Potencia tu energía con el Feng-Shui y deja que circule en libertad por los lugares principales de tu casa 

El Feng-Shui es la ciencia milenaria que hace circular la energía de forma que nos sintamos bien. ¿Magia? Una mezcla de sentido común y un toque de Oriente para sacar el máximo provecho a nuestra decoración poniendo en práctica sus consejos. ¡Abre tu mente y descúbrelo!

Feng-Shui: el arte de hacer circular la energía  

El chi es la energía universal que circula en nuestro interior pero también en nuestra casa. Mientras circule todo va bien pero, si se bloquea, el efecto más visible en nuestro cuerpo puede ser la enfermedad. En nuestra casa, una atmósfera negativa puede afectar el sueño, la salud, la suerte, la armonía de nuestras relaciones y hasta nuestro futuro profesional. ¡Casi nada!

Entonces… ¿Cómo cuidar el chi? Existen muchas técnicas dependiendo del lugar pero, en general, es fundamental evitar el desorden. La desorganización se apodera del chi, así que procura mantener el orden en zonas de almacenamiento ocultas y bien organizadas. Otra regla universal: al chi no le gustan las esquinas. Pon algo de luz en ellas como una guirnalda o una bonita lámpara. También hay que evitar dar la espalda a la puerta. Para cumplir con la regla del "control de las puertas", organiza la ubicación de todas las camas, sofás, sillones e incluso la zona de la cocina de forma que puedas “vigilar” el acceso.

 
Feng Shui en la decoración

Bienvenido a casa 

Las reglas generales se aplican particularmente al recibidor. De hecho, en la zona de la entrada acumulamos rápidamente un pequeño caos transitorio: zapatos, abrigos, la correspondencia, los vacía-bolsillos. Por tanto, la palabra clave aquí es obviamente la organización. Percheros, cofres o cajas te ayudarán a mantener  el espacio en orden y a recibir como se merecen a los recién llegados. Un pequeño truco: un espejo en la pared lateral ampliará la habitación. Por el contrario, evita el espejo frente a la puerta ya que enviaría el chi hacia el exterior. 

Feng Shui en la decoración

El salón: ¡viva la convivencia! 

La sala de estar es un lugar donde el vínculo entre amigos y familiares se refuerza. Para que sea armónico, organiza los sofás, sillones o pufs alrededor del centro. Recuerda evitar que estén de espaldas a la puerta o a las zonas abiertas. Las formas redondeadas y los materiales suaves son los más indicados. La dulzura es la clave para la armonía así que equilibra las ondas televisivas colocando al lado una planta -que no sea un cactus-. Las mejores orientaciones para el salón son: sureste, perfecto y estimulante; sur, especialmente si son habitaciones diseñadas para encuentros sociales y suroeste, apto para el recogimiento. La orientación oeste es ideal para los momentos de celebración.

Feng Shui en la decoración

El dormitorio, un himno a la relajación 

Recomendamos un color suave y cálido como los anaranjados, rosados o amarillo pálido y materiales blandos y suaves. El objetivo es fomentar todo lo que es Yin: descanso, femenino, frío, dulce en lugar de plantas, agua en movimiento (acuario), libros que estimulen la mente, somier de metal o iluminación fuerte. Es preferible optar por las lámparas, apliques y estores que filtren la luz.

 

Para la buena circulación del chi, la ropa tiene que estar fuera de la vista y el espacio debajo de la cama (idealmente a 20 cm del suelo) debe permanecer libre. Evitaremos los espejos o las vigas vistas que generan división por lo que no es una buena idea tenerlas en la habitación, lugar de reunión de la pareja. La mejor orientación es: norte - noroeste - este.

Feng Shui en la decoración

El baño, claro y seco 

Lo ideal es mantener un ambiente luminoso y seco. Para ello, elige estores laminados que filtren suavemente la luz natural y coloca plantas para mantener a raya la humedad.  Un consejo: cierra la puerta del baño y la tapa del inodoro para que el chi no se escape por las tuberías. La mejor orientación para el baño es: este - sureste.

Feng Shui en la decoración

La cocina, reina de la abundancia

Es conveniente que la cocina sea luminosa y se ventile con asiduidad pero, sobre todo, que el orden prevalezca allí más que en ningún otro sitio. Lo ideal es que la nevera, el fregadero y el horno no estén próximos entre sí. Es mejor mantener los objetos afilados, como los cuchillos, fuera de la vista. Los fruteros llenos de fruta y los botes de conservas a la vista, darán sensación de abundancia. La mejor orientación para la cocina: este - sureste.

Feng Shui en la decoración

El comedor, lugar de reunión 

La mejor orientación para el comedor es este para el desayuno; sureste para los encuentros familiares; oeste para celebrar los placeres de la vida y noroeste, indicado para las reuniones más formales.

Feng Shui en la decoración

Un despacho para el éxito en las reuniones 

En primer lugar, presta atención al control de la puerta, es decir, que la silla no dé la espalda a las zonas abiertas sino que más bien se sitúe en diagonal. Para fomentar las relaciones de trabajo en calma, puedes elegir las formas redondeadas. El agua simboliza el dinero y la abundancia y por tanto debe estar muy presente. Una fuente con agua en movimiento favorece las profesiones creativas. 

Feng Shui en la decoración

Favorece el Feng-Shui en casa 

  • Deja que circule el chi
  • Ordena tu recibidor
  • Busca la tranquilidad en la habitación
  • Apuesta por la abundancia en la cocina
  • Haz de tu comedor un espacio muy dulce
  • Elige formas redondeadas para el despacho