Decoración náutica. ¡Inspírate!

Una decoración náutica o marinera está muy ligada al estilo de vida mediterráneo. Por eso nos gusta. Y no solo está reservada para las casas de zona costera. Las claves para lograr este estilo se pueden adaptar a tu casa, esté donde esté. Estas son las ideas que debes poner en práctica si suspiras por una decoración náutica. ¡Inspírate!

Vamos a ver cuáles son las claves del estilo náutico para que las lleves a los interiores de tu casa en mayor o menor medida según cómo de marinero quieres que se sienta un espacio.

- Blanco de base. La decoración náutica se basa en el color blanco. Es la base sobre la que se construye el interiorismo.

Decoración náutica. ¡Inspírate!

- Azules en todas sus tonalidades. El estilo marinero más tradicional es fiel al blanco y azul marino (su nombre dice mucho). Pero los ambientes con matices náuticos más actuales usan otras versiones de azul (como celeste, aguamarina o Klein) para lograr el mismo efecto.

Decoración náutica. ¡Inspírate!

- Un tercer color en los marineros más modernos. La decoración náutica tradicional no hubiera dejado paso al amarillo mostaza pero las tendencias se imponen y es una manera de, sin romper el efecto, aportar modernidad y más dinamismo a los espacios de tendencia navy. También el tono coral o rojizo anaranjado es recurrente en los ambientes decorados en este estilo.

- Motivos relacionados con el mar. Estrellas de mar, peces, faros, corales, anclas… los motivos relacionados con el mundo náutico aparecen en estampados en textiles, en papeles pintados y también en objetos decorativos como tal. En la pared un timón de barco es un complemento perfecto. Las notas más sugerentes las ponen papeles pintados con peces o un cojín estampado. Es en los detalles donde está la clave para darle más o menos carácter navy a un interior. 

Decoración náutica. ¡Inspírate!

- No faltan las rayas. Por supuesto, aunque haya motivos relacionados con el mar, la decoración náutica siempre ha usado las rayas para potenciar el efecto marinero. Así que incorpóralas  tanto en textiles como en revestimientos.

- Muebles en madera clara o blanqueada. Lavada, desgastada o perfectamente pintada, pero la madera es la protagonista en los muebles de la decoración náutica. Algunos muebles de madera, incluso se tiñen de azul. Pero también el metal, la cuerda y la fibra se cuelan en los ambientes marineros. 

Un consejo decorativo que funciona para lograr ese encanto que tiene la decoración náutica es que los objetos que incorpores parezca que han tenido un pasado, una vida. Que se aprecie su uso. De ahí que el efecto desgastado encaje en cuanto a mobiliario. Pero ¿cómo  se logra en otros detalles? Pues con materiales que no sean pulidos sino que tengan textura. Azulejos con relieve, cristal artesanal soplado, metales y porcelanas desportillados…

Decoración náutica. ¡Inspírate!