Grifos de baño que ahorran agua

Ahorrar agua en casa es uno de los objetivos que todos hemos de fijarnos, no solo como una manera de reducir el gasto, sino también por respeto al medioambiente. El agua es un bien preciado y malgastarlo no debe ser nunca una opción. Por suerte, tenemos a nuestro alcance numerosas formas de ahorrar agua en casa, muchas de ellas muy fáciles de adoptar.

El cuarto de baño es normalmente el lugar de la casa en el que más agua se gasta, y por tanto, el punto de partida perfecto para iniciar nuestra misión de ahorro. Para ayudarnos contamos con diversos equipamientos que hacen posible un consumo más responsable del líquido elemento. Como los grifos de lavabo que aportan soluciones eficaces allí donde se necesitan. 

En los tiempos que corren lavarse las manos es más que un acto de aseo personal. Se ha convertido en algo imperativo, debido a la crisis sanitaria por el coronavirus en la que vivimos inmersos. Si tenemos en cuenta que una persona al lavarse las manos gasta de media 12 litros de agua por minuto, es fundamental contar con sistemas de ahorro que reduzcan este gasto.

Apuesta por grifos monomando

Equipados con una sola palanca para abrir y cerrar y para seleccionar la temperatura, los grifos monomando evitan el derroche de agua que resulta inevitable en los grifos con dos mandos independientes. 

GRIFOS MONOMANDO

Con una única palanca seleccionas la temperatura y evitas derrochar agua

Ver grifos

Los grifos de baño con maneta de doble posición, es una buena elección si tienes niños pequeños en casa. Tienen un tope a mitad del recorrido de la palanca, y en ese punto solamente sale el 50 % del caudal, teniendo que presionar si quieres que salga más cantidad de agua. Un mecanismo práctico que te ayuda a ahorrar.

Grifos de baño que ahorran agua

Si optas por los de apertura central en frío, además de perseguir el ahorro de agua, también hemos de tratar de reducir el consumo energético en nuestros hogares. Este tipo de grifos de baño te ayuda a lograrlo.  Cuando el grifo se abre en la posición central (la más habitual), el agua sale fría y así la caldera no se enciende de inicio. Puede parecer poco relevante, pero lo cierto es que un grifo de apertura en frío, equipado además con un aireador antical, puede ahorrarte hasta 146 € al año.

Ahorra agua con estilo

Aquí te mostramos solo algunas ideas entre infinidad de combinaciones posibles, para que puedas inspirarte a la hora de elegir de tu grifo de lavabo colaborando al mismo tiempo con el medio ambiente.

La magia de los aireadores

Nunca un mecanismo tan sencillo permitió ahorrar tanto a cambio de tan poco. Los aireadores son unas pequeñas piezas que se colocan en el propio grifo y que, mezclando el agua con aire, consiguen reducir el caudal. Sin embargo, no se tiene sensación de pérdida de cantidad de agua, lo que es una ventaja. 

¡COLÓCALO EN TU GRIFO!

Los aireadores nos ayudan a disminuir el consumo hasta en un 50%

Ver aireadores

Limitadores de caudal

Otra forma de reducir el caudal de agua para ahorrar consiste en instalar unos limitadores en los latiguillos, esos tubos flexibles que conectan las tuberías del agua con los grifos. El sistema es sencillo y efectivo, y te brindará la oportunidad de ahorrar hasta un 30 %.

Grifos de baño que ahorran agua

El tiempo justo

Los grifos temporizados son una opción interesante a la hora de ahorrar agua en el baño. Cuentan con un pulsador que acciona la salida del agua durante un tiempo determinado, normalmente unos segundos, y después el grifo se cierra de manera automática. Así eliminamos el riesgo de dejárnoslo abierto.

Grifos de baño que ahorran agua

Grifos que no hay que tocar

Están a la orden del día, ya que se pueden accionar sin tener que tocar la maneta. Basta con colocar las manos debajo del grifo. Un sensor de infrarrojos detectará la presencia de las manos y activará de forma automática la salida del agua.

No desperdicies ni una gota

Además de motivos higiénicos, hay una poderosa razón para elegir este tipo de grifos: ahorrar agua

Ver productos

El tamaño adecuado

A la hora de elegir el grifo de baño es importante decidirse por un modelo acorde a las dimensiones del lavabo, tanto si este va empotrado como si es de sobreponer. En el primer caso irá mejor un grifo de caño bajo, mientras que en el segundo será más adecuado uno de caño alto.

Grifos de baño que ahorran agua