Jardines de ensueño con piscinas increíbles

¿Te encantaría tener una piscina en la que disfrutar del verano al 100%? O si la tienes, ¿mejorarla para disfrutar aún más del verano? Saca papel y boli y toma nota de estas geniales ideas para disfrutar de la piscina en tu jardín.

En la ciudad o en el campo, si tu jardín tiene espacio, ¡no lo dudes y plantéate instalar una piscina! Imagínatelo, llegas a casa después de trabajar, hace un calor abrasador y ahí está tu piscina: fresquita, fría, relajante… Piénsalo: empieza la temporada de verano y qué mejor que celebrarlo con tus amigos con una barbacoa en la piscina. ¿A que ya lo estás viendo?

Jardines con piscina

Para ayudarte a pensar cómo quieres que sea tu jardín de ensueño, te damos tres claves prioritarias:

1. Lo primero que tienes que hacer si quieres un jardín con piscina es pensar en cuál es la mejor ubicación. Lo más idóneo es que escojas un lugar del jardín en el que dé el sol cuantas más horas mejor. También es importante que esté protegido del viento. Lo agradecerás cuando os deis un baño, pero también cuando tengas que limpiar la piscina, ya que se llenará de menos hojas y suciedad. ¡Será un rincón muy acogedor y apacible para disfrutar de un refrescante baño! 

Jardines con piscina

2. Cuando hayas elegido la ubicación ideal, piensa en qué tipo de piscina quieres. Las que van enterradas pueden ser de obra o de poliéster, pero también hay otras en superficie –también de poliéster–, perfectas para quienes no quieren complicarse la vida con obras y reformas. La estructura de las de superficie puede ser de acero, madera, composite o PVC.

Jardines con piscina

Valora tu presupuesto y el espacio del que dispones. Ten en cuenta que, si la quieres enterrada, necesitas saber si puedes excavar en esa parte del terreno, teniendo en cuenta sus características y la normativa al respecto. Y, cuando elijas el emplazamiento, asegúrate también de que por debajo no pasan tuberías, sistemas eléctricos, etc.

3. Los complementos de la piscina y la seguirdad también son importantes. Tanto si te decides por una enterrada como por una de superficie, es aconsejable que presentes especial atención a la seguridad. Por ejemplo, el suelo que rodea la piscina no solo tiene que ser decorativo y estiloso, ¡también seguro! Selecciona uno antideslizante para evitar resbalones y accidentes. Fíjate que esté dotado de buen drenaje y evacuación del agua. Con un suelo de madera de exterior –o de composite, que imita a la madera y es muy resistente–, se consigue un toque muy cálido y acogedor, y podréis pasar alrededor de la piscina con toda seguridad. También con un suelo de cerámica podrás decorar el borde de la piscina con soluciones antideslizantes y antihielo. 

Jardines con piscina

Jardines pequeños con piscina

¿Que tu jardín es pequeño? ¡Sin problema! Sea como sea puedes vivir un verano de lo más refrescante instalando una piscina. Existen soluciones para todo tipo de espacios. Hay modelos de piscinas en superficie que tienen un diámetro de 3 metros, perfectas para jardines pequeños y medianos. ¡Así que el tamaño de tu jardín no es excusa!

Gracias a sus diferentes acabados puedes conseguir un ambiente más rústico o más contemporáneo, dependiendo de tus gustos. De hecho, a una revestida con paneles de madera solo hay que añadirle unas tumbonas y una sombrilla. Coloca unos paneles –también de madera– para conseguir la ocultación que necesitas y… ¡Voilá! Un pequeño jardín con piscina muy coqueto y acogedor.

Jardines con piscina

¡Pero un jardín pequeño también puede presumir de piscina enterrada por pequeño que sea! Puede que pierdas zona de jardín en beneficio de la piscina, pero ¿a quién le importa? Seamos realistas: el jardín solo lo utilizas cuando hace buen tiempo. Y, ¿qué es lo que más apetece cuando hace calor? ¡Pues un refrescante baño! Vale que no podrás practicar tu estilo mariposa, pero relajarte ¡seguro que sí!

Jardines con piscina

Jardines modernos con piscina

Conseguir un jardín moderno con piscina no es complicado. Apuesta por muebles de jardín con una línea actual y contemporánea y que, al mismo tiempo, proporcionen confort y relax. Unas tumbonas para tomar el sol, un chaise longue para relajarte y unas butacas para tener espacio para todos. Incluso puedes colocar una ducha que combine con el estilo de tu jardín con piscina. Las hay hasta con acabados en madera o, incluso, solares, ideales para jardines modernos.

Otra idea que puedes poner en marcha es una zona chill out. Con una pérgola con acabados en blanco, siempre en tendencia, –o unas mallas de sombreo, tan modernas– y unas cómodas tumbonas para disfrutar del sol conseguirás dotar a tu jardín de un rincón íntimo y relajante. No te olvides de los textiles, son los que aportarán carácter y personalidad a tu espacio de relax.

Jardines con piscina

Jardines con piscina y barbacoa

¿Qué más se puede pedir? ¡Deleitarás a tus invitados con tus dotes como chef con tus especialidades a la brasa! Y después, ¡un baño fresquito para quitarse el calor! En la categoría de anfitriones, ni Jay Gatsby estará a tu altura. Una barbacoa es el complemento que tu jardín con piscina necesita para estar completo. Contempla también el espacio que necesitarás para dejar la leña, así como toda una superficie en la que apoyar los accesorios de la barbacoa.

Jardines con piscina