Decora tu puerta con un precioso racimo

¿Y si creas un adorno navideño totalmente único para colocar en tu puerta principal? La puerta de entrada es el lugar ideal para dar el toque personal a la decoración de tu casa en la época navideña. Es un momento irrepetible para pasarlo en familia y contar con la opinión de todos los miembros de la casa para elegir la composición. Primero da forma a la guirnalda y ponle un llamativo lazo que te permitirá colgar el conjunto final. Junta varias bolas (vosotros decidís si queréis que sean similares o de diferentes colores) como si fuera un racimo y átalo a la guirnalda. Dale el toque final pegando con silicona caliente las piñas u otros adornos para rematar el trabajo. ¡Bienvenidos al hogar, dulce hogar!