Un organizador para tu mesa de trabajo

Bolígrafos, móvil, cargador, tijeras… El desorden y la acumulación de cosas pueden convertir cualquier tarea en un caos. Este organizador de escritorio es un diseño clásico que puedes construir tú mismo. Dotado de varios compartimentos, será tu mejor aliado en el trabajo.

Con unas piezas de madera, un poco de cola y unos tornillos, construir este organizador para el escritorio es cosa hecha. Es pequeño, pero eficaz: sus compartimentos tienen cabida para todas esas cosas que te estorban mientras trabajas o navegas por internet. Bolígrafos, cúter, tijeras, pendrives… Es imprescindible tenerlos a mano, pero si no tienes dónde colocarlos el desastre estará garantizado. Con este organizador te resultará facilísimo mantenerlos en orden y añadirás un toque decorativo a tu estudio o zona de trabajo. Déjalo en tono natural para un estilo clásico, ¡o píntalo en colores vivos para un efecto pop!