Ilumina con estilo cada habitación de tu casa para lograr ambientes a la carta 

¿Cuál es tu mejor momento del día? Quizás ese en el que enciendes la lamparita de la mesilla y abres el libro que te tiene enganchado, antes de conciliar el sueño. O ese otro en el que te metes en la bañera, pones una luz tenue, cierras los ojos y disfrutas del masaje del agua. O ese en el que almuerzas con la familia bajo una suave luminaria que invita a las confidencias. La luz crea estados de ánimo. No solo la natural, también la artificial, poderosa herramienta decorativa que transforma los espacios por completo. Te contamos cómo iluminar la casa, estancia por estancia, según las necesidades. Con estas claves básicas convertirás tu hogar en un lugar tan cálido y confortable que será el mejor de los refugios. No querrás salir de él.

Salón: varias zonas en una misma superficie, ¡reálzalas!

El rincón de música, el de lectura, o televisión, aquella zona en la que charláis con amigos, aquella en la que tienes colgados tus cuadros favoritos... El salón es un espacio multifunción donde se realizan un sinfín de actividades; de ahí que sea tan importante elegir bien los puntos de luz para cada una y potenciar distintas atmósferas: la iluminación en un salón debe ser flexible y, sobre todo, creativa.

Como luz general, los focos empotrables resultan una magnífica opción. En su mayoría proyectan un ángulo de enfoque de 38º a 60º; los downlights por su parte ofrecen una luz más difuminada y un ángulo de apertura de, al menos, 120º. Si además incorporas un regulador de intensidad, adaptarás la luz a cada momento y estado de ánimo: más intensa, para invitar a la tertulia con la familia, más tenue a la hora de relajarse y descansar.

Ilumina con estilo cada habitación

Otra buena solución es ambientar por zonas zonas –comedor, estar, lectura–. Será muy sencillo con una lámpara de techo en la parte central y completando cada rincón con pequeñas piezas: una luminaria de pie cerca del sillón o un modelo de mesa sobre la consola del espejo. ¿Cuentas con obras de arte, fotografías y objetos que quieres destacar? Las luminarias de realce harán que todas las miradas recaigan en ellos.

Ilumina con estilo cada habitación

Focos, linestras y lámparas para una cocina versátil 

Este sábado tienes invitados a comer, un almuerzo informal con amigos de toda la vida. Los convocas antes para tomar un aperitivo, mientras terminas de preparar el menú, y todo sucede en la cocina. Esta estancia tan funcional, desde siempre ha sido también centro cotidiano de reunión, un espacio para compartir con los tuyos: que disponga de buena iluminación, con varios puntos, reforzará más esa sensación entrañable.

Ilumina con estilo cada habitación

Una luz general es imprescindible, como también lo es una directa sobre las zonas de trabajo donde se preparan los alimentos. Las tiras de leds y los focos bajo los armarios superiores resultan perfectos, son discretas y muy prácticos. Si la cocina cuenta con una barra o con una mesa para comer, nada como la tradicional lámpara suspendida a la altura adecuada. No deslumbrará a los comensales y su haz cálido hará las sobremesas mucho más envolventes y agradables.

Atmósfera íntima en el baño: hazlo posible 

Nada hay más concurrido que el cuarto de baño familiar en hora punta: ¡poco tiempo y mucha gente! Una iluminación general es necesaria en este espacio, que sin embargo no exigirá mucha potencia dado el tamaño reducido que suelen tener estas estancias. Para salir a la calle con una sonrisa, sin embargo, el espejo debe devolvernos una imagen bonita que nos ilumine bien, bien con fotos integrados o focos y apliques instalados junto al espejo. Con luz directa te verás a la perfección para poder maquillarte o peinarte. Los apliques de pared a los lados del lavabo son otro buen recurso, ya que dirigen el haz luminoso a una zona concreta.

Ilumina con estilo cada habitación

Y si quieres convertir tu baño en el mejor templo del relax, la iluminación será también un magnífico recurso. Incluso si la superficie es mínima. Basta con crear una atmósfera íntima y serena. Controla la intensidad con reguladores y enciende unas cuantas velas de olor mientras tomas un larguísimo baño: un remedio infalible para recuperar la calma después de un día trepidante. Todavía mejor si puedes hacerlo en una bañera de hidromasaje con cromoterapia. Gracias a esta prestación, emite haces de luces de colores basados en la propiedades terapéuticas y revitalizantes de la luz. Lo último para relajarse y alcanzar un estado zen.

Ilumina con estilo cada habitación

Descanso reparador en el dormitorio con las luces adecuadas  

¡Qué confortable es un dormitorio bien iluminado, con una luz envolvente que no deslumbre e incite al sueño! Esta habitación se usa sobre todo para dormir, pero también se realizan en ella otro tipo de actividades, por lo que crear una atmósfera apropiada para cada una de ellas es fundamental. Así será más cómoda y también más funcional. 

Ilumina con estilo cada habitación

Luz general indirecta mediante una lámpara o con focos en el techo. Debe complementarse con lámparas o apliques de luz puntual sobre las mesillas. ¿Lees o te despiertas de madrugada? te vendrán bien para no encender las luces generales... y desvelarte. Si se trata del cuarto de niños, también les será de gran ayuda una lamparita quitamiedos.

Ilumina con estilo cada habitación

Y cuando vas a vestirte, ¿ves con claridad la ropa que quieres ponerte? Los puntos luminosos en el interior de los armarios facilitan la tarea de búsqueda, ¡son todo un invento!

Un trabajo más productivo con buena luz 

Desde que has colocado nuevos puntos de luz en el despacho parece que te cunde el doble el trabajo. No se cansan los ojos, ni estás disperso; además, la pantalla se ve perfectamente, sin molestos reflejos. Para ser más productivo, empieza por lo básico, un entorno laboral que favorezca un buen rendimiento. Por eso es tan importante disponer, además de luces generales, de luz directa de calidad en la mesa de estudio, una lamparita o un flexo orientable con una bombilla que emita poco calor, ya que va estar muy próxima. A ese respecto, la mejor elección son las led que tienen una vida prolongada y son mucho más ecológicas que las de cualquier otro tipo. La iluminación de este espacio, bien elegida, favorece la concentración y reduce el esfuerzo. Saldrás ganando en todos los sentidos.

Ilumina con estilo cada habitación

Lámparas controladas a distancia 

¿Te has dejado la luz de la cocina encendida? No te preocupes: puedes apagarla desde allá donde estés. ¿Te vas de vacaciones y te gustaría que se vieran ciertas zonas iluminadas como medida disuasoria para los ladrones? La domótica y los softwares de control se encenderán o apagarán solos. Tú solo tienes que programarlos. Permiten la activación y desactivación de luces y sistemas eléctricos de manera inalámbrica y a distancia. Se manejan fácilmente, a través del smartphone, de la tableta, etc. Así, cuando salgas de tu hogar, vivirás mucho más tranquilo y seguro.

Ilumina con estilo cada habitación

Pero también cuando estés en él podrás crear ambientes a medida con el gran abanico de sistemas domóticos existentes. Su uso adecuado permite realzar ambientes y hacerlos más cómodos, prácticos y atractivos. Solo con apretar un clic.