Adictos al taladro, todo lo que puedes hacer con esta herramienta imprescindible para manitas

Te defines como manitas, te encantan las herramientas y pensar en proyectos para usarlas en casa. Disfrutas con el uso, con el proceso y con el resultado de tu trabajo. Seguro que en tu taller, banco de trabajo o caja de herramientas no falta el taladro. ¡Una herramienta que provoca adicción! Hay tantos modelos como accesorios para que siempre recurras a él sea lo que sea que se te pase por la cabeza.

No solo de agujeros vive el taladro. Ayudante cuando vayas a pintar la casa, al preparar la verja exterior antes de renovar su imagen, pulir, decorar esa manualidad en la que has puesto tanto cariño… Entre las herramientas básicas que debe haber en todo hogar, el taladro ocupa un lugar destacado, especialmente para los amantes del bricolaje. ¿Te llevas las manos a la cabeza? Eso es porque aún no has pensado en todas las ayudas que ofrece. Te las descubrimos.

Una ayuda con el color

¿Pensando en pintar la casa? ¿Una habitación? Eliges el color, las brochas, preparas la superficie a pintar y proteges el suelo. Abres el bote, ¡empieza la tarea! Espera un momento, para que el acabado sea el que esperas, debes mezclar bien la pintura. Y es ahí donde el taladro te echa un cable con una varilla mezcladora. Con los accesorios adecuados podemos convertir un taladro en una multiherramienta muy útil para lijar, pulir, decapar o mezclar pinturas.

El taladro una herramienta imprescindible para manitas

Tus brazos tienen tarea, brocha arriba, brocha abajo, así que libérales de la mezcla enérgica que necesita tu pintura. Unas vueltas de taladro y estará lista.

Su tarea principal: agujerear 

Hacer agujeros, para a colgar lo que sea. Para fijar. Ahí el taladro es el rey. Los taladros se agrupan en dos tipos: con cable y a batería. Los taladros con cable tienen una vida útil larga y necesitan poco mantenimiento. Su potencia es mayor y constante, sin embargo, no son propicios para su uso como destornillador. Por su parte los taladros a batería permiten mayor autonomía y facilidad de trabajo; además tienen un peso reducido y permiten la posibilidad de trabajar como destornillador.

El taladro una herramienta imprescindible para manitas

Así que dependiendo del tipo de taladro, se podrán perforar unas superficies u otras. Si necesitas taladrar una superficie dura como el hormigón o el cemento, necesitas un taladro con cable; mientras que los que disponen de batería están destinados a superficies más blandas como cartón-yeso o madera.

El taladro una herramienta imprescindible para manitas


Y si hay algo que les apasiona a los amantes del bricolaje y fanes incondicionales del taladro son sus maletines de brocas. Todas colocadas en su sitio, perfectamente alineadas y agrupadas por tipos (para madera, para metal…) y organizadas de menor a mayor grosor. Las brocas son el accesorio estrella del taladro. En una casa surgen necesidades diferentes, de ahí que sea necesario tener varias brocas: un agujero en la pared para colgar un cuadro, en el lateral de un mueble para instalar un toallero, en una estantería para incorporar una balda más…

Lijar sin parar

Sin parar y sin gran esfuerzo porque seguro que alguna vez se te ha ocurrido lijar una amplia superficie a mano con una lija o taco de lija. Es casi una sesión de gimnasio. El taladro está para echar una mano. Si quieres lijar madera o metal, abusa de su capacidad. Con un plato de goma al que van fijadas las lijas o con un rodillo de pequeñas láminas de papel de lija podremos realizar diversos proyectos, como por ejemplo restaurar un objeto de metal, eliminar la pintura de la verja exterior, lijar la superficie de una mesa de madera…

Y por si no lo sabías, te contamos un secreto: los taladros también pueden utilizarse para limpiar o decapar diferentes superficies como metal, azulejo o madera con unos cepillos especiales. Dependiendo del material (nailon, latón, acero o acero inoxidable) se utilizarán para una superficie u otra. Y si te preguntas que para qué te puede servir, te damos una idea: te ayudará a restaurar el cuadro de una bici o a preparar un viejo mueble que quieres pintar.

El taladro una herramienta imprescindible para manitas

Y si lo que quieres es mimar el coche, en el pulido de los faros también es especialista el taladro. Mediante un plato de goma al que se colocan diversas boinas de pulido, como un cilindro de fieltro o tela colocados por medio de un vástago, se pueden pulir y abrillantar plásticos, metales, mármol o pintura. En este tipo de trabajos es necesario añadir un líquido o pasta, adecuados para cada material, que servirá como pulimento.

El taladro una herramienta imprescindible para manitas

Tareas de corte 

¡Sí! Cortes en metales, ladrillos u otros materiales. El taladro también corta, eso sí con el adaptador correspondiente. Así que puede ayudarte en determinadas tareas que quieras realizar. El adaptador permite colocar discos de amoladora o radial. Eso sí, la velocidad de corte es menor que la que tiene una radial y el adaptador no dispone de protector para evitar la proyección de partículas, así que hay que tomar precauciones si te decides a usarlo.

Limar o afilar metales, vidrios o cerámicas 

Ya sea para matar el canto o para redondear un perfil como para el afilado de herramientas con hoja metálica. ¿Qué se te ocurre? Puede que tengas entre manos la creación de una lámpara con una bonita botella de cristal. Pues esta opción te permitiría limar el canto de la botella después de cortarla. ¿Lo ves? Hay más usos de los que imaginabas. 

¿Te suena el término escofina? 

Puede que sí porque tú sabes de lo que hablas. Pero quizá lo hayas escuchado en alguna ocasión sin llegar a tenerlo muy claro. Pues te sacamos de dudas. Es un accesorio del taladro. Y es muy útil en los trabajo de bricolaje. Una escofina se usa para desbastar o rebajar metal o madera como si de una lima o escofina manual se tratara, aunque con la ventaja de que la velocidad es mucho mayor. ¿Dudas? Se usa para, por ejemplo, agrandar un agujero o rebajar un lado de una pieza que necesites encajar en otra.

Fresar y cantear 

Para crear las puertas de un mueble o para colocar una bisagra tendrás que fresar y cantear. Con el taladro y un accesorio adecuado podrás hacer estas tareas sobre madera. Para algunas de las fresas necesitaremos un adaptador o soporte que sirva de guía, mientras que otras se pueden utilizar como si de una broca se tratara.

Tu vena más creativa 

Hay muchos proyectos de bricolaje que pueden realizarse con el taladro como única herramienta eléctrica. Seguro que si eres un alma creativa que no para de idear cambios, piensa en customizar, en personalizar, en recuperar… tienes entre tus herramientas estrella el taladro. Tanto si eres de los que ha creado un farolillo perforado para el jardín como si prefieres proyectos de bricolaje de más envergadura como construir una caseta para el perro, el taladro está entre tus favoritos.

El taladro una herramienta imprescindible para manitas