertulias con los amigos duran hasta la madrugada. El confort se agradece en este espacio más que en ningún otro. Un suelo por el que poder caminar descalzo sin miedo al frío y con una estética elegante y discreta es clave para lograr esa sensación de “refugio personal”. Cálidos y fáciles de colocar, los laminados cumplen esta función mejor que ningún otro. Los que llevan acabado en madera son muy atractivos por su cuidada textura (muy cercana a la real) y sus delicadas vetas, que evocan ambientes nórdicos o suelos de casas de campo. Son suelos que combinan la belleza natural de la madera con la resistencia de los materiales de última generación. No tendrás que hacer obra ni que invertir mucho dinero en renovar tu dormitorio con un suelo así de bonito y confortable.

Crea armonía en los suelos de tu casa

Los salones abiertos a la terraza amplían el espacio y lo comunican con el exterior. A través de puertas de vidrio, podemos acceder a ese “lugar bajo el sol” exclusivo de nuestra casa. En estos casos, se impone escoger un suelo cerámico resistente: los porcelánicos son sin duda la mejor elección. Las nuevas colecciones de suelos integran laminados y porcelánicos en los mismos acabados efecto madera para que no haya divisiones visuales entre el salón y la terraza. Unificando el suelo de ambos espacios crearás una sensación muy elegante, con solución de continuidad y visualmente fantástica.

En la cocina, resistencia y estilo: suelos vinílicos con personalidad 

Si hay una estancia que necesita un suelo resistente es la cocina. Limpiezas, agua, comidas, desayunos, conversaciones alrededor de los fogones... Cada vez más, la cocina está pasando a ser el corazón de la casa: por eso nos gusta tanto que sea bonita y funcional. Buscar un suelo que aúne todas las características no es fácil, pero hoy existen opciones muy interesantes. Los suelos vinílicos resistentes al agua que forman parte de la nueva colección permiten llevar la calidez y el atractivo de este material a espacios donde antes estaba vetado, por su extrema delicadeza.  Escoge una madera agrisada para una cocina de vanguardia, con muebles blancos y encimeras de cuarzo. O tal vez, un cálido marrón dorado para una cocina de inspiración escandinava... No importa qué color elijas: tu suelo vinílico aguantará durante años sin pasar de moda, tan bonito como el primer día. 

Crea armonía en los suelos de tu casa

¿Sabías que las cocinas open-concept (abiertas al salón) son cada vez más populares? En estos casos. unificar los suelos de ambos espacios se vuelve imprescindible: y para ello, te proponemos que vistas el salón con un suelo laminado a juego con el vinílico de la cocina. Al llevar el mismo acabado efecto madera, la  transición será invisible y podrás aprovechar las ventajas de ambos materiales, sin renunciar a la uniformidad. Crearás un espacio amplio y envolvente donde la vida fluirá con armonía.

 

Cerámica con alma de naturaleza. Exteriores que invitan a sentir 

Las casas actuales tienden a salir al exterior. Buscamos prolongar nuestros espacios personales hacia ambientes abiertos, perfectos para crear nuestro lugar en el sol... por pequeño que sea. El salón de la casa, por ejemplo, queda perfecto como complemento para un espacio al aire libre: cualquier balcón o terracita puede servir, aunque sea de tamaño mini. Integrar estos espacios en tu día a día pasa por renovarlos, vestirlos con materiales atractivos y funcionales y darles vida y personalidad. Escoger el mismo suelo que en los ambientes interiores es una forma muy interesante conseguir esa integración. Los suelos de exterior requieren una resistencia a la intemperie que muchos materiales no pueden ofrecer; por eso, lo mejor es elegir un acabado duro y versátil.

Crea armonía en los suelos de tu casa

Los cerámicos porcelánicos son una fantástica solución,  que además te permitirá decorar el espacio de exterior con el mismo acabado que el interior. Imagínatelo: un salón con suelo laminado en roble rojizo se funde con la terraza, donde la cerámica porcelánica mantiene ese precioso y cálido color madera... O ese balcón tan alegre, con su mesita y sus macetas, donde el porcelánico en madera gris blanqueada continúa en la cocina sin ninguna transición.

 

Equilibrio y modernidad en tu casa con suelos que fluyen 

Una casa que transmite relax, armonía y confort hasta en el rincón más escondido es ese lugar donde quieres estar. Si escoges un suelo común para todas las estancias que genere sensación de uniformidad, los ambientes crearán un todo envolvente que no podrás conseguir de ninguna otra forma. Los suelos en tonos madera llenan los ambientes de calidez y textura: su espíritu neutro hace que combinen bien con todos los estilos de decoración, y pasarán décadas antes de que pasen de moda. Elegir suelos vinílicos, laminados y cerámicos en un solo color y acabado es la clave para conseguir esa deseada armonía, sin renunciar a las prestaciones de cada material.

La nueva colección de suelos Harmony despliega una gama de 5 tonos de madera de plena tendencia: 3 marrones cálidos con un punto exótico, y 2 grises sutiles que evocan ambientes nórdicos. ¡Apúntate a la nueva tendencia y unifica el suelo de tu casa!

Crea armonía en los suelos de tu casa

Baños que se integran en la decoración... ¡con suelos vinílicos! 

Puede que en tu casa tengas un dormitorio con un baño ensuite, un pequeño lujo que es todo un placer. O tal vez el baño se abre al pasillo, vestido con un bonito laminado acabado en madera. ¿Te imaginas lo bien que quedaría mantener el mismo suelo en ambos espacios? Lo normal es que el baño tenga suelo cerámico, bastante más frío que el laminado y seguramente en otro color. No es necesario que hagas obra para unificar los ambientes: basta con que coloques un suelo vinílico perteneciente a la misma colección que el laminado de tu casa. Este material se pone sin apenas trabajo, pegado directamente sobre las baldosas cerámicas. Si vistes el baño con un suelo de vinilo efecto madera en el mismo color que el dormitorio o el pasillo, te sorprenderá la sensación uniforme y elegante que se genera. De repente, los espacios parecen más amplios y todo fluye de forma armoniosa... ¡Y además, a un precio muy asequible! 

Crea armonía en los suelos de tu casa