Control de las fuentes de calor: gana en confort y ahorra en la factura 

La calefacción es uno de los gastos más elevados del hogar, ya sea eléctrica o de gas natural. La casa inteligente te permite ahorrar y optimizar el uso de las fuentes de calor y frío de tu hogar sin perder en confort. Estufas con control Wi-Fi, emisores inteligentes, aire acondicionado con sensor, cronotermostatos… Hay múltiples soluciones para cada necesidad.

La calefacción puede suponer un 50% del consumo de energía del hogar, especialmente durante los meses más fríos. Hay muchas soluciones que te ayudan a ahorrar en la factura energética sin necesidad de renunciar a la comodidad y el confort. La casa conectada te permite, además, controlar estos productos desde un smartphone, tableta u ordenador con conexión a Internet. Podrás programar la calefacción según tus horarios y los de tu familia, apagarla y encenderla desde cualquier lugar con unos pocos clics y controlar tu consumo, con un ahorro de hasta 300 € al año.

Climatización inteligente: tu casa a la temperatura ideal 

Hay diversas soluciones inteligentes, que se pueden controlar desde tu smartphone o tableta, para mantener en tu casa siempre una temperatura perfecta, ya sea invierno o verano.

  • Emisores térmicos inteligentes: existen modelos que aprenden de nuestros hábitos para autoprogramarse, lo que supone un gran ahorro en la factura energética. Al poner el aparato en “modo learning” (aprendizaje), irá aprendiendo cuáles son tus patrones y los de tu familia mediante su sensor de presencia, que determina si hay alguien en la estancia. Si no detecta a nadie, el emisor se pone en el modo económico. Una de sus principales ventajas es que, si varían tus hábitos, lo detecta y se autoprograma solo. También hay modelos que disponen de sensor de ventanas abiertas, de forma que si hay un descenso muy brusco de la temperatura, se apaga automáticamente.
  • Los hay también con Wi-Fi integrado, que se pueden controlar y programar, mediante una aplicación, desde el smartphone, tableta u ordenador.
  • Estufas de pellets con Wi-Fi: estos sistemas de calefacción se caracterizan por ser limpios y económicos. Y con la nueva función Wi-Fi de algunos modelos, el ahorro y el confort pueden ser aún mayores, ya que permite controlar y programar la temperatura de una manera muy cómoda desde tu smartphone o tableta.
  • Aire acondicionado con Wi-Fi y detector de presencia: hay modelos de aire acondicionado que incluyen un módulo Wi-Fi o la opción de añadirlo. Esta prestación nos ayuda a controlar nuestro equipo de aire a la vez que ahorramos en la factura eléctrica. Los equipos con Wi-Fi permiten el encendido y apagado desde cualquier sitio a través de un smartphone o tableta: nunca más te volverás a dejar el aire encendido, con el consiguiente gasto que conlleva. Tampoco será necesario el uso del mando para controlar el aparato, aunque estés en la misma estancia: a través de la aplicación instalada en tu smartphone podrás controlar todas sus funciones estés donde estés. Asimismo se puede programar su funcionamiento según nuestros hábitos y controlar el consumo eléctrico (algunos modelos ofrecen gráficos sobre el uso del aparato y su eficiencia).
Fuentes de calor inteligentes

Termostatos inteligentes: conéctalos a tu caldera o a tu aire acondicionado 

Los termostatos inteligentes te ayudan a disminuir el gasto de tu hogar sin renunciar al confort y la comodidad. Su instalación es recomendable para sistemas de calefacción como calderas de gas, petróleo o pellets; pero también se pueden instalar para controlar el aire acondicionado de tu casa y que, también en verano, esté a la temperatura idónea.

Los termostatos inteligentes requieren de una conexión Wi-Fi activa y una aplicación, instalada en tu smartphone, tableta u ordenador. Los que son para la calefacción suelen ir conectados a la caldera, mientras que los que controlan el aire acondicionado se conectan al aparato mediante infrarrojos. Controla la temperatura de tu hogar desde cualquier lugar, programa la calefacción o el aire acondicionado según tu rutina y la de tu familia y recibe informes sobre tu consumo energético.

Fuentes de calor inteligentes

Hay modelos que te geolocalizan, de forma que cuando estás en un radio determinado de tu casa, ponen en funcionamiento los aparatos de climatización para que según llegues a tu hogar, este se encuentre a la temperatura perfecta. Incluso los hay que cuentan con sensores de temperatura, humedad, ruido, luz y movimiento para detectar si hay alguien en la habitación y así conectar la calefacción o el aire acondicionado. Y otros que tienen en cuenta las condiciones meteorológicas y la temperatura exterior para así anticiparse a ellas. Estas prestaciones ayudan a ahorrar hasta un 30% en la factura energética, lo que a final de año pueden suponer hasta 300 €.