Todo lo que necesitas para conseguir la oficina perfecta en casa 

¿Quieres saber cuáles son los elementos imprescindibles para conseguir en casa una zona de estudio o de trabajo perfecta? Descubre estos tips de decoración: qué muebles necesitas, cómo disponerlos, cuál es la mejor iluminación y cómo mantener el espacio bien organizado.

Crea un espacio aislado, tranquilo y cómodo

Disponer de un espacio bien organizado, cómodo y lo suficientemente aislado es esencial para poder aprovechar las horas que pasamos trabajando en casa. Más amplio o más reducido, podrás sacarle el máximo partido al espacio con estas ideas fantásticas.

Lo primero que debes hacer, antes de disponer tu zona de trabajo en casa, es buscar un espacio tranquilo, silencioso, alejado de cualquier distracción. De este modo, podrás aislarte de la actividad de la casa mientras estás trabajando. Si tu casa es pequeña y no tienes la opción de contar con una habitación tranquila para instalar tu estudio, coloca el escritorio en un rincón lo más apartado posible, debajo del hueco de la escalera, por ejemplo, o en el dormitorio.

Consigue la oficina perfecta en casa

Incluso es buena idea, si es posible, aislar la zona de trabajo con algún elemento divisorio como un panel, un estor o un biombo.

Consigue la oficina perfecta en casa

También es importante conseguir que el espacio resulte acogedor y confortable. Para ello apuesta por materiales como la madera para el suelo o los laminados para los revestimientos, y combínalos con otros diferentes, como el cobre o el cristal, que aporten dinamismo.

Elige los colores con acierto 

Los colores transmiten sensaciones. Por eso es importante elegirlos bien a la hora de decorar nuestra casa y también la zona de trabajo o estudio. Si necesitas un espacio activo y dinámico, en el que puedas sentirte lleno de energía, opta por colores claros y brillantes. Y si lo que buscas es un lugar sereno en el que puedas concentrarte con facilidad, lo mejor es decidirse por colores neutros y tonos oscuros. 

Consigue la oficina perfecta en casa

Pero lo que deberás tener en cuenta de verdad es el equilibrio, la armonía. Los espacios cálidos y oscuros necesitan algún toque vibrante (puede proceder de una planta, de un accesorio o de un cuadro en la pared). Por el contrario, si tu rincón de trabajo está decorado con colores demasiado alegres y llamativos, acertarás con algún detalle sereno como una alfombra de fibras naturales o un objeto de madera.

Consigue la oficina perfecta en casa

Para ayudarte en la elección recuerda que los tonos verdes ayudan a despertar la imaginación y la creatividad, que los azules transmiten sensaciones y emociones, y que los colores tierra favorecen la comunicación.

Los expertos señalan, además, que el verde agua y el lavanda son geniales para concentrarse mejor, igual que los tonos naturales como el blanco o el beige. Algunos toques de color intenso, en naranja o amarillo por ejemplo, pueden ayudarte a motivarte y a recargar la energía. Puedes aplicar estos colores vibrantes en cuadros, cortinas y en los accesorios de escritorio. 

 

Los muebles, cómodos y del tamaño adecuado 

Un mobiliario funcional y práctico, bien escogido, te ayudará a trabajar con comodidad y eficacia. Y para eso ha de ajustarse a tus necesidades. Lo ideal es elegir una mesa amplia con espacio suficiente para el ordenador y el material que necesitemos manejar, y para los accesorios como lápices, bolígrafos, calculadora, etc.

Consigue la oficina perfecta en casa

Pero también hay que tener en cuenta que la mesa ha de adaptarse al espacio disponible. Un escritorio demasiado grande puede entorpecer el paso y, además, nos costará más trabajo mantener papeles y accesorios en orden.

El otro punto importante, en cuanto al mobiliario, es la silla, que ha de ser cómoda y ayudarte a mantener una postura correcta. Opta por una silla con respaldo y regulable en altura.

Consigue la oficina perfecta en casa

También te vendrá bien alguna estantería en la que organizar tus libros y el material que necesites. Colócala cerca, a la altura adecuada, para que sea accesible y puedas tenerlo todo a mano. Así no tendrás que levantarte cada dos por tres y evitarás desconcentrarte.

Que no te falten recursos para ordenar 

Un buen espacio de trabajo ha de estar bien organizado. El desorden y el caos no tienen cabida en él y, para mantenerlos alejados, conviene adoptar ciertas medidas. No tengas muchas cosas a la vista para evitar distracciones y pérdidas de tiempo, y hazte con los elementos de almacenaje que necesites para mantenerlo todo en orden.

Consigue la oficina perfecta en casa

Cajas, botes para lápices, bandejas, estantes, etc. Cualquier recurso es bueno para mantener el escritorio en orden. Puedes colgar frente a la mesa un panel para notas, o un panel perforado PEG para acoplar ganchos y colgar accesorios. Todos estos son recursos sencillos pero eficaces, y nos hacen la vida (y el trabajo) más fácil. 

Consigue la oficina perfecta en casa

 

La iluminación perfecta para la zona de trabajo 

Que nuestro lugar de trabajo esté bien iluminado es una prioridad. Lo ideal es que disponga de suficiente luz natural, aunque será necesario contar con alguna lámpara de luz indirecta que nos permita trabajar por la noche, por ejemplo, o en los días más oscuros. 

Hazte con una lámpara de techo que te proporcione una iluminación general, y busca una lámpara de mesa o un flexo para una iluminación directa sobre el escritorio. Los expertos aseguran que la luz fría (bombillas de unos 60 W) favorece las tareas de concentración, aunque son muchos los que prefieren la calidez de las luces amarillas. 

Consigue la oficina perfecta en casa

También es importante que el espacio de trabajo esté siempre bien ventilado y que la temperatura sea la correcta, entre 19 y 22 °C. Así lograrás el espacio más cómodo y adecuado para trabajar con eficacia. Si tienes en cuenta todos estos aspectos a la hora de planificar tu rincón de trabajo en casa, acertarás de pleno.