Formas redondas para espacios pequeños

Cuando se trata de decorar espacios pequeños hay que echar mano de la imaginación y de los trucos que consiguen que ópticamente el ambiente parezca más grande y despejado. Así que toma nota de este para crear un mini rincón de comedor en el salón o en la cocina. Opta por una mesa de tapa circular -bastan 60-70 cm para que coman dos personas-, que podrás arrimar a la pared y al no tener esquinas el espacio se verá más despejado, al igual que la zona de paso que la rodea. Asegúrate de elegir unas sillas que quepan entre las patas y delimita visualmente el conjunto con una alfombra redonda. Así el pequeño comedor quedará de lo más ligero y coqueto.