Decoración mural con traviesas de madera

¿Y si montas una decoración que simule que unas vigas salen de la pared de tu salón? No hay por qué alarmarse: se trata de un adorno mural que puedes hacer tú mismo. Simplemente tienes que comprar unos segmentos de una traviesa de madera y fijarlos a la pared mediante hembrillas. Ahora solo queda que decidas qué elementos vas a colocar encima: jarrones, portafotos, velas… son algunos de los objetos por los que puedes decantarte. Dejarás a tus visitas con la boca abierta.