Ilumina bien tu casa y consigue el ambiente deseado para cada estancia 

Una buena iluminación se consigue combinando distintas intensidades de luz de forma que cada espacio tenga la funcionalidad y el ambiente deseado. ¿Quieres saber cómo? Te mostramos cómo hacerlo. 

1. Cuatro tipos de iluminación 

Hay 4 tipos de iluminación principal que, dirigida en cada habitación con la intensidad adecuada, proporciona la funcionalidad que queramos dar a cada espacio.

1.1 Iluminación general

Su cometido es proporcionar luz a toda la habitación. Los aspectos a tener en cuenta son:

  • Normalmente se instala en el techo.
  • Para una mayor eficiencia, se recomienda multiplicar los puntos de luz por medio de apliques con bombillas de alta intensidad, focos orientados hacia arriba o ajustables.
  • La posibilidad de modular la luz aporta una mayor comodidad.
Ilumina bien tu casa

1.2 Iluminación puntual

Mediante un foco de luz bien definido, podemos crear un espacio de intimidad en un ambiente acogedor. Es muy fácil de lograr gracias a la gran variedad de accesorios que podemos fijar en la pared o poner de pie (como, por ejemplo, una lámpara de lectura)..

1.3 Iluminación decorativa

Ilumina bien tu casa

Esta iluminación direccional permite jugar con los volúmenes, modificar la percepción del espacio al optar por luminarias específicas, bombillas de colores o lámparas de fantasía.

1.4 Iluminación funcional
Su principal objetivo es hacer más cómodas y seguras las diversas actividades de la casa como cocinar, escribir, leer. Es un tipo de iluminación específica adaptada al baño, la cocina, los lugares de paso (entrada, pasillo, escalera), el taller, el garaje y el trastero.
Ilumina bien tu casa

2. Un tipo de luz para cada habitación 

Lo importante es crear el ambiente adecuado para cada espacio con la iluminación correcta. 

2.1 Iluminación en la sala de estar

Con respecto a la iluminación principal, la lámpara de araña o de techo sigue siendo un clásico.

Ilumina bien tu casa

Para una atmósfera más acogedora, puedes optar por apliques de pared o por una lámpara de pie regulable. En general, para una iluminación fuerte, son preferibles los focos halógenos.

Para una iluminación ambiental más relajante, elige bombillas de luz caliente de 2.700K o modelos potentes, halógenos o LED, combinados con un atenuador.

Ilumina bien tu casa

Además, pon una o dos lámparas, que difundan luz cálida en la sala de estar o en la mesa del despacho.

2.2 Iluminación en la cocina

En la cocina, la luz debe ser bastante potente ya sea a través de un plafón, lámpara de techo o puntos empotrados en un falso techo. Lo ideal es utilizar bombillas LED o halógenas que emitan una luz fría superior a 4000K.

Ilumina bien tu casa

Si quieres una iluminación más localizada, instala regletas, halógenos o leds en la parte superior de la encimera. Borrarás áreas de sombra incómodas o peligrosas. Hay modelos de regletas LED extra finas perfectas para iluminación invisible.

Si quieres iluminar el área del comedor, la luz cenital es la mejor opción.

2.3 Iluminación en la habitación

La iluminación ambiental debería ser suficiente para crear un espacio relajante a través de apliques de pared, lámparas en el techo o de pie con una bombilla de potencia media.

Ilumina bien tu casa

La iluminación del cabecero es la mejor opción para los amantes de la lectura. A cada lado de la cama, puedes colocar una lámpara de mesa o una lámpara de lectura con brazo articulado.

Otra solución es colocar halógenos empotrados en el cabecero. Para mayor comodidad visual, elige una luz blanca cálida como la de una bombilla fluorescente o LED.

Ilumina bien tu casa

En las habitaciones de los niños, la iluminación puntual varía según la edad: la lámpara lúdica y luz nocturna para los pequeños o lámpara de escritorio o de pie para los más mayores. Es recomendable optar por bombillas LED o de ahorro de energía para evitar quemaduras.

2.4 La iluminación en el baño

La iluminación principal es esencial (plafón o halógenos) y también la del espejo. La luz debe estar bien distribuida en todas las partes mediante apliques, halógenos o regletas sin olvidarse de los laterales.

Ilumina bien tu casa

Las luces empotrables son perfectas para combinar comodidad y seguridad en la zona  de la ducha.

2.5 luminación en zonas de almacenamiento

La iluminación adicional facilita el acceso a los armarios, vestidores e incluso a los cajones. Pueden tener forma de regletas u otros accesorios de pequeño tamaño para pegar o atornillar.

Ilumina bien tu casa

Las luces móviles son prácticas para rebuscar dentro del armario si es necesario. Algunas funcionan con baterías.

Las luces de pared orientables están destinadas a los cuadros y otros objetos. Hay modelos de pinza que se ajustan con un simple gesto y otros para atornillar. Generalmente están equipadas con luces LED para evitar cualquier emisión de calor.

3. La orientación de la luz 

Aprende a orientar la luz para obtener más eficiencia o crear efectos.

3.1 Iluminación directa

Recuerda que con la iluminación directa, a través de un plafón, halógenos o lámpara de escritorio cuanto más alejada esté la fuente de luz de la persona más amplia será su sombra.

Ilumina bien tu casa

3.2 Iluminación indirecta

La iluminación indirecta está orientada hacia una superficie reflectante como la pared, el techo o la mesa. 

Ilumina bien tu casa

La luz suave, con menos sombras, se obtiene con luminarias de reflector opaco abierto hacia arriba o con bombillas de fondo plateado pero ten cuidado con las superficies brillantes que pueden deslumbrar.

3.3 Iluminación mixta

La iluminación mixta divide la luz en dos partes, directa e indirecta, con haces de luz altos y bajos y evita diferencias significativas. 

Ilumina bien tu casa

Las pantallas y algunos apliques producen este efecto visualmente atractivo.

4. Elige las bombillas adecuadas

La calidad de la iluminación también depende del flujo luminoso y de la temperatura del color que irradian las bombillas que utilicemos. El flujo luminoso, expresado en lúmenes, refleja la intensidad de la radiación. 

Ilumina bien tu casa

Por lo tanto, entre una bombilla fluorescente, un LED y un halógeno eco que proporcionan el equivalente a 60W de una lámpara incandescente, el que produce la mayor cantidad de lúmenes es el más eficiente.

Ilumina bien tu casa

La temperatura del color, medida en kelvin (K), proporciona diferentes sensaciones dependiendo de su intensidad fría o caliente. Entre los 2500 y los 2700K, la llamada luz caliente se usa principalmente en las salas de estar. Entre 4.000 y 6.500K, es decir luz fría, perfecta para la iluminación funcional.