Un actual y práctico cubre radiador con almacenaje 

Por estética, ya que el radiador es algo feo, y para ganar un valioso espacio de almacén. Hacer este cubre radiador solo tiene ventajas. ¡Y con un diseño rectilíneo que encaja en cualquier estilo! Merece la pena el esfuerzo. Empieza por medir el hueco que tienes para colocarlo y corta los listones de madera que formarán la estructura; después atorníllalos entre ellos. Ahora corta listones para el frente de la zona del radiador, que irán separados entre ellos unos centímetros, de manera que salga bien el calor. Con DM realiza los contenedores de almacén a cada lado –montados con clavos- y corta una pieza que será la puerta una vez la unas con bisagras. Ya casi lo tienes, falta una mano de pintura, dejar secar, colocar los tiradores en las puertas y fijar a la pared todo el mueble. ¿Siguiente paso? Pensar qué vas a guardar en el mueble y qué plantas y libros lucirán sobre tu nueva creación.

Descubre aquí el paso a paso.