Luce tus plantas suculentas en un macetero muy decorativo 

Mitad macetero, mitad cuadro natural. Como lo lees. Te va a encantar este trabajo en el que podrás lucir tus plantas y demostrar tus dotes de bricolaje (ssshhh, guárdanos el secreto: no hace falta ser un experto, pero nadie tiene por qué saberlo). Partimos de estante de forma cúbica, que hará de estructura. Tú decides si te apetece mantenerlo en el color original o darle una mano de pintura. Solo hay que añadir dos piezas de metacrilato para convertirlo en un contenedor. Para ello, coloca el estante sobre la plancha de metacrilato a modo de molde o patrón y marca dos piezas, una delantera y otra trasera, marcando por el interior del estante y por el exterior, respectivamente. Corta con una segueta. La pieza de metacrilato delantera solo hay que cortarla por la mitad, para que quede espacio para montar el arreglo y regarlo. Fija las piezas al estante con un hilo de silicona caliente. Y ahora… ¡saca al jardinero que llevas dentro! Un poco de tierra en la base, gravilla blanca y cactus o suculentas al gusto –son variedades que necesitan muy poco agua-.

Descubre aquí el paso a paso.