Decoración con gaviones

En la arquitectura, el urbanismo y el paisajismo los gaviones han pasado a formar parte de infinidad de proyectos y diseños. Solo tienes que personalizar el tuyo y ponerte manos a la obra. Son cestas o estructuras metálicas de acero inoxidable o hierro galvanizado hechas generalmente con malla electrosoldada fabricada para ser rellenada de piedras. Ocasionalmente pueden rellenarse igualmente de otros materiales.

Las estructuras que se consiguen con los gaviones de piedra son muy estables y no necesitan de ningún tipo de argamasa o morteros para configurarlas.  Eso sí, siempre que el gavión se vaya a utilizar como elemento constructivo estructural o de contención de terreno, debe ser evaluado por un experto para que asegurarnos de que tenga la resistencia adecuada para la obra.

Tamaños y usos de los gaviones

Hay cestas de diverso tamaño, aunque también se fabrican a medida, según los usos y necesidades. También hay gaviones de diferentes formas, en cubo, cuadrados, rectangulares, ovalados, circulares. Si son de fabricación propia puedes escoger el diseño que desees, partiendo de las mallas que se corten y den forma según el proyecto.

SABÍAS QUE...

Puedes dividir los espacios y decorar con un producto versátil que se adapta

Ver productos

El gavión se crea a partir de las mallas electrosoldadas que se pueden cortar con hoja de sierra para metales, cizalla o con amoladora y disco para metales; las distintas mallas se unen con alambre del grosor adecuado, dejando una parte a modo de tapa, que se cerrará después de la colocación de las piedras. Existen kit de gavión de varios tamaños, para realizar infinidad de combinaciones.

Al estar rellenos de piedras, los gaviones son muy decorativos, con ellos se levantan muros de contención de manera sencilla y se integran muy bien en todo tipo de terrenos. Las cestas se pueden rellenar, en cualquier caso, con otros elementos, como pueden ser troncos de madera, ladrillos, restos de obra, etc. Es una buena y bella opción para la realización de muretes divisorios o muros perimetrales en una fina. Aportan un valor indudable al paisajismo ya que se integra también muy bien en todo tipo de patios y jardines, incluso entre la vegetación.

Cómo hacer un gavión

Sea prefabricado o de construcción con estructura personalizada, el trabajo de realizar un gavión es muy sencillo. Únicamente hay que situar la estructura metálica en su lugar, dejar abierta la parte superior de la estructura o cesta y rellenar con el tipo de piedra escogido.

Después se tapará la parte superior del gavión, también con malla electrosoldada, sellándola con los correspondientes alambres. Con el paso del tiempo, tanto la piedra como la malla formarán un conjunto de indudable valor ornamental que se suma a las características estructurales.

En los últimos años han proliferado por muchas construcciones las estructuras con gaviones, tanto en obra privada como en obra pública y jardines. Hay gaviones que sirven como estructura propia de las construcciones o como decoración de muros o espacios exteriores o patios interiores. También puedes ver gaviones de piedra en lugares cerrados, interiores, como bares, restaurantes y hasta hospitales. Se han integrado de manera perfecta en todo tipo de edificios y proyectos arquitectónicos.

Decoración con gaviones: las mejores ideas

El diseño y los materiales

No hay prisa. Una buena manera de conseguir buenos resultados es hacer diseños previos de cómo se quiere construir o decorar con gaviones. Es el primer paso, antes de comprar, tanto las mallas como las piedras. Haz cuantos dibujos creas conveniente, imaginando los espacios ideales, trazando el tamaño y las líneas de las estructuras, su situación en el terreno. Puedes también hacer diseños con diversos colores, ya que encontrarás piedras también de muchos tamaños y tonos, para adaptarlos a cada diseño particular, según los gustos o los ambientes.

Lo habitual es hacer gaviones con todo tipo de piedras, pero también puedes rellenarlos de otros materiales, desde maderas, troncos, o restos de labores de construcción a material de desescombro. Puede cubrirse todo después con una masa vegetal, si el relleno no es muy vistoso y se han empleado residuos para contener o delimitar únicamente el terreno.

Los gaviones de piedras combinan también muy bien con el resto de materiales de la construcción, de tal manera que pueden alternarse con estructuras o paredes de mampostería, piedra natural o artificial, morteros, metales, madera, bloques o ladrillo. Solo hay que alternar las estructuras según un diseño predeterminado.

Sin límites para crear

1. Vallas para la propiedad

Este puede ser un sencillo y básico uso de los gaviones. Resulta una manera personal de delimitar la propiedad de un terreno, para ocultar un huerto, una casa, una nave o un espacio ajardinado. Únicamente habrá que atender las normas urbanísticas del lugar, por si hubiera particularidades de obligado cumplimiento.

