Cuidados de la planta del dinero

La planta del dinero es muy habitual en las viviendas, no sólo por la creencia que dice que atrae prosperidad a los hogares, sino también porque es fácil de cuidar y crece rápidamente.

La planta del dinero pertenece a la familia Lamiaceae y es originaria del sudeste de África. 

Se trata de una especie perenne —se mantiene verde todo el año— de raíces fibrosas y hojas suculentas que tienen la función de almacenar el agua y los nutrientes que necesita la planta para sobrevivir. Puede llegar a alcanzar unos 50 centímetros de altura y es de porte herbáceo, por lo que funciona muy bien como planta colgante. 

La planta del dinero florece durante todo el año. Lo hace en forma de inflorescencias formadas por flores de pequeño tamaño, de tonalidades azules y púrpuras.

Cuidados de la planta del dinero

Ubicación de la planta del dinero

Esta planta crece muy rápido siempre que el clima sea agradable. Pero no soporta el frío ni las heladas, por lo que lo más recomendable es cultivarla en un ambiente interior para que sus hojas no se dañen. Eso sí, si vives en una zona con un clima suave, con temperaturas mínimas superiores a los 5ºC, puedes cultivar la planta del dinero en tu jardín, patio o terraza, en un rincón protegido donde no esté expuesta a la luz del sol directamente.

Y es que la planta del dinero necesita mucha luz, aunque prefiere la sombra o la semisombra. De hecho, no tolera la luz directa del sol que seca sus hojas.

Cuidados de la planta del dinero

Temperatura y riego de la planta del dinero

La planta del dinero se desarrolla mejor si disfruta de una temperatura media. Los ambientes demasiado calurosos con temperaturas superiores a los 27 grados y los espacios secos con calefacción afectan de manera negativa a la salud de la planta, al igual que le perjudican los climas demasiado fríos, con temperaturas por debajo de los 5 grados.

La planta debe ser regada aproximadamente cada tres o cuatro días en verano y una vez a la semana en invierno, para mantener la humedad casi constante que precisa. Lo más idóneo es regar la planta del dinero cada vez que la veas seca, pero es muy importante ser precavido ya que un exceso de humedad podría causarle enfermedades fúngicas.

Cuidados de la planta del dinero

Para garantizar su salud, conviene abonar la planta del dinero cada 15 días durante toda la temporada de crecimiento, desde primavera hasta finales del verano. Puedes utilizar un abono universal o uno orgánico, por ejemplo a base de guano. 

Reproducción de la planta del dinero

Es posible reproducir por esquejes cualquiera de las variedades de la planta del dinero. Solo necesitas cortar una rama de la planta y meterla en un vaso de agua. A los pocos días, verás que empiezan a salirle varias raíces a lo largo del tallo. Cuando consideres que la rama escogida tiene suficientes raíces, la puedes plantar en una maceta, directamente en  la tierra. Conviene proporcionarle un sustrato poroso.