Utiliza series de focos para conseguir una iluminación acogedora

Los efectos que crea la luz son mágicos. Y los focos de superficie son una alternativa ideal para lograr esa sensación. Ilumina o destaca un rincón de lectura o una estantería, o aporta luz a una estancia y crea diferentes ambientes. Combinando la posición de los focos podrás jugar con la luz y el espacio, logrando un efecto muy cálido y acogedor.

¿Luz puntual o general? ¡Consíguela con focos!

Las series de focos son geniales para ofrecer luz puntual. Con ellas se puede jugar y experimentar con la dirección de los haces de luz que ofrece, desde uno hasta seis. ¿Te has cansado de que destaque tanto esa foto que sacaste en uno de tus viajes? Cambia la dirección del foco que lo ilumina hacia otro objeto, o simplemente, direcciónalo hacia el suelo. En estos casos, puedes utilizar series de focos cuyo ángulo de luz sea de 24º a 36º: crearás un interesante juego de luces y sombras y enfatizarás la presencia del objeto que esté iluminando.

Juegos de luces con series de focos

Pero también pueden emplearse para proporcionar luz general o de ambiente. Instala una serie de focos con varios puntos de luz para que “bañen” por completo la estancia. En este caso, elígelos con un un ángulo de luz superior a los 80º para evitar demasiadas sombras y conseguir una mayor luminosidad. Y al direccionar cada foco, evita dejar zonas con poca iluminación.

Juegos de luces con series de focos

¿Qué vas a iluminar?

La principal virtud de la luz –además de iluminar, por supuesto– es que puede cambiar por completo la percepción de un espacio. Un cuadro colgado en la pared puede pasar completamente desapercibido si no recibe la iluminación correcta; y tu salón puede parecer fusionado con el comedor si no se diferencian bien los ambientes. Para esto, la luz es un recurso muy eficaz: tanto para crear focos de atención como para ofrecer una cálida atmósfera.

Juegos de luces con series de focos

Hay series compuestas por uno o más focos y, dependiendo del espacio que quieras iluminar, debes elegir un modelo con más o menos cantidad. Por ejemplo, para espacios pequeños, como un recibidor o un pequeño aseo, con un foco en el techo será suficiente. En habitaciones y cocinas pequeñas, selecciona un modelo con, al menos, dos puntos de luz. En dormitorios grandes y salas de estar, con una barra con tres focos tendrás suficiente iluminación. Pero eso sí, si tu salón, comedor o dormitorio son muy grandes, necesitarás que en tu serie de focos haya cuatro o más luminarias o no conseguirás iluminar el espacio.

Juegos de luces con series de focos

En el baño, uno a cada lado

Es fundamental que la iluminación general de tu baño sea complementada por una luz puntual a ambos lados del espejo. Con la luz del techo, aseguras que haya la suficiente luz de ambiente. Pero, ¿qué pasa cuando llega la hora de realizar tareas que requieren mejor iluminación? Pues que la del techo no es suficiente. Una buena idea es iluminar cada uno de los lados del espejo con un foco individual, ya verás como así consigues evitar la creación de sombras en la cara.

Juegos de luces con series de focos

Lo único que tienes que tener en cuenta al elegir focos para tu baño es su índice de protección: para zonas húmedas deben tener un IP44. Recuerda siempre que la protección y la seguridad son lo primero.

Dormitorios para el descanso

Las series de focos son ideales también para crear esa atmósfera cálida y acogedora que deseas nuestro dormitorio antes de ir a dormir. Al tener la posibilidad de dirigir los haces de luz, puedes evitar los destellos directos y crear el ambiente idóneo para el descanso. También en la zona de vestidor te harán la vida más fácil y diriges cada uno de ellos a una zona.

Juegos de luces con series de focos

Utiliza la luz para crear focos de atención

Ya sea en la pared del salón o de una zona de paso. Seguro que en alguna de ellas cuelgan fotos, cuadros o recuerdos con especial significado para ti. ¿Cómo no vas a querer que sobresalgan sobre el resto de la decoración? Las series de focos pueden ayudarte a que la mirada se pose allá donde tú quieres.

Juegos de luces con series de focos

Series de focos para todos los estilos

Aunque las series de focos destacan sobre todo por su funcionalidad y el efecto decorativo que se consigue con ellas, hay modelos para todos y cada uno de los estilos y tendencias. Si lo que prima en tu salón son las formas minimalistas de los ambientes contemporáneos y modernos, selecciona unas luminarias con acabados en níquel y sencillas líneas: conseguirás la iluminación que deseas y un efecto superelegante.

Juegos de luces con series de focos

En cambio, si lo tuyo son los ambientes clásicos, escoge un sistema de focos de corte tradicional: con acabados en cobre, también en blanco si te gustan los ambientes vintage y románticos, y una tulipa de cristal, tu salón mantendrá ese esplendor y romanticismo que tanto te gustan. También para los amantes de lo industrial hay series de focos: con madera y acabados en negro parecerá que los has sacado de un almacén neoyorkino de los años 50.

Juegos de luces con series de focos

Las lámparas de cobre son tendencia. ¿Quién no quiere incluir en su casa uno de los complementos más decorativos de la temporada? Y es que su efecto es arrebatador, ya que casan perfectamente con colores neutros, como el negro, el blanco o la amplísima gama de tonalidades grises, pero también quedan genial con tonos tierra e, incluso, con los pastel. Y la amplia variedad de diseños hace que puedas incluir una lámpara de cobre sea como sea tu estilo de decoración: hay modelos de lo más clásico que contrastan con tendencias de corte más moderno e industrial.

Juegos de luces con series de focos

Series de focos “inteligentes”: ¿por qué no?

¿Quieres poder regular la intensidad de la luz sin tener que utilizar diferentes lámparas? Entonces las series de focos con intensidad regulable son tu mejor opción. ¿Queréis relajaros mientras veis vuestra serie favorita con una luz tenue? ¿Y si ha llegado la hora de cenar y necesitáis más luz? Pues con el mando a distancia puedes controlar su intensidad. ¡Crea diferentes ambientes en una misma habitación tan solo regulando la luz!

Juegos de luces con series de focos

También existen modelos que ofrecen la posibilidad de configurar hasta 12 escenarios diferentes de luces. Configúralos según la luz que necesites para las actividades que tú y tu familia realizáis en el salón. Modo cine con la luz tenue, juegos de intensidades para momentos de ocio o incluso una tonalidad de luz más suave para cuando llega el momento de irse a la cama. Y todo controlado mediante un mando a distancia.