Entra en tu zona de confort 

 

6 ideas para decorar tu espacio de trabajo

Trabajar en casa ya no es un plan para el futuro: se ha convertido en una realidad. El teletrabajo ha llegado a tu vida para quedarse, y te brinda la oportunidad de disfrutar de todas sus ventajas. La mejor manera para conseguirlo es crear un espacio propio, que te llene de ideas y te inspire. Vamos a descubrir todos los elementos que necesitas para hacerte con ese rincón cómodo y sereno en el que concentrarte te resulte de lo más sencillo.

Con estas claves la decoración de tu despacho te inspirará. Puede que tengas un cuarto destinado a tal fin, como despacho o estudio, o que necesites convertir un rincón en un lugar de trabajo acogedor, funcional (no olvidemos que necesitas espacio para organizar papeles) e inspirador. Precisamente, su decoración y disposición deben favorecer la concentración.

Despacho práctico

¡Comprueba si la decoración de tu despacho responde! Tanto si dispones de una habitación independiente, como si solo cuentas con una parte del salón, podrás trabajar sin perder ni una pizca de estilo. Deja que las ideas fluyan a borbotones. ¿Te animas?

Ver productos Mesas de escritorio

1. Una mesa para todas tus ideas

Es el complemento perfecto para tus ganas de trabajar, la superficie sobre la que poner tus ideas y tu esfuerzo. Contar con una buena mesa es importantísimo para poder desarrollar al máximo todo tu potencial. Por supuesto, ha de ser lo suficientemente amplia para las tareas que vas a desempeñar, aunque su tamaño dependerá del espacio disponible. Consulta las medidas recomendadas para lograr una mesa ergonómica, práctica y confortable. En LEROY MERLIN encontrarás una amplia variedad de tableros de distintas dimensiones.

La decoración de tu despacho te inspirará

Las posibilidades que tienes a tu alcance son casi infinitas... No dejes de ver estas propuestas que hemos diseñado para ti: hay una idea para cada espacio de trabajo. Para el tuyo, ¡también!

Personaliza tu rincón de trabajo 

¿Necesitas que el tablero se incline? ¡Deseo concedido!  Y si necesitas espacio, siempre puedes instalar un modelo de mesa abatible que quede recogido en la pared. 

2. Crea un espacio único y personal

Muchas veces no es posible contar con una habitación propia para trabajar o estudiar. Pero cualquier rincón bien iluminado, tranquilo y agradable puede cumplir esta función. Una esquina del salón, una pared del dormitorio... ¡Incluso una zona de paso! Puedes equiparlo con una discreta mesa abatible fijada a la pared con bisagas, o colocar un escritorio de quita y pon. ¿Qué tal una balda flotante con fondo suficiente para el portátil? Y si quieres y puedes, no dudes en utilizar unos módulos de almacenaje como separadores. Si los colocas unos sobre otros, los módulos de la serie Kub te darán esa privacidad que necesitabas. 

La decoración de tu despacho te inspirará

3. El poder de la luz (natural y artificial)

De entre todos los factores que favorecen la concentración, el trabajo y la creatividad, la luz natural es uno de los más importantes. Mejora nuestro estado de ánimo, es perfecta para no cansar nuestra vista y nos predispone para una jornada de lo más productiva. Además, nos ayuda a hacer más acogedores nuestros espacios.  Por eso, si es posible, crea tu rincón de trabajo ideal cerca de una ventana. Y si las vistas son bellas e interesantes, ¡mucho mejor! No hay nada como tomarse un respiro mirando algo que nos gusta .¿Eres de los que trabajan con pantallas y le molestan los reflejos? Entonces, ubica la mesa en perpendicular a la ventana y usa estores tipo screen para matizar brillos. 

La decoración de tu despacho te inspirará

¿Y qué hacemos cuando cae el sol? Para las largas jornadas laborales o de estudio necesitarás un punto de luz artificial (o tal vez más de uno) que ilumine correctamente, sin deslumbrar ni crear molestas sombras. Elige entre un flexo o lámpara de sobremesa o un aplique de pared; ambas soluciones aportan grandes posibilidades decorativas. 

La decoración de tu despacho te inspirará

4. Apuesta por el orden... y ganarás tiempo

El orden llama a la calma, y la calma provocará en ti la serenidad que necesitas para afrontar cualquier reto. Si mantienes ordenado tu lugar de trabajo te sentirás mucho más animado y capaz de conseguir tus objetivos. Solo necesitarás algunas estrategias y soluciones de almacenaje que te ayuden a establecer una distribución racional del espacio.

La decoración de tu despacho te inspirará

La decoración también aportará su granito de arena en lo que al orden se refiere, con elementos de diseño especial y materiales que coordinen: estantes, cajoneras y módulos que te ayudarán a conseguir ese aire que tanto te gusta. La serie Kub de LEROY MERLIN, formada por módulos independientes que puedes colgar de la pared o colocar donde quieras, te ofrece mil posibilidades de diseño y almacenaje. Y para terminar, el toque final lo pondrán accesorios como cajas, botes para lápices o archivadores para organizar papeles y material de escritorio.  

La decoración de tu despacho te inspirará

5. Inunda tu espacio con la magia del color

Elegir el color para las paredes puede ser el punto de partida para crear la decoración perfecta. Las posibilidades son muchas: desde el luminoso blanco, capaz de ampliar visualmente los ambientes, hasta el azul en todos sus matices que potencia la creatividad. ¿O te artreves con un amarillo vital y optimista.?  Solo una última recomendación: procura no recargar las paredes en exceso. Siempre conseguirás un espacio más sereno e inspirador si te guías por la sobriedad y la sencillez.

La decoración de tu despacho te inspirará

6. Una decoración que te define y te inspira

Estás en casa. Miras a tu alrededor y te gusta lo que ves. Tu entorno refleja tu personalidad, tu estilo. Ese es el objetivo que has de perseguir a la hora de configurar tu espacio de trabajo: crear un lugar con el que te sientas identificado. Retro, moderno, clásico, industrial, de inspiración nórdica… Solo tú decides cómo ha de ser. Tienes a tu alcance un sinfín de elementos, desde los propios muebles hasta el papel pintado, sin olvidarte del color. 

La decoración de tu despacho te inspirará