¿Cómo ahorrar energía en la calefacción, climatización y agua caliente sanitaria?

El 7,5 % del consumo de energía en nuestra casa se lo lleva el agua caliente; el 7,4 %, la calefacción; y el 2,3 % el aire acondicionado. Esto significa que a climatización, calefacción y agua sanitaria dedicamos el 17,2 % de las facturas que pagamos de energía. Es un porcentaje lo suficientemente alto como para que pongamos nuestro granito de arena para economizar y gastar lo mínimo posible disfrutando del máximo confort.

Las familias somos responsables del 34 % del consumo total de energía del país, según el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Asumiendo sencillas pautas de conducta, podemos contribuir a reducir sustancialmente nuestros consumos de energía sin renunciar al confort.

Distribución del consumo de energía en el hogar

Es importante elegir el sistema de calefacción más apropiado para cada tipo de vivienda y las necesidades de cada habitación. No hay el sistema mejor para todos, sino que debes encontrar la combinación más adecuada para tus necesidades.

Ecoopciones ahorrar energía en calefacción y climatización

No obstante, te mostramos, en líneas generales, las soluciones de calefacción más eficientes teniendo en cuenta el uso que se le dé.

Ritos que debes adoptar habitualmente en tu hogar

  • Para que no haya pérdidas de temperatura (ni de pérdidas de frío en verano, ni de calor en invierno) utiliza ventanas con tecnología aislante, persianas automáticas, burletes y aislamiento térmico para mejorar el confort dentro de tu hogar.
  • Ayúdate de los termostatos y los programadores y regula la temperatura de tu casa a 20º C en invierno. Los cronotermostatos te permiten regular la temperatura de la calefacción y programarla por horas, con lo que puedes reducir el consumo de energía hasta un 25 %. En verano regula la temperatura del aire acondicionado a 25º C. Cada grado adicional que añadas (en invierno) o reduzcas (en verano) a la temperatura de la casa, el consumo de energía se disparará un 7 %.
  • Para ventilar la casa es suficiente con abrir las ventanas 10 minutos. Y bajo ningún concepto abras las ventanas teniendo la calefacción encendida.
  • Cierra las ventanas y baja las persianas en las horas de más calor; y, por el contrario, ábrelas cuando refresque.
  • Para aumentar el ahorro de energía todo el año puedes colocar un detector con función solar/crepuscular en las persianas automáticas. En verano las persianas se bajan automáticamente cuando les da el sol, con lo que el gasto en aire acondicionado se reduce. En invierno se cierran al anochecer, lo que mejora el aislamiento de la casa y permite ahorrar en calefacción.
  • Coloca el aparato de aire acondicionado en una pared sombreada: si lo colocas al sol su consumo será mucho mayor.
Ecoopciones ahorrar energía en calefacción y climatización

Mejorar el rendimiento de los radiadores

  • Cierra los radiadores que no precises usar y apaga completamente la calefacción si tu casa va a estar desocupada.
  • Instala paneles reflectantes tras los radiadores y emisores eléctricos para mejorar su rendimiento. Evitan que el calor se filtre por la pared y se pierda y lo proyectan hacia la habitación, con lo que se alcanza antes la temperatura de confort y se consigue hasta un 20 % de ahorro en calefacción.
  • No tapes las fuentes de calor (como radiadores, por ejemplo) con cortinas, muebles o elementos similares.
Ecoopciones ahorrar energía en calefacción y climatización

Consejos sobre las calderas

  • ¿Y si tu casa tiene caldera? Debes tener en cuenta que las más eficientes para calentar una vivienda de manera individual y las menos contaminantes son las calderas de condensación. Funcionan a baja temperatura (entre 40º y 55º) y ajustan la temperatura del agua en función de la temperatura exterior. La condensación es un proceso físico por el cual las calderas recuperan gran parte del calor que se pierde en forma de vapor de agua en el humo de la combustión. Esta capacidad genera un rendimiento extra que permite consumir hasta un 35 % menos de gas y así ahorrar en el consumo, además de emitir un 25 % menos de gases contaminantes a la atmósfera.
  • Revisa periódicamente el estado de la caldera: aumentará su eficiencia y vida útil.
  • Algunas calderas incluyen un termostato Wi-Fi que permite controlar el aparato a través de dispositivos móviles como un smartphone o una tablet. Son compatibles con instalaciones térmicas solares, lo que permite ahorrar más de la mitad de la energía respecto a las calderas convencionales. También existen termostatos Wi-Fi independientes, que son compatibles con todas las calderas. 
Ecoopciones ahorrar energía en calefacción y climatización

Los pellets: la solución más eficiente y ecológica

Las estufas de pellets son la opción más ecológica y eficiente para calentar una o varias estancias de la casa en la actualidad. La clave es su combustible: los pellets que les permite ofrecer un alto rendimiento calorífico de entre el 85 % y el 95 %. Esta opción supone un ahorro de entre un 30 % y un 60 % frente a otros sistemas de calefacción, como el gasoil o la electricidad.

Ecoopciones ahorrar energía en calefacción y climatización

Por su parte, las calderas de pellets para suministrar calefacción y agua caliente son una buena opción contaminando muy poco, ya que los pellets son una energía 100 % natural que respeta el medio ambiente. Además, es una solución económica, ya que se trata de un sistema autónomo que no necesita conectarse a una red y que la madera en troncos o pellets es uno de los combustibles más baratos. También hay que sumarle que su rendimiento es altísimo (80 %).

Climatización y calefacción en un mismo aparato

  • La mayor parte de los equipos de aire acondicionado están dotados de tecnología Inverter, lo que significa que consumen, como máximo, un tercio de la energía que producen. La clave es que consiguen la temperatura deseada rápidamente y la mantienen estable. Recuerda que la eficiencia de los aparatos de aire acondicionado viene reflejada en la etiqueta energética: los más eficientes (los de la clase A) pueden llegar a consumir solo una séptima parte de su potencia nominal. Además, incluyen bomba de calor, con lo que podrás utilizarlos también en invierno. Una bomba de calor que calienta por convección produce el mismo calor que una calefacción eléctrica tradicional, consumiendo tres veces menos. De tal modo que puedes ahorrar hasta un 70 % en la factura de la luz.
Ecoopciones ahorrar energía en calefacción y climatización

En definitiva, se trata de que cubras las necesidades energéticas de tu casa con el menor gasto posible para tu economía doméstica.