Descubre cómo es y qué aporta al baño el espejo de tus sueños 

Abrir la puerta del baño y comprobar que su decoración tiene un encanto especial, un toque distintivo que marca la diferencia. Es justo lo que sucede cuando das con el espejo perfecto. Hay muchos modelos que encajarán de maravilla en tu estilo. Ese broche final que buscas. Haz tu sueño realidad.

Cuestiones espaciales que importan

El espejo de tu baño puede convertirse en una pieza protagonista de su decoración, hacer que ésta brille de otro modo si lo combinas acertadamente con el estilo que le has querido dar al conjunto. Pero antes no puedes olvidarte de otros aspectos que condicionarán en gran medida su elección. Uno de ellos será decidir dónde lo vas a colgar, cuál es el lugar más apropiado. Como un importante elemento a destacar que también debe resultarte práctico. Resérvale un hueco amplio en la pared del lavabo para que enmarque esa zona y puedas mirarte en él cómodamente. Y si no hay sitio suficiente en ella, o la pila se encuentra bajo una ventana, piensa en un muro lateral cercano donde se luzca bien su silueta, sobre todo si es un modelo con luz integrada.

El espejo de tus sueños

Las dimensiones de tu estancia son clave para escoger una pieza acorde al espacio, que sume armonía al conjunto como un elemento equilibrado. Tu objetivo es conseguir que parezca un diseño hecho para tu estancia porque su forma y tamaño se ajustan como un guante. Si es grande, podrás permitirte el lujo de colgar espejos muy horizontales que requieren paredes amplias y añaden una elegancia actual a la decoración. O crear una bella composición de modelos redondos dispuestos en fila. Y si prefieres otras formas también te encajarán. No te preocupes si tu baño es más bien pequeño y con paredes estrechas. En eso caso, mejor pensar en un espejo vertical o cuadrado que estilice y de sensación de amplitud a los lados. O en diseños con geometrías más ornamentales: piezas ovaladas, esférica, hexagonales… como elementos suspendidos en el aire. En definitiva, utiliza sus volúmenes, para enriquecer el espacio y crear bonitos juegos visuales.

Cuestiones espaciales que importan 

El espejo de tu baño puede convertirse en una pieza protagonista de su decoración, hacer que ésta brille de otro modo si lo combinas acertadamente con el estilo que le has querido dar al conjunto. Pero antes no puedes olvidarte de otros aspectos que condicionarán en gran medida su elección. Uno de ellos será decidir dónde lo vas a colgar, cuál es el lugar más apropiado. Como un importante elemento a destacar que también debe resultarte práctico. Resérvale un hueco amplio en la pared del lavabo para que enmarque esa zona y puedas mirarte en él cómodamente. Y si no hay sitio suficiente en ella, o la pila se encuentra bajo una ventana, piensa en un muro lateral cercano donde se luzca bien su silueta, sobre todo si es un modelo con luz integrada.

El espejo de tus sueños

Las dimensiones de tu estancia son clave para escoger una pieza acorde al espacio, que sume armonía al conjunto como un elemento equilibrado. Tu objetivo es conseguir que parezca un diseño hecho para tu estancia porque su forma y tamaño se ajustan como un guante. Si es grande, podrás permitirte el lujo de colgar espejos muy horizontales que requieren paredes amplias y añaden una elegancia actual a la decoración. O crear una bella composición de modelos redondos dispuestos en fila. Y si prefieres otras formas también te encajarán. No te preocupes si tu baño es más bien pequeño y con paredes estrechas. En eso caso, mejor pensar en un espejo vertical o cuadrado que estilice y de sensación de amplitud a los lados. O en diseños con geometrías más ornamentales: piezas ovaladas, esférica, hexagonales… como elementos suspendidos en el aire. En definitiva, utiliza sus volúmenes, para enriquecer el espacio y crear bonitos juegos visuales. 

Un tesoro para la decoración

Piensa en el espejo como un valioso elemento estético, ideal para acentuar el look que le has dado a tu baño, quizá recién reformado. No solo te ayudará a potenciar su estilo, también de su mano puedes permitirte introducir esa nueva tendencia que tanto te gusta y presumir así de estar a la última. O aliarte con él para que la tecnología más innovadora entre de lleno en tu cuarto, por ejemplo a través de un espejo de última generación, o con prestaciones domóticas.

