Decora con la luz

¿Te apetece crear un ambiente especial en un rincón del salón? ¿Quieres iluminar el dormitorio con una luz sugerente? ¿Te gustaría decorar el comedor de manera diferente? Las bombillas decorativas son tus aliadas para dar luz a tus nuevos proyectos decorativos. Toma nota de nuestras ideas.

Cuando decoramos un espacio, la iluminación es tan importante como la elección del tipo de suelo o el color de las paredes. La luz es capaz de crear distintos ambientes, transmitir emociones e incluso modificar la percepción visual de un espacio.

A veces, en función del espacio y el tipo de decoración, no queremos recargar el ambiente con lámparas grandes o convencionales. En estos casos, las bombillas decorativas son capaces por sí solas de decorar y crear ambiente; son una manera original de decorar con luz.

Las bombillas decorativas son bombillas que tienen algo en especial. Puede ser su color, su forma o su modo de colocarlas, lo que las convierte en la solución perfecta para darle un toque diferente a cualquier estancia.

Decora con la luz

Los diseños de las bombillas son muy variados en cuanto a forma y color del cristal. Lo mismo sucede con los portabombillas, disponibles cada vez en más colores y materiales.

Luz ambiental en cualquier estancia

Las bombillas decorativas pueden ser utilizadas en cualquier estancia de la casa, desde los dormitorios al salón pasando por la cocina o el comedor. También son un recurso muy adecuado para decorar y aportar ambiente en cafeterías, restaurantes y comercios. Encajan especialmente bien en decoraciones retro y vintage, pero también en todo tipo de estilos clásicos y modernos.

Decora con la luz

Lo especial de estas bombillas, inspiradas en las clásicas incandescentes, es precisamente que la bombilla quede a la vista luciendo sus filamentos. Se pueden colgar de un cable con portabombillas, solas o e en grupo para conseguir un punto de luz ambiental.

La manera más simple de utilizar estas bombillas es colgarlas en solitario de un cable portabombillas.  Esta idea funciona muy bien, por ejemplo, sobre la mesilla de noche o la mesa del comedor.

Decora con la luz

Otra de las maneras más comunes de utilizar las bombillas decorativas consiste en colgar unas cuantas suspendidas de sus cables, negros o de cualquier otro color. Los cables pueden partir todos del mismo punto, o no. Otra idea es enrollarlos de forma ornamental en un soporte para que queden suspendidos a diferentes alturas. Podemos crear así un ambiente muy acogedor en el salón, por ejemplo.

Las cocinas de estilo industrial se benefician también de este tipo de iluminación. Puedes colgar, por ejemplo, tres o cuatro bombillas en hilera sobre una isla o una mesa para aportar un ambiente especial a la zona de comedor.

Otra forma de colocar las bombillas decorativas es instalarlas en portalámparas que quedan encastrados en la pared o el techo, de manera que los cables quedan ocultos. Es el efecto de las luces de camerino.