Decora con bloques de vidrio

Los bloques de vidrio ofrecen cientos de posibilidades y combinaciones diferentes. Consigue un toque lumínico muy especial que convertirá cada estancia en única. ¡Crea diseños geométricos, en los que predomine la simetría o mézclalos de manera desenfadada! 

Más de 200 modelos

Elige un color o varios y combínalos para diseñar un espacio personal en tu hogar o negocio

Ver productos

Ideas para decorar con bloques de vidrio

Los bloques o ladrillos de vidrio, también llamados pavés, son una solución decorativa perfecta para separar espacios sin prescindir de la luminosidad. Su versatilidad –para paredes, techos o suelos–, así como la gran cantidad de modelos, colores y formas han convertido a este material en el perfecto aliado para dotar de personalidad y carácter a cualquier espacio, ya sea un hogar o un local comercial. 

Aunque el vidrio es un material generalmente transparente, también hay bloques de vidrio opacos y translúcidos, ideales para conseguir tu toque decorativo, pero a salvo de miradas indiscretas. Además, la gran cantidad de colores, diseños y formas –cuadrados, rectangulares, redondos y, por supuesto, terminales para un acabado con estilo– ofrece un amplísimo abanico de posibilidades para que los mezcles y combines como prefieras.

¡Hay muchas opciones!

Rompe con la decoración tradicional y gana en privacidad. ¡Inspírate con estas ideas!

VER BLOQUES DE VIDRIO

 

Una pared de pavés en el baño

Bien sea para separar la zona de baño de la zona del lavabo y el inodoro o como mampara para la ducha. En cualquier caso, los bloques de vidrio dotarán a tu baño de un aura relajante y cierto toque a spa acogedor y agradable. Se puede elegir un modelo de ladrillos de vidrio incoloro o de diversos colores, creando un mosaico. Después, elige un color para las juntas que se adecúe a la decoración del resto del espacio. ¿El resultado? Un baño con carácter, unificado y, además, superelegante. 

Las paredes de pavés encajan genial en baños minimalistas e, incluso, en los de corte industrial. De hecho, para lograr ese efecto de fábrica de los años 50 elige un bloque de vidrio transparente y combínalo con un mortero específico para bloques de vidrio y añade un colorante negro, con el que cambiará el tono del mortero y conseguirás una decoración más personalizada. Verás cómo la luz se convierte en un elemento decorativo más de tu baño. ¡Hay muchísimas posibilidades y de lo más creativas!

Decora con bloques de vidrio

Separa ambientes y personaliza el espacio con bloques de vidrio

Ya has visto lo bien que quedan los bloques de vidrio a modo mampara o separando espacios en el baño. ¡Y esta idea la puedes extrapolar al resto de tu casa! La gran ventaja de los bloques de vidrio es que, aunque separan los ambientes, no impiden la libre circulación de la luz. Ahora, que paredes y puertas de cristal son tendencia, los bloques de vidrio se suman a esta preferencia para decorar, que, además, hace que los espacios resulten más grandes y luminosos. Una alternativa para tu hogar puede ser como pared divisoria entre el estar y el comedor, especialmente si la habitación es muy grande. Ambos ambientes compartirán espacio –y luz–, pero separados por una bonita y decorativa pared de pavés. ¡Dos estancias en una!

Decora con bloques de vidrio

En la cocina puede convertirse en la separación entre la zona de cocinar y la lavandería o el office, de manera que los espacios permanezcan conectados, pero al mismo tiempo diferenciados. Y lo mismo sucede en el salón.  ¡Compartir espacios nunca había sido tan estiloso! Eso sí, si decides separar un espacio con bloques de vidrio, cuida muy bien la iluminación. Coloca tiras led en la parte superior para conseguir una luz ambiental para ambos lados del pavés o unos focos led o downlight, te pueden ayudar a conseguir un ambiente cálido y bien iluminado. 

Bloques de vidrio también en el suelo y ¡en el techo!

Los bloques de vidrio pueden emplearse también como elemento constructivo. Una ventana de pavés no reducirá la claridad de la estancia y ofrecerá una luz tamizada y teñida de color –si es que los bloques son de colores–. En definitiva, un resultado acogedor, luminoso y con personalidad. Cambia la ventana de la bañera o de la ducha por un ventanal hecho con bloques de vidrio para aumentar la sensación de relax y comodidad cuando te des un revitalizante baño –o ducha–. Otra alternativa es colocar una ventana interior e iluminar la pared de ladrillos de vidrio por detrás, con lo que conseguirás un efecto lumínico único. Mezcla colores o emplea solo uno para homogeneizar la decoración general de la estancia. ¡Un éxito seguro! Incluso, con los bloques de vidrio inyectado opaco, puedes construir una barra para la cocina, delimitar la zona de vestidor o elevar la zona del comedor. ¡Las posibilidades se multiplican!

Pero también para el suelo y el techo son una alternativa. Lo único a tener en cuenta es que sean bloques técnicos transitables, es decir, especiales para el suelo. Y los puedes colocar también en el techo: una claraboya o una ventana de techo con pavés dotará a cualquier espacio de un efecto lumínico muy especial, casi mágico. Su versatilidad constructiva es capaz de crear espacios que nunca habías imaginado, además de lograr un estilo moderno y con un toque de diseño que ofrecerá la sensación de espacio abierto.

Decora con bloques de vidrio

En locales comerciales, showrooms, restaurantes e, incluso, despachos y salas de reuniones es un recurso decorativo que creará la sensación de ‘open space’. Juega con la luz del techo, genera diferentes reflejos con objetos situados detrás de los bloques o elige un modelo de pavés más translúcido para aprovechar al máximo la luz de la calle.

Todo lo que necesitas saber para hacer una pared de bloques de vidrio

Sabes que hay bloques de vidrio opacos, incoloros o traslúcidos, que dejan pasar algo la luz sin perder privacidad. Pero, además del color y de cuánto deje pasar la luz, tendrás que seleccionar también los terminales. Esto es muy importante en instalaciones de mamparas o división de espacios en ‘L’. Los hay curvos, con terminales poligonales o los clásicos con un acabado de 90º. ¡Será el toque final de tu pared de bloques de vidrio!

Decora con bloques de vidrio