Chimeneas rústicas de piedra y muy cálidas

El crepitar del fuego, el aroma de la madera quemándose y una rica taza de chocolate caliente entre las manos. ¿Se puede pedir más? Tus inviernos no volverán a ser iguales con una chimenea de piedra. ¡Mira estas ideas llevar la calidez de las chimeneas rústicas a tu hogar!

Las chimeneas son un elemento obligatorio en toda casa rústica que se precie. Aportan calor, un ambiente agradable, ayudan a ahorrar en calefacción y son muy, pero que muy bonitas. Y si, además, es de piedra, el efecto de calidez se verá sumamente acentuado. Si estás pensando en cambiar tu chimenea o en instalar una nueva, las de piedra son la mejor alternativa para conseguir un ambiente rústico y de montaña. 

La calidez de lo rústico

Existen diversos tipos de chimeneas que puedes instalar para disfrutar de su agradable calor y de la hipnótica visión del fuego. Las de leña son las más habituales en hogares en los que triunfa el estilo rústico. Y, si son de piedra, ¡aún mejor! El ambiente de montaña estará garantizado. Estas chimeneas son las que más calor generan, ¡ideal para calentar el salón las tardes de invierno!

Aunque las chimeneas de leña son geniales para tu casa de estilo rústico –son perfectas para una casa de pueblo o en el monte–, recuerda que es obligatoria una salida de humos a cubierta, por lo que si tu casa no la tiene, necesitarás instalarla. Otra de sus pequeñas desventajas es que las chimeneas de leña abiertas generan mucha ceniza. ¿Solución? Un hogar o insert encastrado, ya sea en la pared o con un revestimiento de chimenea ya prefabricado. Ofrecen fuego estanco, son mucho más seguras que las abiertas, ayudan a ahorrar combustible y aprovechan aún más el calor. ¡Y te evitas el olor y las cenizas que producen las abiertas!

Si tu chimenea es de leña, no te olvides de planificar en tu salón –o en la estancia en la que esté instalada– una zona en la que guardar tu combustible. Hay chimeneas que vienen con espacio para almacenar la leña o las briquetas, pero si no cuenta con ello, construye con tus propias manos un banco leñero. Tres piezas de madera robusta y varios tornillos es todo lo que necesitas. Y, si lo quieres utilizar también como asiento y estar aún más cómodos, hazte con un cojín a medida y complétalo con alguno más para darle mayor confort. 

La calidez de lo rústico

¿Te encanta la visión del fuego, la esencia a monte y la calidez que aportan las chimeneas a cualquier estancia? Consigue un estilo rústico renovado con una chimenea de gas y un revestimiento con acabado en piedra para colocar en la parte superior. La clave para conseguir ese aspecto rústico está en el revestimiento de piedra y otros detalles decorativos, como una alfombra de lana y muebles de madera maciza y fibras. ¿No resulta acogedor? Eso sí, para su instalación será necesaria que haya cerca una una instalación eléctrica. Pueden ser de gas natural, en cuyo caso es necesaria una conexión a la red de la vivienda, o de propano.  

Las chimeneas de leña o las de gas no son tu única alternativa. Las eléctricas son también una opción perfecta para conseguir el efecto decorativo del fuego y proporcionar calor como complemento a la calefacción del resto de tu casa. 

La calidez de lo rústico

Si lo que te gusta es el efecto rústico de la chimenea, pero tu casa de campo está en una zona de costa donde no hace frío o, simplemente, te gusta la estética que ofrecen, ¡no prescindas de ella! Construye una chimenea falsa que aporte rusticidad y un ambiente rural a tu salón. Aunque no tenga salida de humos y no la podáis utilizar para calentar vuestra casa, la autenticidad de la piedra, combinada con elementos de madera, logrará ese ambiente rústico que estás buscando. ¡Parecerá que estás perdidos en medio del monte! 

La calidez de lo rústico

Chimeneas rusticas de piedra natural

Si lo que realmente buscas es un estilismo 100% rústico en tu hogar, la piedra natural para revestir tu chimenea será tu principal aliada. Este tipo de material, además de acogedor y extremadamente elegante y bonito, puede resistir elevadas temperaturas. Existen revestimientos que vienen ya prefabricados para instalar la chimenea de manera segura. La piedra es un elemento que incrementará el valor de tu hogar, le aportará calidez y conseguirás una estancia acogedora y con un ambiente muy campestre, en el que los materiales naturales –también la madera– son protagonistas.