El espejo de tus sueños

Hoy día el espejo es una pieza auxiliar capaz de revolucionar la decoración de tu aseo. Actualizarla, renovarla… y, ante todo, personalizarla con diseños que conectan con tus  preferencias estéticas, desde los materiales favoritos a las formas y acabados que te ayudan a crear una decoración que lo dice todo de ti. Quizá muy grande, o demasiado pequeño. Al margen de sus medidas siempre hay un modelo que encajará perfectamente y captará toda tu atención nada más entrar. A veces para mirarte y otras para sentir agradables sensaciones ópticas desde la pared que preside y realza con su bella silueta.

El espejo de tus sueños

¿Moderno o más bien clásico?

En la decoración de tu baño de repente habrá un antes y un después cuando el espejo irrumpa en él. Además de sus prestaciones funcionales, con o sin luz, añadirá identidad por su diseño, el material que lleva y el acabado del canto. El secreto será que sintonice sutilmente con el resto de las líneas estéticas que mandan en el cuarto. ¿Qué look has elegido para él?, ¿Es muy actual o tecnológico, posee un bello aire industrial, predomina en el lo natural o es más bien clásico?

Si presumes de un baño marcadamente moderno o minimalista, con muebles y sanitarios contemporáneos, lo ideal es que tu espejo sea una suma de todo. Un elemento sencillo y bello por lo depurado de sus líneas. Por ejemplo, diseños muy limpios, libres de marcos, donde sus formas geométricas son parte de su atractivo: rectangulares, cuadrados, ovalados, redondos y hasta hexagonales, pondrán un toque chic al ambiente sin renunciar a la tecnología de última generación. Muchos de ellos son modelos retroiluminados. Te encantará la luz LED integrada que emiten -algunos iluminan delicadamente el contorno del cristal-, y la facilidad con que se encienden mediante sensores táctiles que no se ven. Darán una dosis de luz neutra perfecta como complemento a la iluminación de la zona del lavabo. Quizá prefieres modelos que añadan color y un guiño romántico. Nada como los espejos redondos rematados con marcos acabados en tonos intensos que son tendencia, como burdeos y berenjenas brillantes o grafito mate.

El espejo de tus sueños

Tal vez tu espacio luzca una decoración de corte clásica, inspirada en una estética que es un homenaje a los baños de toda la vida. Es muy probable que hayas jugado con materiales tradicionales en los muebles y complementos, como la madera, y que sean diseños más trabajados. Si es así, descubre el encanto de los espejos decorados: desde modelos rectangulares con adornos de motivos florales sobre el propio espejo, a piezas redondas rematadas con dibujos un tanto barrocos, propios de la cerámica clásica. Junto a ellos también te seducirán las versiones actuales que son un guiño a los espejos de otras épocas, con una imagen muy entrañable, como los modelos tipo camerino con estantes de madera.

Con aire industrial, sello rústico o ADN natural

¿Y qué sucede cuando el estilo industrial impregna la decoración del baño de tu casa? En él serán protagonistas indiscutibles los materiales y acabados que se identifican con esta corriente, tanto en los revestimientos para suelos y paredes, como en el mobiliario y el diseño de los sanitarios y la grifería. Nada como los espejos que armonizan con esta estética por la rotundidad de sus formas o porque recuerdan a bellas piezas recuperadas. Te encantarán los modelos rectangulares con finos marcos de color negro, tan característicos en los baños que evocan un pasado industrial. Y también los de marcos redondeados, acabados en blanco o cobre. Sin duda los diseños de corte vintage son otra sugerente opción; redondos y provistos de cuerdas o cadenas metálicas para ser colgados de la pared, ayudan a potenciar el espíritu de esta corriente surgida en Nueva York.

Ahora bien, tal vez tu baño sea un espacio al más puro estilo rústico, y para ello te has rodeado de muebles de madera especialmente cálidos. Todo en él te recuerda a las casas de campo tradicionales, desde el lavabo a la grifería y los pequeños detalles. Busca un espejo que potencie este efecto tan entrañable. Los modelos con marcos blancos totalmente lisos o tipo moldura ponen ese acento nostálgico que buscas y son fáciles de combinar con muebles rústicos de color natural o acabada en blanco. Sumarán a tu decoración con sencillez. Y si la tendencia natural marca el estilo de tu baño, apuesta por espejos de diseños versátiles, que se incorporen a la decoración amablemente. Quizá un modelo con marco de bordes redondeados sea suficiente. Además no olvides los espejos a medida; pueden ser la gran solución cuando buscas un diseño con un tamaño especial y algunos extras añadidos que mejorarán su funcionalidad.

El espejo de tus sueños