2. Vallas para jardines

Este es uno de los ejemplos más vistosos. Si hay un sitio donde destaquen los distintos tipos de gaviones es en los jardines y espacios abiertos. Con las cestas o estructuras puedes delimitar el tamaño de los jardines, o compartimentarlo. Pueden ser estructuras de diferente altura y tamaño, para jugar según sea cada proyecto. Y armonizar los espacios de plantas o integrarlas en las piedras y mallas de los gaviones, para que formen parte del ajardinamiento.

Decoración con gaviones: las mejores ideas

3. Vallas para patios

En estos espacios pueden formar parte de la propia estructura de las paredes o como revestimiento decorativo de los muros y también para delimitarlos.

4. Vallas para un huerto

Si tienes un huerto, esta puede ser una de las maneras más sencillas y hermosas de delimitar el espacio: construyendo una cerca o valla a la altura deseada que cierre todo el perímetro de la propiedad. Así guardas el huerto al mismo tiempo que lo decoras y lo integras en el paisaje de una manera muy natural.

5. Delimitación de espacios exteriores

Este es otro de los usos que pueden resultar más espectaculares. Con las cestas o estructuras de distinto tamaño se pueden delimitar los espacios y jardines, sin necesidad de levantar otro tipo de muros. Puede haber puertas, pilares para verjas, espacios propios para barbacoas, como zona de estar, zona ajardinada, para pérgolas, para casetas, etc.

Decoración con gaviones: las mejores ideas

6. Muros de contención

Los gaviones tienen uno de sus orígenes precisamente en la realización de muros de contención de los terrenos inclinados. Era una solución fácil y más barata que la realización de estructuras de hormigón. Al mismo tiempo que contenían la presión del terreno, dejaban pasar la humedad y el agua y servían como soporte para la vegetación. Si tienes un terreno inclinado, los gaviones te pueden servir para evitar corrimientos de tierra y contener la presión del mismo, al tiempo que decoras el espacio.

7. Muros para estructuras

Las paredes de una casa, de un taller, de una nave, de un cobertizo, de una pérgola… se pueden hacer con gaviones. Únicamente hay que asegurarse de que el tamaño de los gaviones serán capaces de contener el peso y la presión de las cubiertas y de que el terreno en el que se apoyan tengan sus cimientos o sean estables.

Con gaviones también se pueden realizar escaleras, tanto de exterior como de interior. Son una base perfecta que se puede recubrir de madera u otros materiales habituales de la construcción.

8. Mesas y bancos

El mobiliario de jardines, patios o zonas exteriores se puede construir todo o en parte con gaviones. Las estructuras, patas, pilares de cada elemento se pueden levantar con cestas de gaviones rellenas de distintas piedras. Y sobre ellas fijar directamente las bases, tapas, tablones, maderas, metal, acolchamiento textil, etc. para acabar de construir las mesas o bancos que se necesiten.

Decoración con gaviones: las mejores ideas

9. Farolas, fuentes o duchas de exterior

Hacer pilares con gaviones no precisa de especiales conocimientos. Hay que escoger uno o varios gaviones, del ancho, largo y alto apropiados para levantar los pilares en los que se integrarán las farolas o las fuentes. Al mismo tiempo que se realiza la estructura de metal y piedra se van integrando las canalizaciones eléctricas o de tuberías para el agua. Finalizando con los apliques o grifos que se adapten a cada particularidad decorativa.

10. Barbacoas

Son otra posibilidad más en el mobiliario integrado en el jardín o en el huerto. Con las cestas o estructuras de malla y piedra de los tamaños adecuados puedes levantar toda la estructura necesaria para fijar sobre ellas las parrillas o planchas de una barbacoa y las tapas de encimera. Incluso puedes integrar iluminación, ocultando las canalizaciones entre las piedras de los gaviones. Solo tienes que personalizar el tamaño y el diseño.

11. Jardines verticales

Pocas cosas hay que conjuguen mejor con un jardín vertical que la piedra y la estructura metálica. De ahí que los gaviones de distinto tamaño y forma puedan ser la base perfecta para levantar un gran jardín vertical o pequeños jardines con vegetación. Únicamente hay que escoger las plantas adecuadas e ir integrándolas en la estructura de piedra y metal con el correspondiente sustrato para que las plantas pueden sobrevivir. También puedes integrar, quedando oculto, el riego localizado a cada planta o grupo de plantas.

12. Jardineras

Con cestas de baja altura puedes personalizar todo tipo de jardineras a partir de pequeños o grandes gaviones. Sitúa la estructura metálica en el lugar donde las vayas a colocar y rellena con piedra, dejando en el interior el hueco necesario para la tierra vegetal y las plantas colocadas siempre sobre malla geotextil en el hueco. El perfecto drenaje está garantizado. Puedes integrar sin problemas el riego localizado.

Decoración con gaviones: las mejores ideas