Cuarterones de papel pintado para decorar la pared

¿Cansado de las mismas ideas para decorar las paredes? ¡Pues te damos un soplo de aire fresco! Se trata de un proyecto a medio camino entre colgar un cuadro y empapelar, que pondrá una nota muy personal a la estancia. Corta cuatro tiras de papel pintado del largo que quieras. Fíjalas a la pared a la misma altura con cola adhesiva (opta por un papel pintado autoadhesivo si te quieres ahorrar este paso, ya que es como una pegatina con una lámina protectora en la cara del pegamento). Después tendrás que medir cada lado -laterales, superior e inferior-, cortar las molduras que enmarcarán los trozos de papel con las uniones en ángulo y pegarlos sobre el borde del papel.

Sigue el paso a paso de este proyecto y, ¡luce cuarterones!