Herramientas para pintar paredes y techos

¿Piensas ponerte el mono de pintor y hacerlo tú mismo? Reúne todo lo necesario para hacer un trabajo limpio y rápido. Aquí te contamos las claves sobre las herramientas para pintar paredes y techos. Hazte también con cinta de carrocero, cartones y plásticos para proteger antes de pintar.

Herramientas para pintar paredes y techos

Las herramientas clásicas

1. Rodillo: si se trata de grandes superficies, nada mejor que pintar con un rodillo. Los hay de distintos tamaños y tipos. Te conviene contar con un rodillo grande (de 18 a 22 cm) y otro más pequeño para columnas, salientes, etc. En cuanto al material, la elección depende de el tipo de superficie:

  • Superficies lisas. Conviene utilizar un rodillo de pelo corto para un mejor acabado.
  • Con gotelé. Es recomendable emplear uno de pelo largo: así la pintura llega fácilmente al fondo sin apretar el rodillo (cosa que se desaconseja totalmente porque provoca salpicaduras y sobreesfuerzos). Los profesionales suelen utilizar los clásicos rodillos de lana.

Los rodillos ateflonados permiten ahorrar pintura porque no se queda adherida al pelo.

2. Alargador: para ahorrar esfuerzo y tiempo, lo mejor es poner el rodillo en un alargador extensible (telescópico). Evitas subir tanto a la escalera y, con un poco de práctica, no tendrás que agacharte para cargar el rodillo. También puedes probar con un palo de escoba, aunque no podrás regularlo.

 

3. Brocha: si la superficie no es muy grande o no te sientes cómodo con el rodillo, puedes pintar con una brocha. Hay brochas de todos los tamaños: escoge una ancha, plana y con cerdas largas.

¿Y la brocha de recortar? La necesitarás siempre, aunque uses rodillo, para acceder a huecos, esquinas y al encuentro entre techo y pared. Como son redondeadas, también resultan perfectas para pintar molduras.

4. Cubeta o bandeja: esencial para cargar el rodillo de pintura. Algunas traen rejilla para descargar el exceso de pintura y evitar que gotee. Muchos fabricantes de pinturas incluyen rejillas en sus envases.

También puedes hacerte con prácticos kits para pintar.

Aprende más sobre cómo elegir útiles de pintura.

Herramientas para pintar paredes y techos

Pintar con pistola

La gran ventaja de pintar con pistola es que cubres grandes superficies rápidamente y de forma uniforme. Las hay eléctricas, de turbina y para conectar a un compresor. Eso sí, protégete bien. Además de guantes, usa gafas y mascarilla.

Descubre en este vídeo las diferencias entre pintar con brocha, pistola o rodillo:

Tres herramientas con truco: ahorra tiempo y pintura

1. Rodillo recortador: lleva una espátula incorporada en el lateral que evita las incómodas rebabas de pintura.  Es perfecto para pintar en esquinas y bordes ¡sin utilizar cinta de carrocero ni brocha de recortar!

2. Rodillo que se carga de pintura: tiene en su interior un pequeño depósito para cargar la pintura. Aprovechas al máximo el producto y evitas salpicaduras. ¡Y no tienes que usar cubeta ni rejilla!

3. Limpiador de rodillo: si te has hecho con un rodillo de calidad, tendrás herramienta para rato. Una vez finalizada completamente tu labor, coloca el rodillo dentro del limpiador, conéctalo a una manguera y en un minuto lo tienes limpio. Déjalo secar, ¡y hasta la próxima!