Inodoro seco ecológico, lo que tienes que saber

Los baños secos son ecológicos porque no requieren de agua para la evacuación de residuos. En su lugar, se utiliza serrín u otros métodos de compostación para degradar la materia fecal. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre este tipo de inodoros ecológicos.

Inodoros secos

No contaminan, ahorran en consumo y requieren menos costes de mantenimiento

Ver productos

¿Qué es un inodoro seco?

Se trata de un wc que no utiliza agua. Funciona a través de la fermentación aeróbica, es decir, convierte los restos fecales en compost y los degrada. Al no estar conectados a la bajante de la casa, puedes colocarlos donde quieras. 

El compost obtenido con este sistema resulta un estupendo abono natural para la tierra, aunque no se recomienda su uso para abonar productos de consumo humano.

¿Cómo funciona un inodoro seco?

Hay varios tipos de inodoros secos en función del método de degradación de la materia que utilizan: la fermentación o la desecación. La diferencia de ambos métodos consiste en que en el primero se mezclan la orina y las heces en un mismo recipiente, mientras que en el segundo se almacenan por separado.

Inodoro seco ecológico, lo que tienes que saber

El modelo más básico de baño ecológico se puede fabricar fácilmente. Consiste en un recipiente que recupera las heces y las cubre con serrín o algún tipo de materia orgánica seca. Una vez lleno, hay que vaciarlo en algún lugar apto o indicado para su adecuado tratamiento.

Los modelos más desarrollados cuentan con una cámara de fermentación bajo el propio baño. En ella, los residuos se pueden almacenar durante bastante tiempo. Además, incluyen un sistema de ventilación que facilita el secado y la fermentación de la materia orgánica. Pasado el tiempo indicado, normalmente unos seis meses, las heces almacenadas y desintegradas pueden ser utilizadas como abono, o ser depositadas en la naturaleza sin causar peligro para la salud pública.

Inodoro seco ecológico, lo que tienes que saber

¿Dónde se pueden instalar?

Están pensados para colocarse en zonas aisladas sin infraestructuras, ya que no requieren de conexión a la red de saneamiento y no necesitan agua para funcionar. Este hecho es precisamente el que hace que sean tan ecológicos, ya que no contaminan ni utilizan el agua necesaria para el consumo humano. Es habitual verlos en furgonetas u otros medios de transporte, como trenes, o en algunas piscinas privadas. También se utilizan como baños portátiles situados en la calle.

Sin embargo, este tipo de sanitarios no pueden implantarse en cualquier lugar. Es muy importante que estén situados en zonas con buena ventilación para evitar malos olores. Algunos baños incorporan un sistema de ventilación mecánico propio.

Inodoro seco ecológico, lo que tienes que saber

¿Cómo se limpia un baño seco?

El asiento, tapa, recipientes y separador de orina se limpia de la misma forma que un baño tradicional, pero se deben retirar las partes del baño para su limpieza, para que no caigan elementos químicos en el fertilizante líquido o los restos sólidos.