Una estantería de estilo rústico 

Tres baldas de madera sin tratar y tres pares de patas metálicas. No necesitarás mucho más para decorar un rincón de tu casa con esta estantería. ¡Tan sencilla que es apta para principiantes y perezosos del bricolaje! Aquí cambiamos el dicho “coser y cantar” por “medir y atornillar”. Y conseguirás un mueble en el que organizar libros, fotos y objetos decorativos, cuya estética encajará en ambientes rústicos, pero también industriales. Solo hay que unir los estantes a las patas. Para ello, hay que el lugar exacto en los extremos de los tres estantes en el que se colocarán las patas, situar cada una en el lugar marcado y señalar dónde queda exactamente el tornillo. Ahí es donde se realizará el agujero con el taladro para luego fijar las patas. ¿Era o no era “coser y cantar”, perdón, “medir y atornillar”? 

Descubre aquí el paso a paso.