Enchúfate al sol y ahorra en la factura eléctrica

Instala paneles solares fotovoltaicos en casa y produce tu propia electricidad. Ahorras hasta un 70% en tu factura de la luz. Y sin pagar impuestos especiales Generas energía limpia, sin emisiones contaminantes. Así cuidas el planeta y combates el cambio climático.

Enchúfate al sol y ahorra

Ahorra con una instalación solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica permite generar energía eléctrica a partir de la radiación solar. Con una instalación en casa puedes ahorrar hasta un 70% en la factura de la luz. Y tu vivienda se revaloriza.

¿Y el “impuesto al sol”? Desde 2018, en España, ya es historia. Ya no hay peajes ni cargos para el autoconsumo. Así se incentiva el uso de energías renovables para reducir las emisiones de gases efecto invernadero. Es más: puedes beneficiarte de deducciones fiscales o subvenciones que conceden algunos gobiernos autonómicos.

Durante el día utilizas la electricidad gratis generada por el sistema. Por la noche, empleas la electricidad suministrada por la compañía que tengas contratada. Además, puedes tramitar la modalidad de autoconsumo con excedentes:  la electricidad que generas y no consumes en el momento, se vuelca a la red de la empresa distribuidora. A cambio, la compañía, te compensa el valor de esa energía en tu próxima factura. 

Adicionalmente, es posible instalar baterías que permiten un uso más eficiente de la energía. Acumulan energía para su uso posterior. 

Enchúfate al sol y ahorra

¿Quieres saber cuánto ahorrarías? Coge tus facturas y mira la potencia contratada y el consumo. Fíjate el coste de unos paneles fotovoltaicos con la potencia que necesitas.

El coste de la instalación se amortiza en pocos años. Compruébalo tú mismo: suma todo lo que te ahorrarías cada mes. 

Un ejemplo. Una vivienda unifamiliar de 200 m² ubicada en la zona centro de la península, con una factura energética anual en electricidad de 8.500 kWh (aproximadamente 1.020 € al año). Con superficie libre en su cubierta de unos 45 m2. Se podrían instalar 15 paneles solares fotovoltaicos con un total de algo más de 4 kWp. Producirían en torno a 5.500 kWh anuales: un ahorro económico de 660 € al año. Es decir, una reducción del gasto del 67%.

Descubre cómo aprovechar la energia solar en casa en el siguiente vídeo:

Aprende más sobre cómo ahorrar con energías renovables.

Contribuye al cuidado del planeta

El sol proporciona una energía 100% limpia, respetuosa con el medio ambiente, gratuita e inagotable. Si generas electricidad en casa con la energía solar cuidas el medio ambiente. Porque no produces emisiones de CO2. Así luchas contra el cambio climático desde tu casa.

En el ejemplo anterior, no sólo se ahorra 660€ anuales en la factura de la luz, también se lograría una reducción de las emisiones de CO2 de casi 2.000 kg:

  Ahorro de energía total    Ahorro económico total 
5.500 kWh660 €/año

 

  Ahorro emisiones CO2 
2.000 kg CO2/año

También donde no llega la red eléctrica

Existen sistemas de autoconsumo aislado (con baterías). Te permiten tener electricidad sin conexión a una red de suministro. Son perfectos para lugares aislados, como una casa en el campo.

Vienen prácticos kits para generar electricidad donde necesites: en tu autocaravana, furgoneta, embarcación o puesto ambulante. Así reemplazas los generadores diésel, ruidosos y contaminantes. ¿Y para un refugio de montaña o un chiringuito de playa? ¡También!

La energía solar te resuelve un montón de necesidades. Por ejemplo, para el riego automático del huerto o jardín. O para iluminar tu terraza, tu porche o una caseta. ¿Vives en el campo?  Puedes hacer funcionar tu bomba de agua o las vallas de ganado con un kit solar.

También puedes aprovechar la energía gratis del sol para el funcionamiento de cámaras de vigilancia o las puertas de acceso de vehículos a la finca.

Incluso hay pequeñas soluciones para cargar tus dispositivos móviles e iluminar un par de bombillas. Perfectas para usar en casa o cuando vas de camping.

Descubre aquí kits de energía solar fotovoltaica.

Cómo funciona un panel fotovoltaico

Las células fotovoltaicas captan la radiación solar y la transforman en energía eléctrica de corriente continua. Para poder aprovechar la electricidad en tu vivienda, necesitas un inversor que convierte la energía captada en corriente alterna.

Es un sistema que no requiere mantenimiento y tiene una larga vida útil (los paneles duran más de 25 años).