Duchas pequeñas: dale amplitud a tu baño

Un plato de ducha, por pequeño que sea, siempre da más amplitud al baño que una bañera. En este post queremos que te inspires con ambientes que cuentan con una zona de ducha no demasiado grande. Queremos que sepas cuáles son las medidas mínimas, los tipos de platos y otros detalles relacionados con duchas pequeñas. Porque pueden resultar cómodas y muy decorativas. Con una puesta a punto o una reforma, según sea tu caso, acertarás con la elección tras leer esta información.

Lo hacemos por ti

¿Pensando en cambiar tu bañera por una ducha? ¡En LEROY MERLIN te ayudamos!

Solicita presupuesto

Duchas pequeñas: medidas mínimas

Para que un plato de ducha resulte cómodo, las medidas mínimas son 70 x 70 cm. Si se trata de un plato de ducha rectangular, 70 cm es el mínimo en anchura. Lo más habitual en baños pequeños es que el plato de ducha sea cuadrado, semicircular (con una esquina redondeada) o rectangular, no más grande de 70 x 90 cm. Piensa que menos medida hará que no te puedas mover dentro de la ducha o que tus brazos den con las paredes al levantarlos para lavarte la cabeza, por ejemplo.

¡Baños mini!

Sabemos que lo que necesitas es inspiración, ver ejemplos de duchas pequeñas. Mamparas, revestimientos, colores, formas… ¡toma nota de todos los detalles!

VER TODOS LOS PLATOS DE DUCHA

Materiales del plato de ducha

Ten en cuenta que en un espacio de ducha pequeño puedes optar por instalar un plato o revestir el suelo con el mismo material de las paredes. Para los platos de ducha de obra, el microcemento es un material adecuado. También las baldosas porcelánicas en cualquier acabado y materiales sintéticos que mezclan resinas y piedras. Pero siempre es importante que elijas acabados que sean antideslizantes o que incorporen tratamientos para ello. Porque en una ducha pequeña también se producen resbalones.

Duchas pequeñas

En cuanto a los materiales de los platos de ducha, los sintéticos permiten adaptarse también a medidas y formas concretas (por ejemplo, si en la zona de la ducha hay un pilar que salvar). Los convencionales son de porcelana. Los hay de colores básicos (blanco, negro, gris y beis) y de otros más llamativos, incluso, decorados.

Duchas pequeñas

Lo ideal en un plato de ducha es que quede enrasado con el suelo, es decir, sin escalones ni desniveles. Es más seguro el acceso y, además, la sensación de continuidad es mayor. Como mucho, los platos de ducha sobresalen de 2 a 4 cm respecto al suelo.

La grifería de las duchas pequeñas

Como estamos analizando las duchas pequeñas, lo ideal es que te plantees empotrar la grifería en la pared para que así quede el espacio interior de la ducha despejado. Esto implica obra para llevar las tuberías a la altura de instalación de los mandos de los grifos. En cuanto al rociador, puedes elegirlo de pared o de techo.

Duchas pequeñas

Los revestimientos de las duchas pequeñas

En un cuarto de baño pequeño es preferible que predominen los tonos claros. Esto dará más amplitud visual al espacio. Puedes jugar con las texturas con diferentes materiales y revestimientos. Reserva el toque de color para los accesorios, si no puedes vivir sin él. La madera clara siempre pondrá calidez. En una ducha pequeña, no es aconsejable que las paredes tengan colores intensos, aunque sí puedes cambiar de revestimiento en las paredes que la delimitan por uno que aporte textura o un tono suave.

Duchas pequeñas

Las mamparas de las duchas pequeñas

Completar la ducha pequeña con una mampara hará más cómodo el uso y más estanca la zona que instalar una cortina. En LEROY MERLIN tenemos una amplia gama de mamparas de ducha para que elijas la que mejor se adapta al espacio. Desde diseños de medidas estándar (más económicos) a otros a medida. Puedes escoger el tipo de perfil y su acabado y la apertura de la puerta. La elección de esta última debe asegurar un acceso cómodo y seguro. Ten como referencia que el espacio de acceso debe tener al menos 60 cm de ancho y debe hacerse por una zona que quede despejada tanto por fuera como por dentro del plato de ducha.

Adaptadas a ti

Aprende a tomar las medidas para dar con la mampara adecuada

Ver artículo

En cuanto al cristal de la mampara, es aconsejable que sea transparente para no cortar la continuidad visual en un baño pequeño. De esta manera, todo el espacio parece más amplio. Pero si no te gusta la falta de privacidad inherente a un vidrio transparente, entonces pues optar por decorar el cristal con una franja serigrafiada al ácido o por un cristal ahumado.