Para toda la casa

Atrévete a cambiar las cosas

Si te preocupa el cambio climático, ponte manos a la obra. Porque tú eres parte de la solución y lo que hagas importa. ¿Cómo? Anímate con pequeños gestos cotidianos, ¡puedes comenzar ahora mismo! Cada granito de arena cuenta. O lleva las energías renovables a casa: aprovecha el sol, la biomasa y hasta el aire para climatizar tu vivienda. ¿Otra pista? Escoge siempre productos respetuosos con el medio ambiente... Así contribuyes a cuidar el espacio que habitas, desde el aire que respiras en tu balcón hasta los bosques y los océanos. Y, además, ahorras cada día.