Haz un rollo de papel para la pared del cuarto infantil: el mejor lienzo para sus “obras de arte”

Con este diseño facilísimo de construir, pintar y dibujar nunca será “un rollo”. ¿O sí? Es un portarrollos de madera que se coloca en la pared para que los niños dibujen y expresen su creatividad sin límites. Constrúyelo con listones de madera, ligeros y muy fáciles de manejar.

¡Corta el rollo! O mejor, no lo cortes… Cuélgalo de la pared y deja que los peques lo usen para dibujar. Este mueble de pared no puede ser más sencillo: está formado por un marco de listones y una barra donde se coloca el rollo de papel continuo. Solo tendrás que cortar y atornillar las piezas, y en poco tiempo lo tendrás listo. Pon cerca unos rotuladores para que los niños puedan expresarse cuando quieran. Después, solo tendrás que cortar el papel para conservar las “obras de arte” o desechar las que no quieran. ¡Una idea de diez!