Las mejores ideas para decorar cocinas sin azulejos. ¡Apúntate a la tendencia!

¿Cocinas sin azulejos? Hace unas décadas parecía algo imposible. Hoy hay nuevos materiales que permiten vestir las paredes de la cocina sin tener que alicatarlas. El papel pintado, la pintura y los nuevos revestimientos de pared convertirán tu cocina en un espacio para disfrutar en familia.

Cómo usar papel pintado para decorar cocinas sin azulejos

Hasta no hace muchos años era prácticamente imposible encontrar cocinas sin azulejos. Los alicatados de suelo a techo permitían contar con espacios fáciles de mantener, resistentes al agua y las limpiezas. ¡A nadie se le ocurría empapelar la cocina! Y es que los papeles pintados no eran aptos para estos espacios, quedando limitados a salones y dormitorios. Afortunadamente hoy las cosas han cambiado, y mucho: tienes a tu disposición papeles pintados vinílicos y lavables, diseñados especialmente para las paredes de la cocina. Son papeles que podrás limpiar con agua y jabón, y que te permitirán cambiar el espacio sin obras y en un tiempo récord.

Ideas para decorar cocinas sin azulejos

Para empapelar cocinas sin azulejos, las paredes deben estar lisas y en buen estado. Si están alicatadas, puedes elegir entre quitar los azulejos (una obra complicada y costosa) o cubrirlos con una pasta que unifique la superficie. Una buena idea es revestir solo el salpicadero con papel pintado: no tendrás que retirar los muebles y crearás una zona de interés visual. Escoge papeles con estampados de baldosas vintage, geométricos o florales, que ahora son tendencia. No olvides asegurarte de que el papel es lo suficientemente grueso para cubrir bien la pared, y por supuesto, que se puede lavar con detergente.

Cocinas sin azulejos: ¿se pueden pintar las paredes?

Dentro de las últimas tendencias para decorar cocinas sin azulejos, la pintura es sin duda la elección más habitual. Tal vez pienses que las paredes pintadas soportan mal la humedad, la limpieza o los humos de la cocción. Es cierto que muchas pinturas para pared no son aptas para cocinas, pero hoy día hay nuevos productos que permiten revestir las superficies sin miedo al agua y al jabón. Son pinturas plásticas que se limpian con agua y no desprenden olor. En su formulación contienen elementos químicos que las hacen más duras y lavables, además de repeler la suciedad y la grasa. ¡Te sorprenderás de lo fácil que es limpiar las paredes una vez pintadas!

Ideas para decorar cocinas sin azulejos

A la hora de pintar cocinas sin azulejos, las paredes deben estar lisas, limpias y secas. Si aplicas una imprimación previa, la pintura agarrará mejor y durará más tiempo en buen estado. Para cocinas de estilo clásico o funcional, lo mejor es escoger colores neutros y atemporales que combinen bien con los muebles de cocina sencillos. Opta por el blanco roto, el gris o el color de moda, el “greige” (una mezcla de gris y beige). Si te gustan los ambientes más atrevidos y personales, toma nota: las cocinas sin azulejos con muebles blancos o claros quedan genial con paredes en tonos intensos, como el azul cobalto, el granate o el naranja. Y si quieres una solución que sume las ventajas de ambos revestimientos (pintura y alicatado), siempre puedes alicatar solo el salpicadero y pintar el resto de las paredes.

Revestimientos de pared para cocinas sin azulejos

Los revestimientos de pared son cada vez más populares en decoración. Son fáciles de instalar, se limpian muy bien y las colecciones incluyen muchos acabados distintos. Son la solución ideal para decorar cocinas sin azulejos, ya que su composición vinílica aguanta perfectamente la humedad, la limpieza, el vapor de agua y el calor. Si tienes una cocina alicatada y quieres darle un nuevo aire sin hacer obras, no dudes en colocar un revestimiento de estas características en el salpicadero. En pocas horas, tu cocina habrá cambiado por completo y se verá mucho más actual.

Ideas para decorar cocinas sin azulejos

Entre los revestimientos que encontrarás para decorar cocinas sin azulejos puedes escoger entre distintos acabados:

  • Madera. Estos acabados imitan maderas de todo tipo: roble, nogal, pino… Ahora son tendencia los tonos grises y blanqueados, que aportan un atractivo aire nórdico a los espacios.
  • Baldosa hidráulica. Las cocinas sin azulejos no tienen por qué renunciar a los alicatados más decorativos. Hay revestimientos de pared que imitan el look de las baldosas hidráulicas clásicas, sin todo el trabajo que supone colocarlas.
  • Cemento pulido. Es uno de los acabados más populares para las paredes de la cocina. El cemento pulido es complicado de mantener y limpiar, pero si elegimos un revestimiento vinílico que lo imite, ¡problema resuelto!

Hoy existen muchas soluciones para decorar cocinas sin azulejos sin hacer obra y con una inversión mínima. Perfectas para hacerlas tú mismo y disfrutar de una cocina nueva desde el primer día. ¡Anímate a renovar la tuya!