5 mesas prácticas y fáciles para tu rincón de trabajo

¿Eres de los que trabajan en casa? ¿El teletrabajo ha llegado a tu vida para quedarse? Instalar una zona de trabajo en el hogar es muy necesario, y ahora más que nunca. Debes tener claro cuáles son los elementos imprescindibles para hacerte con un espacio práctico y tranquilo, bien equipado y en armonía: mesas, sillas y elementos de organización. 

Crea un entorno acogedor: quédate con lo esencial

Se suele decir que trabajar en casa requiere de mucha disciplina y de una voluntad férrea que evite distracciones y aumente el rendimiento. Puede que así sea, por lo que para ser productivo es fundamental disponer de un espacio adecuado. No sirve cualquiera, ni tampoco es bueno colocarte el portátil sobre las rodillas (o trabajar tirado de cualquier manera en el sofá). 

Para trabajar en casa es muy importante contar con un ambiente relajado donde puedas sentirte cómodo. Resulta fundamental que esté ordenado y limpio, ya que esto favorecerá la concentración. Y que reciba luz natural desde una ventana o cristalera cercanas. También merece la pena decorarlo a tu gusto, ¿no crees? 

Si no puedes instalarlo en una habitación independiente, que es lo más indicado, intégralo en otro espacio de la vivienda como el salón o el dormitorio. No necesitas muchos metros cuadrados: ya lo verás en los distintos ejemplos. Y no lo llenes de trastos o muebles pesados; te bastará con una mesa donde quepa todo lo que necesites, soluciones de almacenaje prácticas y una silla cómoda y ergonómica. ¡Quédate con las siguientes ideas!

Crea un rincón de trabajo en casa

Muebles que se adaptan al espacio

No necesitas muchos muebles para crear una zona de trabajo, aparte de la mesa o escritorio y la silla. En lo que respecta al primer elemento, la mesa, tienes muchas opciones para elegir. Procura que sea amplia, para que puedas trabajar cómodamente y organizar todas tus cosas. Según la tarea, te puede servir una mesa o encimera de menor fondo. Si habitualmente se necesitan 60 cm de fondo, utilizando un portátil son suficientes 50 cm.

Respecto a la silla, lo ideal es un modelo ergonómico. Te garantizará una buena postura mientras estés sentado. Sobre todo, si pasas bastante tiempo trabajando o estudiando, elige un modelo que que sea regulable en altura, así como en la posición del respaldo, y mejor con reposabrazos

3 mesas muy fáciles de montar (¡y prácticas!)

Tablero de fibras y cajoneras. Es una idea que mata dos pájaros de un tiro. La encimera proporciona una superficie generosa de trabajo y se sujeta mediante dos cajoneras a cada uno de los lados, en las que podrás guardar todo lo necesario, desde boligrafos a grapadoras.

Una mesa apoyada en estanterías. Otra opción es utilizar un tablero asegurado sobre soportes hechos con estanterías abiertas con baldas. Además, con estos mismos elementos puedes enmarcar el rincón de trabajo, utilizando elementos verticales hasta en techo a cada lado de la mesa y cerrando el hueco con un modelo dispuesto en horizontal.

Crea un rincón de trabajo en casa

Tablero y borriquetas: lo más rápido. Y si no quieres poner un escritorio en toda regla, hazte con un sencillo tablero de madera o de cristal y unas borriquetas. Es una solución “exprés” que no necesita montaje. 

Crea un rincón de trabajo en casa

2 ideas para espacios independientes: mesas, estanterías y separadores

Puedes instalar una zona de trabajo en muy pocos metros y convertirla en tu despacho ideal. Conviene pensar asimismo en la manera de guardar tus cosas: libros, papeles, documentos, material, etc. Toma nota de estas propuestas:

Un escritorio sencillo y organizadores modulares. Cualquier rincón es perfecto para instalar una mesa de líneas rectas, una silla cómoda y un sistema organizador de cajas y estantes individuales colgados en la pared. Los sistemas de almacenaje modulares son una gran solución. Por ejemplo, la serie Kub cuenta con elementos que ayudan a componer espacios a tu gusto. No solo es una fórmula fantástica para organizar y guardar, sino también para independizar la zona de trabajo de forma decorativa.

Crea un rincón de trabajo en casa

Un diseño hecho por ti.  si te gusta el bricolaje y eres manitas, esta propuesta para montar tú mismo te encantará. Un hueco de una habitación se ha personalizado para convertirlo en zona de trabajo. Para ello, se ha separado con un tabique de cartón-yeso que después se ha pintado de blanco. El fondo del rincón está revestido con tablas de laminado; y se han colocado tres puntos de luz en el techo como iluminación cenital. En cuanto a la mesa, es una tabla suspendida y anclada a los lados y en la parte posterior con escuadras metálicas de pequeño tamaño. Al igual que las baldas colocadas sobre ella. El conjunto se completa con una silla muy estilosa y con un flexo de luz directa. ¡Ya tenemos una zona de trabajo aislada, cómoda y bonita!

Crea un rincón de trabajo en casa