La cerámica, apuesta segura

Por sus virtudes —repelen la humedad, son súper resistentes y se limpian fácilmente— los revestimientos cerámicos siguen siendo la opción favorita para las paredes del baño. Ahora ofrecen una gama extraordinariamente variada de texturas y colores, capaces de imitar distintos materiales. No hay estilo decorativo que se les resista.

Relieve

Las cerámicas con relieve atraen la mirada hacia la pared donde se colocan. Conviene utilizarlas en su justa medida para no saturar.

La cerámica apuesta segura

Acabados rústicos

Aportan calidez. Un truco decorativo: colocar las mismas piezas cerámicas en la pared, en la zona de cocción, y en el suelo del comedor (como si fuera una alfombra).

La cerámica apuesta segura

La fuerza del color

¿Por qué no revestir una pared de un color vivo y energizante? Como contrapunto, el blanco. Y un friso o cenefa para contribuir a la integración visual.

La cerámica apuesta segura

Imitando al mármol

Las piezas cerámicas con acabados de mármoles y travertinos clásicos en tonos cálidos, naturales y luminosos encajan a la perfección en estilos que persiguen un aire de lujo y exclusividad.

La cerámica apuesta segura

De gran formato

Cuanto mayor sea la pieza, menos juntas habrá y mayor sensación de uniformidad tendrá la estancia.

La cerámica apuesta segura

La sencillez en blanco

Los revestimientos cerámicos blancos son perfectos para dar máxima amplitud y luz a cualquier espacio. Y para aportar calidez, los marrones.

La cerámica apuesta segura

Como la madera

La cerámica que imita a la madera ofrece superficies naturales, ideales para estilos contemporáneos.

La cerámica apuesta segura